Forjados unidireccionales de Hormigón,Alario Arquitectura Técnica

Ejecución de forjados unidireccionales

Hace ya algunos artículos que tengo descuidado el aspecto un poco más técnico del blog, más aplicado a lo que es la obra que es lo que a casi todos los que leeis éste blog os gusta (¿no?).  Al igual que ya hice en el articulo sobre ejecución de cimentaciones, en éste artículo pretendo dar algunos puntos a tener en cuenta para la Ejecución de Forjados Unidireccionales de Hormigón.

Evidentemente no voy a decir todo lo que ya nos explica la EHE (Instrucción de Hormigón Estructural) para la ejecución de forjados unidireccionales, pues para eso ya está la propia normativa donde se puede consultar.  Lo que yo pretendo es comentar lo que normalmente controlo yo cuando tengo que revisar algún forjado, los puntos que me parecen más conflictivos o los detalles que normalmente no se tienen en cuenta pero que sin embargo le dan un toque de mayor calidad a la ejecución.

Seguro que me dejaré un montón de cosas sin comentar, por lo que os parece si entre todos vamos completando el texto y los consejos a través de los comentarios.  Al final, entre todos podemos conseguir un completo documento para el control de ejecución de forjados.

Forjados unidireccionales de Hormigón Armado, estructura de hormigón, arquitecto Técnico Valencia, aparejador valencia, arquitecto técnico paterna, arquitecto técnico valencia

Forjado Unidireccional

Muchos son los tipos de forjados que se pueden ejecutar, pero lo más habitual en edificación (por desgracia, pues considero otras opciones mejores) es el forjado unidireccional de viguetas y bovedillas de hormigón, así que es el tipo de forjado sobre el que vamos a hablar.

Empezando

Normalmente, el primer paso a dar para ejecutar un forjado es la colocación de puntales, que nos servirán de apoyo para el encofrado que contendrá el hormigón.  Puede parecer una tarea muy simple, pero de ella depende la correcta ejecución de todo lo demás.

Salvo para la ejecución del primer forjado, los puntales se encuentran apoyados sobre el forjado anteriormente ejecutado, el cual ha alcanzado la mínima resistencia estructural exigible para soportar el siguiente (apuntalado, claro), pero seguramente no la dureza para resistir el punzonamiento que le puede provocar una carga puntual, que es al fin y al cabo lo que le transmite un puntal directamente apoyado, por lo que es muy importante colocar los puntales sobre durmientes de madera, los cuales repartirán uniformemente la carga de los puntales.  Hay que tener en cuenta que en un primer momento, hasta que el hormigón alcanza cierta resistencia inicial, todo el peso del forjado lo soportan éstos elementos y lo transmiten al inferior, así que el punzonamiento puede llegar a ser importante.

Es importante que las aletas extremas de los puntales, las que apoyan directamente sobre la madera, deben estar totalmente en contacto con la misma.  En muchas obras me he encontrado con puntales inclinados soportando losas de escalera o pequeños vuelos, los cuales estaban apoyados únicamente en el canto de las aletas (debido a la inclinación).  Al tratarse la aleta de una plancha prácticamente sin inercia, se deforma rápidamente bajo la carga del forjado, provocando que el mismo descienda en esos puntos.

Es recomendable la utilización de cuñas en los casos en que los puntales o elemento a soportar tengan que estar inclinados, de manera que se garantice una completa superficie de contacto.

Forjados unidireccionales de Hormigón, estructura de hormigón, arquitecto Técnico Valencia, aparejador valencia, arquitecto técnico paterna, arquitecto técnico valencia

Puntales mal apoyados

  Forjados unidireccionales de Hormigón, estructura de hormigón, arquitecto Técnico Valencia, aparejador valencia, arquitecto técnico paterna, arquitecto técnico valencia

Puntales mal apoyados

Forjados unidireccionales de Hormigón, estructura de hormigón, arquitecto Técnico Valencia, aparejador valencia, arquitecto técnico paterna, arquitecto técnico valencia

No acaba de estar bien, pero esta es la idea

Tampoco es conveniente colocar los puntales justo en las esquinas del forjado de apoyo, mucho menos sin el durmiente correspondiente, ya que al entrar en carga puede llegar a romper la esquina y precisar una reparación que habría sido fácilmente evitable.

Forjados unidireccionales de Hormigón, estructura de hormigón, arquitecto Técnico Valencia, aparejador valencia, arquitecto técnico paterna, arquitecto técnico valencia

Puntales apoyados en borde, sin durmiente

Forjados unidireccionales de Hormigón, estructura de hormigón, arquitecto Técnico Valencia, aparejador valencia, arquitecto técnico paterna, arquitecto técnico valencia

Puntales en borde de forjado


Es de perogrullo decir que los puntales deberán apoyar sobre un soporte firme y suficientemente resistente para soportar el forjado, aunque en esto de la construcción cada vez estoy más convencido que hay que explicar hasta este tipo de memeces.  Sino mirad la siguiente foro, es digna de incluirla en la sección “Barbaridades en obras“, ¿no os parece?

Forjados unidireccionales de Hormigón, arquitecto técnico en valencia

Barbaridades en obras


Encofrando forjados unidireccionales

Según se van colocando los puntales, estos van sujetando el fondo del encofrado, formado normalmente con tablones de madera que apoyan sobre sopandas metálicas, formando carriles que facilitan mucho el montaje.  En algunas ocasiones se apoyan sobre otras piezas de madera, pero esta opción se encuentra cada vez en mayor desuso por las evidentes ventajas de un sistema más industrializado.

Forjados de Hormigón, estructura de hormigón, arquitecto Técnico Valencia, aparejador valencia, arquitecto técnico paterna, arquitecto técnico valencia

Inicio de encofrado

La superficie del encofrado debe ser superior a la superficie del forjado para permitir la colocación de los laterales que contendrán al hormigón.  Estas piezas, tablones o chapas metálicas verticales, deberán estar correctamente acodaladas para evitar el vuelco durante  el hormigonado.  Quizá no tanto el vuelco absoluto, es decir que se venza totalmente ante el empuje del hormigón, sino el vuelco parcial por no asegurar bien la verticalidad del canto.  Esto puede provocar que el canto, en vez de quedar totalmente vertical quede inclinado, con la cara superior más saliente debido al vuelco, lo que hace que el forjado aumente sus dimensiones unos centímetros en ésta cara superior que seguramente molestarán a la hora de pasar por delante el cierre de fachada, pues se pierde el plomo.

También podría ocurrir que venciera la parte inferior por falta de acodalamiento, separándose el tablón vertical del horizontal en la parte inferior, lo que abriria un hueco por donde se produciria pérdida de lechada.

Forjados unidireccionales de Hormigón, estructura de hormigón, aparejador valencia, arquitecto técnico paterna, arquitecto técnico valencia

Falta acodalar la parte inferior

Además, a ser posible es conveniente que el encofrado sobresalga lo suficiente como para poder formar una pasarela, la cual nos dará mucha tranquilidad frente a las caídas en altura.  Por supuesto la pasarela deberá quedar correctamente protegida mediante barandillas o cualquier elemento que en su momento se considere oportuno.

Antes de la colocación de los laterales del encofrado, es fundamental un replanteo concienzudo del mismo, marcando los cantos respecto a los inferiores, dibujando la geometría representada en planos, a lo que ayuda la ejecución de un encofrado completo (mucho más recomendable).  También habrá que replantear perfectamente los pasos a través del forjado previstos para instalaciones, chimeneas, ventilaciones etcétera.  No pocas han sido las ocasiones en las que me ha tocado, seguro que a vosotros también, ordenar picar en algún punto del forjado terminado para hacer coincidir pasos de instalaciones.

Deberán quedar también replanteada la posición de los elementos estructurales, vigas, zunchos, refuerzos, de manera que facilite el montaje correcto de éstos elementos, además de tener en cuenta dejar un pequeño escalón en la cara exterior de los pilares perimetrales, nos vendrá muy bien para apoyar el cierre de fachada.

Otro punto a tener en cuenta es la altura del fondo del encofrado respecto a la cabeza de los pilares de la planta inferior, pues es muy conveniente dejar un escalón de unos 5 centímetros para que al hormigonar se forme un “tacón” sobre la cabeza del pilar, el cual favorece la verticalización de las cargas y evita la unión en un punto de máximo cortante.

Montaje de armados en forjados unidireccionales

Algunos técnicos prefieren montar las viguetas en primer lugar, pero yo pienso que es mejor montar en primer lugar los armados propios del hormigón, las vigas y zunchos, de manera que su posición ya es tenida en cuenta para colocar las viguetas y facilita ésta operación en el caso de que los conectores vayan embebidos en las mismas.

No sería la primera vez que me encuentro con vigas montadas del revés, es decir con el armado superior en la parte inferior y viceversa.  Esto es debido a una falta de atención muy grave del montador, ya que es una cosa que debería saber leer correctamente en los planos y de la que deberíamos estar seguros en todos los casos de que se encuentra correctamente colocada, pero no es ese el caso, por lo que es casi obligado “perder tiempo” revisando este tipo de memeces que podrían evitarse con un poco de atención en su trabajo de algunos estructuristas.  Es por tanto un punto importante a revisar.  No hay obra en la que no me falle alguna.

Por supuesto es importante controlar también que la posición, diámetros y cantidad de los armados se corresponda con la especificada en proyecto, así como la distancia entre los cercos de atado, que en muchas ocasiones son movidos por los operarios para facilitar el montaje del hierro, pero que luego no se molestan en dejar correctamente reparado.  Es increíble que muchos estructuristas no conozcan la importancia de éstos elementos.

Forjados de Hormigón, estructura de hormigón, arquitecto Técnico Valencia, aparejador valencia, arquitecto técnico paterna, arquitecto técnico valencia

Cercos agrupados para facilitar montaje de viga

Todos sabemos de la importancia que tiene un correcto recubrimiento de las armaduras de hormigón para garantizar la durabilidad del elemento, por lo que es imprescindible la colocación de elementos que garanticen la separación del armado respecto al fondo y los laterales del encofrado.  Estos elementos son los denominados calzos y separadores, fabricados normalmente en hormigón o en algunas ocasiones de plástico, se atan a los cercos de la viga para garantizar la distancia a la que está calibrado el calzo.  En realidad, eso de “garantizar” depende también mucho de quien los coloca, pues la excesiva separación entre ellos o su colocación bajo el armado principal en vez de bajo los cercos hace que la distancia prevista se vea reducida y no se cumpla con las especificaciones de proyecto.  

Forjados de Hormigón, estructura de hormigón, arquitecto Técnico Valencia, aparejador valencia, arquitecto técnico paterna, arquitecto técnico valencia

Calzos separadores

Huelga decir que los calzos y separadores deben ser homologados, pues todos hemos visto ladrillos, piedras o trozos de bovedillas pretendiendo cumplir con la función.

Otro punto que me gustaría comentar y que considero que es muy importante es el tema de la limpieza de los trabajos.  No solo me refiero al inevitable escombro que se va a generar y que por supuesto hay que eliminar, sino que me refiero también a los plásticos con los que nos mandan indicada la posición y el tipo de armado y a los alambres que se cortan tras atar dos barras y luego se quedan en el fondo del encofrado.

En el primer caso, los plásticos hay que eliminarlos, pues pueden imperdir el correcto reparto del hormigón en algún punto y provocar un embolsamiento de aire en el interior de la masa de hormigón, lo que no hace falta decir que no es precisamente adecuado.

En el caso de los torcitos de alambre cortados, puede parecer una tontería, un capricho del técnico que revisa el forjado.  Evidentemetne, dejarse los alambres cortados no va a provocar el colapso de la estructura, pero hay que tener en cuenta que el edificio no se termina en la estructura y que todas las partes del edificio, todas las fases se encuentran finalmente interconectadas, funcionando en común, por lo que el pequeño alambre que se deja embebido en la cara inferior del forjado, entrará en contacto meses más tarde con el enlucido del techo de una planta.  Todos sabemos lo que ocurre cuando el yeso entra en contacto con el hierro y si no lo sabeis solo teneis que mirar la siguiente foto, son pequeños detalles que hay que tener en cuenta en la gestión global del proceso de edificación.

Óxido por restos de alambre

 Forjados de Hormigón, estructura de hormigón, arquitecto Técnico Valencia, aparejador valencia, arquitecto técnico paterna, arquitecto técnico valencia

Óxido por restos de alambre durante ejecución de forjado


Viguetas y bovedillas

La colocación de viguetas y bovedillas es más sistemática, pero no por ello se producen menos errores durante el montaje.  Lo primero que hay que hacer es comprobar el estado de las viguetas que se van a colocar, pues en muchas ocasiones sufren golpes durante el transporte que le han provocado desconchados, desprendimiento de trozos de hormigón o incluso agrietamientos que pueden llegar a alcanzar a la armadura activa, con las consecuencias que todos conocemos.  No se debe permitir la colocación de ninguna vigueta que no se encuentre en perfecto estado.

Forjados de Hormigón, estructura de hormigón, arquitecto Técnico Valencia, aparejador valencia, arquitecto técnico paterna, arquitecto técnico valencia

Vigueta agrietada. No se permite su utilización

Forjados de Hormigón, estructura de hormigón, arquitecto Técnico Valencia, aparejador valencia, arquitecto técnico paterna, arquitecto técnico valencia

Vigueta dañada durante el transporte o el acopio

Vigueta dañada en forjado unidireccional, Alario Arquitectura Técnica, arquitecto técnico en valencia

Lo más grave no es que la vigueta esté dañada, sino que esté colocada.

El replanteo de las viguetas es una operación que se obvia en demasiadas ocasiones, limitándose a colocarlas según la modulación vigueta-bovedilla sin tener en cuenta la posición de las viguetas en el forjado inferior. En caso de tener que ejecutar alguna perforación no prevista, cosa que ocurre en casi todas las obras en los últimos tiempos, nos vendrá muy bien tener las viguetas aplomadas de planta a planta para que el paso de forjados se pueda ejecutar en vertical.  Podéis ver de lo que os estoy hablando si le dais un vistazo al post sobre barbaridades en obras.

Habitualmente, la conexión entre las viguetas y las vigas que las soportan se realiza mediante la utilización de conectores, barras cortas de pequeño diámetro que bien sobresalen de la propia vigueta (lo prefiero) o bien se colocan entre las viguetas y el armado de la viga.  En el caso de ser colocadas a mano, hay que tener cuidado con que queden apoyadas sobre el ala de la bovedilla pues de lo contrario, al igual que ocurría con los pequeños alambres que dejamos perdidos en el fondo del encofrado, se quedará al aire por la parte de abajo del forjado, entrando también en contacto con el yeso del enlucido y lo que es más grave, al estar en contacto con el armado de la viga puede ser el camino para que la oxidación alcance el armado principal.

Armado de refuerzo y retracción

Una vez tenemos colocados todos los elementos comentados, viguetas, vigas, bovedillas, conectores, etcétera, es el momento de montar los refuerzos de negativos y el mallazo de retracción.

Desde luego que la importancia del armado de refuerzo de negativos es conocida por todos los que estamos relacionados con la construcción, lástima que algunos operarios no le den la relevancia que precisa en su montaje, llegando en ocasiones a que la posición de éste refuerzo haga que no sirva para nada.

El armado de negativos debe tener la longitud y diámetro que se especifique en el proyecto, así como las patillas de anclaje necesarias.  Dichas patillas quedarán abrazando el armado principal de la viga perimetral, por el exterior, por lo que su diámetro deberá ser tenido en cuenta en el recubrimiento de ese punto.  Desde la viga, el armado de negativo se prolongará en perpendicular a la viga hasta llegar a la vigueta en la longitud que corresponda, quedando centrado sobre la vigueta y a una altura tal que quede embebido por completo por el hormigón, en la parte superior y con el recubrimiento que proceda.

Yo siempre he sido partidario de atar el armado de negativos por la parte inferior del mallazo, cada 50-70 centímetros al menos y siempre atar la punta de la barra.  De ésta manera evitamos que el peso del hormigón sobre la barra de negativos haga que la misma descienda y quede en una posición inclinada, con la punta hacia abajo.

En cuanto al mallazo poca gente tiene en cuenta que, al igual que todo el acero que se coloca en el hormigón debe permanecer suspendido en su masa, es decir, no puede quedar apoyado sobre las bovedillas.  Lo que he visto en algunas ocasiones es que los trabajadores van levantando con un gancho el mallazo según se va vertiendo el hormigón, lo que es una práctica totalmente inadecuada.  Existen piezas especiales destinadas a garantizar la separación del mallazo respecto de las bovedillas, por lo que debería ser de uso habitual en las obras.

Hormigonado de forjados unidireccionales

De todos los materiales que utilizamos para la ejecución de un forjado, el que lo agrupa todo y hace que todo funciones de manera conjunta es el hormigón, el material por excelencia de la construcción.

Muy pocas son las edificaciones que no estén ejecutadas al menos en parte con hormigón, aunque desgraciadamente la importancia del material no se corresponda con los conocimiento sobre el mismo que muestran algunos trabajadores de la construcción, en cuanto a su modo de empleo, sus características o los cuidados que precisa su ejecución.

Soy aficionado a ver algunos programas de televisión sobre ejecución de obras en otros paises y me muero de envidia al ver que siempre hay un trabajador especializado en el control del hormigón que se dedica a comprobar el estado en el que llega a la obra, el tiempo de hormigonado, la consistencia adecuada y otros muchos puntos a tener en cuenta para una correcta ejecución de cualqueir elemento de hormigón.  Desgraciadamente, en España normalmente el operario que recibe al camión con el hormigón es el peón más bajo de toda la obra, por lo que no tiene capacitación suficiente para inspeccionar el hormigón recibido, el cual se vierte si o si sea cual sea el estado en el que se lo encuentren.  Eso en el mejor de los casos, pues no son pocas las ocasiones que al llegar demasiado duro le aumentan la cantidad de agua, tirando por tierra toda la dosificación, el coeficiente A/C y provocando una segura bajada de resistencia.

En primer lugar, hay que tener en cuenta el orden de hormigonado.  Es importante empezar a hormigonar desde los pilares hacia las vigas y de éstas hacia las viguetas y por último las bovedillas.  Por supuesto, la zona que se esté hormigonando debe quedar rellena en todo su espesor, quedando totalmente prohibido hormigonar por capas.

Según se va vertiendo el hormigón, un operario deberá ir continuamente vibrando la masa vertida, asegurándose de llegar a todos los puntos para que la masa quede correctamente compactada y libre de bolsas de aire.  Es importante vibrar correctamente las esquinas y recovecos que puedan formar las armaduras del hormigón, pues zonas susceptibles de retener aire ocluido.

También las zonas de los nudos estructurales deberán quedar perfectamente compactadas, pues son puntos de concentración de esfuerzos y es importante que se encuentren perfectamente ejecutados.

Debido a la importancia que representa el vibrado del hormigón, en mis obras suelo exigir un operario que se dedique exclusivamente a ejecutarlo, que conozca perfectamente el procedimiento.  No se le puede dar la importancia que tiene si ponemos al peón más bajo de la obra a hacer una labor tan importante como es el vibrado.

Mucho cuidado con la temperatura ambiente para hormigonar, pues una temperatura demasiado alta puede desecar el hormigón impidiendo que alcance su máxima resistencia, mientras que en tiempo frío el agua de amasado puede llegar a congelarse impidiendo el fraguado del hormigón.  En ambos casos se pueden tomar medidas para contrarrestar los efectos de la temperatura (hasta cierto punto), pues podemos aumentar los riegos en los forjados para evitar la evaporación en tiempo caluroso o podemos añadir aditivos específicos para hormigonado en tiempo frío, aunque que yo sepa solo garantizan resultados hasta -5ºC.

Hormigonado en tiempo frío

Hormigonado en tiempo frío


Curado del hormigón

Esta es otra de las operaciones importantes que a menudo se obvian por parte de algunas contratas.  Un curado mal ejecutado puede hacer disminuir la resistencia del hormigón, así como aumentar la porosidad de la masa favoreciendo la entrada del ambiente exterior y disminuyendo por tanto la durabilidad del elemento. CASI NADA!!!

En la zona por donde yo trabajo (Comunidad Valenciana) suele hacer bastante calor, mucho más en verano donde las tamperaturas no bajan de los 20ºC y se mantienen durante casi todo el día por encima de los 30ºC con un importante nivel de insolación.  En estas condiciones la correcta ejecución del curado de la estructura resulta fundamental.

Los métodos que se pueden utilizar para realizar el curado son varios como el tapar la superficie con plásticos, arpillera, riego directo… Este último es el más habitual en esta zona, aunque normalmente lleva a duras peleas conseguir que se realice con la periodicidad y duración deseables.  En mis obras no permito el hormigonado en viernes salvo que me garanticen que se han tomado medidas necesarias para que se ejecute el curado, aunque no me sirve que me digan que vendrá un operario y lo regará… seguro!!!  Sin embargo, en alguna ocasión han aceptado mi propuesta de colocar aspersores automatizados durante el fin de semana.

Hasta aquí mi aportación.  Como vereis no he entrado a comentar temas tan importantes como el de la prevención de riesgos durante la ejecución de los forjados, pero es un tema tan extenso que lo trataremos en artículos posteriores.

Al igual que ya hice con el artículo de Ejecución de Cimentaciones, os dejo un informe con los puntos comentados y alguno más.  Éste informe lo entrego a mis contratas encargadas de ejecutar los forjados a modo de orden general, es decir, todo lo que les solía ir diciendo a las contratas durante la ejecución, lo he concretado en éste documento que voy adaptando a las circunstancias de cada obra.  Haz uso de él como mejor creas conveniente, pero te aconsejo que te lo firmen antes de empezar.  A mi me ha funcionado.

Informe exigencias técnicas para la ejecución de forjados unidireccionales

En relación con la ejecución de Forjados y sus Patologías, os recomiendo un libro clásico e imprescindible de José Calavera Ruiz, Calculo, construccion, patologia y rehabilitacion de forjados de edificacion, yo lo tengo desgastado de tanta consulta.

Si te ha parecido interesante no olvides compartirlo con tus contactos en las redes sociales, quizá a alguno de ellos también le interese. Gracias.

Servicios de arquitecto técnico en Valencia

68 Respuestas a Ejecución de forjados unidireccionales

  1. Fernando Reguera 22 julio, 2017 en 20:01 #

    Buenas Enrique,
    soy un joven arquitecto técnico que empecé a trabajar hace unos meses, y llevo ya un tiempo leyéndome muchos de los posts de tu blog para repasar cosas que aprendí en la universidad y aprender cosas nuevas que poder aplicar en obra. Últimamente mi jefe, DEO de nuestras obras, me manda a mi a comprobar la ejecución de varias obras que están en fase de estructura, así que al leerme este post he incluso tomado apuntes.
    Quería agradecerte el esfuerzo y el tiempo dedicado a escribir posts como este y otros muchos muy interesantes ya que nos aportan mucho a los que estamos iniciándonos en el mundo, y quería preguntarte por ese informe de acciones a adoptar que haces firmar a la contrata antes de iniciar la construcción. Me interesaría mucho conseguirlo para poder aplicarlo allá por donde vaya.

    Muchas gracias. Un abrazo

    • Enrique Alario Catalá 3 agosto, 2017 en 20:57 #

      Hola Fernando,

      Muchas gracias, me alegra mucho que te gusten mis contenidos y sobretodo que te resulten de utilidad.

      En cuanto a lo del informe, te agradezco que me lo hayas pedido, pues me ha permitido darme cuenta que el botón no funcionaba. Ya lo he corregido, así que ahora hay un enlace desde el que te puedes descargar el informe.

      Espero que te sirva.

      Ya me contarás.

      Un saludo

  2. luis 7 marzo, 2017 en 22:19 #

    Voy a ejecutar un forjado unidireccional de semivigas y bovedilla cerámica con sus correspondiente zumcho perímetro. El canto de forjado es de 25+5=30. Son 95 metros cuadrados .tendré para hormigón arlo con 15 metros cúbicos? ?

  3. Chencho fernandez 27 julio, 2016 en 18:46 #

    Gracias por ilustrarnos, soy propietario de vivienda nueva y el otro día al meterme debajo de la casa para revisar el forjado comprobé que para pasar un tubo de desagüe el fontanero o quien fuera cortó con la radial una vigueta dejando al aire las varillas cortadas que ya están oxidadas. No soy entendido pero esto debe estar prohibido, pero me podrían decir qué artículo o punto concreto se vulnera y de qué ley o código de edificación, gracias de antemano.

    • Enrique Alario Catalá 31 julio, 2016 en 12:47 #

      No te puedo decir un artículo en concreto, pero lo que sí que te puedo decir es que es una barbaridad muy gorda. Ese fontanero no debería seguir en tu obra y además debería asumir la reparación de la rotura

  4. MM82 24 mayo, 2016 en 9:31 #

    Estimado Enrique:
    Lo 1º: Gracias. Se aprende una barbaridad con tu blog, aunque no parece que haya muchas oportunidades de ponerlo en práctica.
    Lo 2º: Sigue con el blog, por favor. He aprendido contigo más que en la facultad.
    Lo 3º: No he encontrado un post del blog de forjados reticulares. Al menos no me sale en el buscador.
    Si hay que hacer un hueco en un forjado reticular (reticular, ojo) ¿Cómo se enlazan los armados de unos brochales nuevos con lo existente? ¿Se hace un agujero para meter los redondos y se rellena de resina? ¿Cómo se puede hacer? Tengo que enfrentarme a este reto, y no sé cómo hacerlo, gracias.

    • Enrique Alario Catalá 25 mayo, 2016 en 17:17 #

      Hola Compañero:
      1- Gracias a tí, me alegro que te sirva y te deseo suerte para poner en práctica lo aprendido durante los estudios.
      2- No lo dudes, hay blog para rato 😉
      3- No he trabajado nunca con forjados reticulares, por lo que no te puedo responder. A ver si algún compañero que sí que lo haya trabajado puede resolver tu duda.
      4- Gracias por participar en el blog y espero seguir manteniendo el listón alto.
      5- Un abrazo
      😉

  5. Anónimo 20 enero, 2016 en 0:07 #

    Sobre el tiempo para desencofrar una losa puedo manifestar que lo podrías hacer cuando el hormigón haya alcanzado una resistencia del 70%-80% de la resistencia de proyecto,aspecto que se logra normalmente a los 7 días de hormigonado.Lógicamente deberías asegurarte que se ha logrado estos porcentajes realizando ensayos en las probetas tomadas.Si se ha utilizado aditivo acelerante y en función de la cantidad empleada según el fabricante podrían desmoldar incluso a los 4 o 5 días.Me despido felicitando al administrador del blog por sus acertados comentarios.

  6. Felipe 7 enero, 2016 en 14:19 #

    Hola, soy estudiante de Edificación y me ha gustado mucho el artículo Enrique. Agradecería que alguien me respondiese a eso: ¿Cuánto tiempo, tras verter el hormigón, tengo que esperar para retirar el encofrado del forjado? ¿Y los puntales?. Muchas gracias de antemano 🙂

    • Enrique Alario Catalá 10 enero, 2016 en 16:51 #

      Hola Felipe.
      La respuesta a tu pregunta depende en gran medida de las condiciones ambientales. No es que quiera escaquearme de responder, pero es que la respuesta será diferente en función sobretodo de la temperatura ambiente, así que te sugiero que lo mires en la EHE, donde encontrarás tablas que te lo detallan en función de temperaturas y grado de humedad.
      Un saludo

  7. Anónimo 28 diciembre, 2015 en 17:34 #

    Hola Enrique, felicidades por el blog. Me surge una duda: en las losas de escaleras, cómo se ponen los puntales? perpendiculares a la losa? Muchas gracias por contestarme.

    • Enrique Alario Catalá 30 diciembre, 2015 en 11:27 #

      Se pueden colocar perpendiculares a la inclinación, con cuñas en la base, pero es mejor colocar en vertical con cuñas arriba, pues el esfuerzo lo tiene que transmitir el puntal en vertical a la base.
      Gracias a ti por participar

  8. Jose Aguilera 13 diciembre, 2015 en 0:24 #

    Hola de nuevo Enrique, me refería a por dónde tengo que empezar a echar el hormigón cuando voy a hormigonar una losa. ¿Sería correcto decir: empiezo hormigonando primero las bandas de soporte y luego las bandas centrales?. Gracias por tu atención.

  9. Jose Aguilera 11 diciembre, 2015 en 23:19 #

    Hola Enrique, felicidades por tu blog, lo he descubierto hace poco y es de lo mejor con diferencia de todo lo que circula por internet sobre la construcción. Tengo la siguiente duda, no tiene mucho que ver con los forjados unidireccionales pero agradecería que me la contestases: ¿Cómo debo de hormigonar una losa de hormigón?. Gracias por tu atención.

    • Enrique Alario Catalá 12 diciembre, 2015 en 20:10 #

      Hola Jose, mechas gracsai, me alegra que te guste el blog, la verdad es que lleva mucho esfuerzo y se agradecen comentarios como el tuyo.
      En cuanto a lo que me preguntas, sería bastante largo de responder por aquí, más aún con la cantidad de posibles losas y circunstáncias. Si me concretas un poco más quizá te pueda dar un par de indicaciones, pero ten en cuenta que hay libros y asignaturas completas sobre este tema.
      Por cierto, ya que has descubierto el blog ¿Sabes que tengo un podcast de construcción? A lo mejor te gusta también, busca podcast en el blog 😉
      Muchas gracias de nuevo y espero seguir viéndote por aquí

  10. Chema 12 junio, 2015 en 8:08 #

    Genial el post. Buenos días Enrique.
    Al servirme la armadura en obra montada en fabrica de las vigas y zunchos, estas ocupan varios pilares con lo que conlleva la difícil colocación de estas armaduras teniendo evidentemente las armaduras de esperas de los pilares. Se tienen que levantar la armadura de vigas de 7,8 u 9m aprox. para que entre en las esperas de los pilares ya que el solape se encuentra entre vanos. Es decir que la viga montada por ejemplo ocuparía pilar 1, 2 3, y el solape se encuentra entre pilar 3-4, esto es difícil de ejecutar pero ejecutable. El problema reside posteriormente en colocar la armadura de zunchos perpendicular a las vigas, que también ocupan varios pilares y me veo obligado a desmontar el zuncho o a cortarlo para poder colocarlo. No se si me explico bien pero mi pregunta es.
    ¿No debería venir el despiece con solapes en pilares? Así no nos servirían armaduras de vigas y zunchos de longitudes difícilmente manejables en obra y su posterior dificultad de ejecución.

    • Enrique Alario Catalá 12 junio, 2015 en 11:07 #

      Gracias Chema, me alegra que te guste.
      Los armados deberían ser manejables para las personas, ya que de lo contrario se incrementa el riesgo de errores y de que, como te pasa a ti, se produzcan situaciones difíciles de solucionar sin tener que desmontar el armado. Lo que ocurre es que en los talleres de ferralla lo hacen así para no usar barras enteras y tener menos desperdicio.

  11. Joaquin Perona 18 octubre, 2013 en 15:19 #

    Hola Enrique, me parece interesante tu idea de ir comentando por capitulos las distintas fases de la obra, pero en este caso concreto de los fosjados unidireccionales, te pregunto: No has mencionado nada con respecto a las uniones del hormigón del forjado con el de las losas de la o las escaleras.
    UN saludo. Joaquin Perona

    • Enrique Alario Catalá 18 octubre, 2013 en 15:36 #

      Tienes muchísima razón Joaquín, no he comentado nada y además he de decir que no se me había ni siquiera ocurrido, aunque es un encuentro con ciertas peculiaridades. Lo anoto para comentarlo o bien, si te apetece, te invito a que seas tu mismo el que hable sobre el tema ¿te animas? Solo tienes que decirmelo.

      Gracias por el tirón de orejas y un abrazo

      • Joaquin Perona 18 octubre, 2013 en 23:53 #

        Hola Enrique, si efectivamente la experiencia me ha enseñado que uno de los muchos puntos “de interés” que debemos observar en el momento de la ejecución del hormigonado de un forjado, (tanto unidireccional, como reticular), es concretamente la unión del borde del forjado con el desembarco de la losa de escalera.

        Despues de desencofrar, en muchas ocasiones he podido comprobar que dicha unión no es lo que debiera, llegando incluso a ver la luz, a través de dicha unión, por lo que la losa de la escalera solo se “apoya” en el forjado con las armaduras.

        Por ello, y tras comprobar que la mayoría de los estructuristas tienen por costumbre, hormigonar en tiempos distintos las dos unidades (forjado, y losa de escalera), he aplicado u ordenado desde hace unos cuantos años, la siguiente medida o solución in situ.

        Para hormigonar el forjado, el encofrador coloca una tabla (parapastas o tabica) en la zona donde coincidirán más adelante forjado y losa de escalera, llegando incluso en muchos casos a ejecutar este punto del encofrado con tal “dedicación” y/o exquisitez, que incluso colocan dicha tabla con las perforaciones que permiten que las barras en espera pasen a través de dichos taladros y evitando así que el hormigón del forjado en ese punto (linea) se derrame hacia el encofrado de dicha losa. En otros casos, tan solo colocan dos tablas (una encima de la otra), para dejar que dichas barras de espera pasen, entre las dos.

        Está claro y así lo demuestra la experiencia, que este sistema “no funciona”, ya que después… esperamos que el hormigón de la losa de escalera cuando se vierta sobre su encofrado, “pegue” correctamente con el canto del forjado en dicha zona, y ¡ claro!, esto no sucede nunca, y así, tendremos siempre la losa separada literalmente del canto del forjado donde se apoya.

        Para ello, en cada una de mis obras, lo que ordeno cuando llega ese momento, es no colocar la tabla o tablas del encofrado en ese borde del forjado, o sea, no colocar nada de encofrado, para obligar al operario del vertido del hormigón, que no se acerque a dicha zona cuando esté hormigonando. Deben dejar un semicírculo en esa misma zona del forjado, de tal forma que incluso las armaduras del zuncho de borde, normalmente, quedarán a la vista e incluso “sueltas” y el vertido del hormigón en el forjado, al acercarse a esta zona, deberá ejecutarse de tal forma, que quede en pendiente o formando “lengua”, lo más rugosa posible.

        Cuando posteriormente, se ejecute el hormigonado de la losa de la escalera, al llegar a esa misma zona, el operario se encontrará con que tiene que seguir hormigonando esa “media luna” o semicírculo del forjado, con ese mismo hormigón, consiguiendo asi una trabazón más segura y correcta que de la forma anterior.

        Ni que decir, que lo correcto es emplear en esa superficie rugosa del hormigón anterior del forjado, una buena dosis de resina para que los dos hormigones de distintas edades, unan como todos deseamos, pero en caso contrario de no aplicar tal resina, siempre tendremos mejor unión entre los dos hormigones, de esta forma, que como se suele hacer en la gran mayoria de los casos, es decir, a través de un corte limpio, seco y completamente plano y vertical, que no garantiza ninguna la unión entre ambos elementos (forjado y losa) o entre ambos hormigones.

        Espero que haya quedado claro y lo haya sabido transmitir para que lo entendais. Un saludo, Joaquin Perona

        • Enrique Alario Catalá 23 octubre, 2013 en 10:53 #

          Muchas gracias por tu detallada descripción, es un encuentro sin duda delicado.

  12. Aitor 17 octubre, 2013 en 18:32 #

    Saludos Enrique!!

    Estaba buscando información por internet y he dado con tu blog, me encanta y te felicito por el trabajo y el esfuerzo.

    Soy estudiante de Arquitectura Técnica y me ha asaltado una duda que por más que busco no consigo resolver, te la expongo y espero puedas ayudarme.

    El tema es que no se exactamente cuanto tiempo tengo que esperar exactamente para empezar a trabajar sobre un forjado que acaba de ser hormigonado. Es decir, ¿cuando se puede empezar a montar los siguientes pilares o a apuntalar el siguiente forjado?

    Muchas gracias de antemano.

    • rubenclavijog 20 octubre, 2013 en 13:13 #

      Normalmente al día siguiente ya puedes comenzar a colocar armaduras de pilares, encofrado y hormigonar. ; )

  13. Gabriel 27 agosto, 2013 en 10:43 #

    Buenos días Sr.Alario;
    He estado leyendo con mucha atención este post y me ha parecido de muchisimo interés le doy las gracias por este trabajo,además ya que estamos en temas de vigas y viguetas me gustaría que me diera su opinión si fuera posible sobre estas fotos,ayer se desconcho un pedazo de la vigueta que es la sostiene el peso de la viga superior,esta obra tiene una antigüedad de cinco años y la verdad no se si corre peligro de derrumbarse a la larga o si puede ocurrir que salte un trozo del hormigón,muchas gracias por su tiempo.
    Saludos
    [IMG]http://i41.tinypic.com/2hhook9.jpg[/IMG]
    [IMG]http://i40.tinypic.com/2gyanvp.jpg[/IMG]
    [IMG]http://i40.tinypic.com/2d9usn4.jpg[/IMG]

    • Enrique Alario Catalá 27 agosto, 2013 en 10:56 #

      Gracias Gabriel, me alegro que te haya resultado interesante.

      En cuanto a la rotura que me muestras en las imágenes, parece que lo que ha ocurrido es que la deformación de la vigueta superior a roto la vigueta inferior, pues no están pensadas para trabajar en la posición en la que están colocadas.

      En cualquier caso, en principio no hay riesgo de derrumbe, pero si que debería tratarse el armado que ha quedado visto para evitar que se oxide y además se debería reparar la parte de hormigón desconchada, aunque como te digo el propio apoyo directo de una vigueta sobre otra volverá probablemente a romper.

      Un saludo

      • Gabriel 27 agosto, 2013 en 11:22 #

        Muchas gracias por tan pronta respuesta,como la empresa que realizó los trabajos ya no existe y no tengo donde reclamar necesitaría saber que material comprar para tratar el óxido y si hay que dar algún tipo de mortero impermeable para tartar la vigueta,¿la reparación de la parte desconchada basta con cemento y pegar las partes caídas o como sería?,perdón por estas preguntas pero no soy experto en construcciones.Saludos

        • Gabriel 27 agosto, 2013 en 15:09 #

          Puede borrar este comentario y el anterior no quiero que su blog se llene de preguntas absurdas como las mias,gracias y buenas tardes.

          • Enrique Alario Catalá 28 agosto, 2013 en 11:32 #

            No son en absoluto absurdas Gabriel, para eso estamos 😉

        • Enrique Alario Catalá 28 agosto, 2013 en 11:32 #

          El material que debes utiliza para tratar el acero es un pasivador de armaduras y para recomponer el trozo caído hay que utilizar un mortero de reparación, pero te sugiero que te pongas en contacto con algún técnico de tu zona para que le de un vistazo y controle la correcta reparación.

          Un saludo

  14. javier 21 julio, 2013 en 12:38 #

    Hola Enrique! Enhorabuena por tu artículo, se nota que tienes experiencia en obras yo he trabajado en la construcción como oficial de 1ª mucho tiempo y suelen haber los fallos que comentas en estas tareas… por desgracia.
    Tengo una duda en lo que comentas de los 5 cm de “tacón” en los pilares.
    ¿Qué quieres decir que la cabeza del pilar debe quedar más alta o más baja que el fondo del encofrado?
    Muchas gracias y un saludo!

  15. Alfredo Tomás González Soto 3 mayo, 2013 en 19:59 #

    Alguien preguntó recientemente cada cuánto se han de colocar las sopandas. Yo he leído que cada 1,25 metros.

  16. María 22 abril, 2013 en 10:12 #

    Ante todo felicidades por el blog!!! Me parece interesantísimo!! Y además se aprende un montón!

    Si me lo permitís, lanzo una pregunta, ¿cada cuánto hay que disponer las sopandas? Y qué separación debe haber entre puntales a lo largo de las sopandas? No sé si me he explicado bien :S

    ¡Muchas gracias!!! Y de nuevo reitero mis felicitaciones!

    • Enrique Alario Catalá 10 mayo, 2013 en 23:12 #

      Gracias María por la felicitación, me alegro que te sirva el blog.

      En cuanto a la consulta que haces, yo considero que las sopandas deben colocarse a los quintos de la luz entre vigas, quizá a los cuartos, según con quien hables, pero no se puede definir una distancia fija si no es en relación con la luz entre vigas.

      Espero haber resulto la pregunta. No dudes en seguir participando con tus preguntas o con tus opiniones.

      Un saludo

  17. cosmin 4 octubre, 2012 en 20:19 #

    Enrique tengo una duda …. si un puntal de obra se pone al revez con la superficie gruesa hacia ariba la resistencia es igual ?

  18. Oscar 10 agosto, 2012 en 21:53 #

    Simple y sencillamente que buen artículo, sin duda es de gran ayuda para quienes nos iniciamos en residencia de obra. Saludos desde México.

  19. Nader 20 abril, 2012 en 2:56 #

    La idea de los aspersores es simplemente genial, y el articulo muy bueno

  20. Sole 19 abril, 2012 en 0:50 #

    Te felicito por tu blog, me ha servido de gran ayuda en un seguimiento de obra que he realizado para mi asignatura de construcción.
    Gracias por compartir tus conocimientos! Saludos.

    • Enrique Alario Catalá 23 abril, 2012 en 16:43 #

      Gracias por participar Sole, me alegro que te haya servido. Te invito a navegar por el blog, hay artículos parecidos que pueden servirte de ayuda también para otras ocasiones.
      Un saludo

  21. Alejandra 2 enero, 2012 en 16:18 #

    Vale…pues muchas gracias antes de nada. Tengo varios modelos de examen y en el primer ejercicio nos dan un a3 con un esquema de un edificio para resolver (dibujando encima), de forma esquemática y general (esa parte debería durar más o menos 40 min), contención de tierras, cimentación, estructura portante y cubierta. Empiezo a disparar dudas:

    1. Si tenemos una planta circular, he visto que la contención de tierras se puede hacer con muro pantalla pero como sólo hay dos plantas bajo rasante…¿se puede hacer con muro de sótano circular igualmente?

    2. Este mismo edificio de planta circular, diámetro 30 m, se tiene que resolver con estructura reticular de hormigón armado “in situ”. Adapto una retícula de 5×5 al círculo pero no sé muy bien qué ocurre con el forjado cuando me acerco al perímetro del círculo, ya que “se acaba” la retícula. ¿Se hace un zuncho?

    3. ¿El muro de sótano es un tipo de muro de contención? ¿Qué diferencia hay?

    4. Nos dijeron que la distancia ideal entre pilares de hormigón armado sería alrededor de unos 5.5m, ¿cuánto es lo máximo que se pueden separar si la estructura es metálica? Supongo que es según te convenga hacer la retícula pero es que en cada sitio leo una cosa…

    Y si la cimentación de esa estructura metálica se hace con zapata aislada…las vigas de atado que las cosen también tendrían que medir 10m…parece mucho!!

    5. No entiendo bien cuándo tengo que usar losa de cimentación. Algunas condiciones que tengo es que se utilice cuando la capacidad portante del terreno sea menor de 2kp/m2. También nos dijeron que hiciésemos un predimensionado rápido aproximado del edificio, con el número de plantas, la superficie por planta y sabiendo que un m2 de forjado pesa 1 tonelada…si la superficie de cimentación nos sale más de un 50% de la planta, que usásemos losa.

    El caso es que me encuentro con exámenes en que, por ejemplo, te dan un edificio de uso industrial y planta rectangular (20×40 y 12m de alto), espacio único y diáfano. Aunque en el cálculo no me da más de un 50% y la capacidad portante es buena…no sé si tiene sentido poner zapatas por toda la planta si luego sólo van a servir realmente las perimetrales para el espacio diáfano. O combinar losa y zapatas.

    6. Los pilares que irán en el perímetro arrancan igualmente de un muro pantalla que de un muro de sótano, ¿verdad?

    7. Tengo dos edificios adosados. Uno de industria, espacio único, de 13 m de alto con estructura reticular de hormigón. El otro, de oficinas, tiene estructura metálica. He indicado una junta de dilatación donde se adosan pero he planteado retículas diferentes y no me suelen coincidir todos los pilares en la junta. No sé si hace falta que eso ocurra. En este caso como la capacidad portante es de 1kp/m2 pongo losa directamente.

    8. En las juntas de dilatación…¿se hace zapata combinada?

    De momento ya…jaja muchas preguntas seguro que son absurdas!!! Gracias!!!

    • Enrique Alario Catalá 3 enero, 2012 en 23:39 #

      Hola Alejandra, me vas a permitir queme lo tome con calma, pues son bastantes las preguntas que me haces y no se hasta que punto puedo responderte a todas, pues alguna puede estar sujeta al criterio de quien te vaya a evaluar y por lo tanto no ser la respuesta la adecuada. Si quieres mándame un mail y te respondo a lo que pueda por allí, ¿ok?

      Un saludo

  22. Alejandra 28 diciembre, 2011 en 11:18 #

    Muchísimas gracias!!! Sí, me refería a colocar los redondos de negativo encima del mallazo. La verdad es que tengo muchas dudas de cara al examen pero se salen del tema de las armaduras así que no sé si puedo preguntar jejeje aunque supongo que son tan básicas que seguro que me pueden ayudar!!

    • Enrique Alario Catalá 29 diciembre, 2011 en 18:45 #

      Preguntar puedes preguntar, otra cosa será que llegue a tiempo con mi respuesta o que te pueda ayudar con una respuesta adecuada, pero en la medida en que pueda me encantará ayudarte.

      Un saludo

  23. Alejandra 27 diciembre, 2011 en 23:36 #

    Hola!! Soy estudiante de arquitectura en la politécnica de Madrid, tengo examen de construcción pronto, en enero, y buscando información sobre de la armadura de los forjados unidireccionales me he encontrado este blog que, la verdad, se agradece enormemente por la claridad en la explicación para los que tenemos muy poca idea en estos temas. Es la primera vez que curso esta asignatura y la verdad es que estoy un poco perdida. Tenía un par de preguntas:

    – ¿Qué función cumple exactamente el armado de negativos? ¿Es cuestión de los momentos?
    – ¿Qué forjados llevan armado positivo?
    – ¿El armado de negativos se puede atar al mallazo por la parte superior?

    Muchas gracias

    • Enrique Alario Catalá 28 diciembre, 2011 en 0:54 #

      Hola Alejandra, me alegro que te resulte útil el blog, espero que tengas suerte con el examen que comentas que tienes. En realidad, todo se basa en “leer” los diagramas de la estructura. Cuando consigas hacer eso, que lo harás, te resultará fácil colocar las armaduras. A ver si te puedo ayudar con tus dudas…

      1.- La función que cumplen los negativos es soportar el esfuerzo que se produce en los empotramientos, las tracciones en la zona superior. Son los armados que soportan el momento negativo que te sale al dibujar el diagrama de momentos, es decir, los momentos que quedan por encima del elemento de hormigón… Es difícil explicar en un par de líneas, pero SI, es cuestión de los momentos!!!

      2.- Todos los forjados llevan armado de positivos en la zona inferior central del vano, pues es donde el forjado queda traccionado, esfuerzo que como sabes no soporta el hormigón y por lo tanto necesita el refuerzo del acero para poder soportar dicho esfuerzo.

      3.- La tercera no estoy seguro de haberla entendido. Supongo que te refieres a poner los negativos apoyados sobre el mallazo. Es posible, pero en mi opinión no es en absoluto conveniente, pues se pierde recubrimiento en el negativo. Para garantizar el recubrimiento del armado de negativos obliga a colocar las barras a al menos 3 cm de la superficie, distancia a la que debería quedar el mallazo de retracción para cumplir bien con su función. Con esta configuración, el mallazo queda por debajo del negativo, es decir, a 3cm de recubrimiento + el diámetro del negativo, es decir, aproximadamente a 4-5cm de la superficie.

      Espero haberte ayudado, aunque entenderás que resumir una asignatura en unas pocas lineas es bastante complicado. En cualquier caso, si necesitas alguna otra aclaración no dudes en consultarla, pues o bien yo mismo o alguno de los lectores seguro que te podremos ayudar en la medida en que lo permite el espacio que disponemos aquí.

      Te invito a visitar el resto del blog, seguro que encuentras algún que otro artículo que te parecerá también interesante.

      Un saludo y suerte con el examen.

  24. Juan Fco Bayo 24 diciembre, 2011 en 0:09 #

    Enhorabuena por tu trabajo; quisiera aportar al tema la importacia del correcto apuntalado ya que dichos elementos soportaran toda la carga (operarios y técnicos incluidos) hasta que el hormigón comience a curar.Se debe exigir siempre el estudio de apuntalamiento realizado por empresa que suministre el encofrado, los puntales deben ser de la misma marca y estar completos (es habitual la colocación de clavos como fijación de la horquilla de tesado) y bien asentados en el forjado inferior, en el número que indique el estudio, tensados y en vertical;por cierto, no viene mal chequear la altura libre de la planta antes de hormigonar, por si acaso y una vez estando conforme con el apuntalado, entonces ya se puede subir al forjado a seguir la revisión.

    Seguiré leyendos tus artículos.

    • Enrique Alario Catalá 26 diciembre, 2011 en 10:24 #

      Gracias Juan Francisco por tu interesante aportación. Tienes muchísima razón en darle importancia al apuntalado, pues tanto éste como el desapuntalado son muy relevantes a la hora de ejecutar correctamente un forjado. Como ya le comentaba a otro compañero, no he querido entrar en el apuntalado de los forjados por no extender demasiado el artículo, pero tengo en mente preparar un artículo en exclusiva para éste tema.
      Gracias de nuevo por participar y un saludo.

  25. Alejandro Piñero 21 diciembre, 2011 en 14:48 #

    Felicidades por tu blog en general.
    Me parece de lo más interesante que he visto por la red.
    Muchas gracias por compartirlo con nosotros.

    • Enrique Alario Catalá 22 diciembre, 2011 en 13:41 #

      Gracias Alejandro por tu felicitación, me alegra que te haya parecido interesante. Estoy encantado de compartir con todos vosotros lo poco que sé, de manera que entre todos podamos aprender más sobre los temas que comento.
      Gracias de nuevo y un saludo

  26. proyectia 7 noviembre, 2011 en 12:10 #

    muy interesante
    gracias

    • Enrique Alario Catalá 9 noviembre, 2011 en 14:54 #

      Gracias, un saludo!!!

  27. JORCH 27 septiembre, 2011 en 17:46 #

    En primer lugar, Felicidades. Hace algún tiempo que leo los posts que vas publicando y me parecen de una gran calidad.

    En este caso por eso, tengo un comentario respecto el tono general de la explicación. Después de haber trabajado más de tres años a pie de obra como jefe de producción/ de obra, no comparto de igual manera los comentarios respecto la calidad de los profesionales de obra, la persona que habitualmente recepciona el hormigón u otros detalles técnicos que me parecen más bien poco significantes.

    Sin olvidar el hecho que alguno de ellos si se menciona en obra sin una justificación suficientemente convincente pueden hacernos perder credibilidad delante de unos subcontratistas acostumbrados poner a prueba los conocimentos de la dirección facultativa.

    Igualmente, enhorabuena por un blog con tan valuosa información.

    • Enrique Alario Catalá 28 septiembre, 2011 en 21:52 #

      Muchas gracias por tu comentario Jorch, la verdad es que por lo que dices debes de haber tenido buenos operarios en tus obras, ya que desgraciadamente yo me suelo cruzar con algunos que no saben ni lo para que sirve el armado del hormigón y sin embargo lo están montando. En mis obras suelo tener que pelearme por hacer cumplir mis instrucciones, cosa que en teoría no debería ser, pero me alegro que no te hayas visto en la misma situación.
      Muchas gracias por seguir el blog, espero que te siga resultando interesante y te animo a seguir participando con tus comentarios, sean los que sean, que para eso dejo abierto este foro de opinión, para opinar!!!
      Un saludo

  28. fcopedrosa 26 agosto, 2011 en 1:09 #

    Hace tiempo en una visita a obra ví como los operarios daban uso a los clavos oxidados del encofrado de la losa de escalera (parecia un puercoespin). La usaban para colgar los salchichones del bocadillo…Vaya peligro. ¿Para reirse o para llorar?

    • Enrique Alario Catalá 26 agosto, 2011 en 1:35 #

      Desgraciadamente se puede llegar a ver de todo en una obra. Gracias por el comentario. ¿has visto el post de barbaridades en obras?, te animo a que me mandes las fotos de tus barbaridades, que seguro que tienes alguna!!!
      Un saludo y bienvenido al blog

  29. Juan José Rosas Alaguero 23 agosto, 2011 en 12:39 #

    Enrique, puestos a cerrar el círculo, hecho a faltar algún comentario sobre el desapuntalado.
    Independientemente de lo dicho
    Gracias por el artículo

    Un saludo
    juanjo

    • Enrique Alario Catalá 23 agosto, 2011 en 12:53 #

      Tienes toda la razón. Lo estuve barajando, ya que el desapuntalado es también de vital importancia y poca gente conoce el procedimiento adecuado para hacerlo bien. Como decía al principio del post, entre todos llegaremos a completar el documento, así que muchas gracias por la aportación.
      Me lo voy a apuntar para un post exclusivo para este tema!!!
      Gracias de nuevo y un saludo

  30. Andrés Martín 22 agosto, 2011 en 20:47 #

    Gran artículo. Muy trabajado. Enhorabuena.

    • Enrique Alario Catalá 22 agosto, 2011 en 23:56 #

      Muchas gracias, me alegro de que te haya gustado!!!
      Un saludo

  31. Anónimo 22 agosto, 2011 en 20:46 #

    Gran artículo. Muy trabajado. Enhorabuena.

    • Enrique Alario Catalá 22 agosto, 2011 en 23:55 #

      Muchas gracias, te invito a visitar el resto del blog y a participar en los comentarios.
      Un saludo

  32. Chalo Alonso 22 agosto, 2011 en 20:35 #

    Qué gran artículo!! Y encima lo rematas con el documento de exigencias técnicas que ya he guardado en mi disco duro 🙂
    Un saludo!

    • Enrique Alario Catalá 22 agosto, 2011 en 23:55 #

      Gracias, espero que el informe te sirva en alguna ocasión!!!

  33. Igor 22 agosto, 2011 en 20:07 #

    Expléndido post. Es el primero que leo de tu blog, y ya lo he puesto en favoritos.

    • Enrique Alario Catalá 22 agosto, 2011 en 20:31 #

      Me alegra mucho que te haya gustado, seguro que navegando por el blog encuentras algún otro que también te interese. SI quieres te puedes suscribir y te iré avisando por mail de las nuevas publicaciones.
      Gracias por el comentario, un saludo

  34. Ricardo Hoyos (@ricardohoyos1) 22 agosto, 2011 en 17:51 #

    Lo del secado del hormigón está claro se aprecia en el abombamiento de la parte superior. Pero sigo opinando que esa vigueta sólo tiene un pretensado.

    • Enrique Alario Catalá 22 agosto, 2011 en 20:30 #

      Si te das cuenta se aprecia un puntito marrón abajo a la izquierda, lo que pasa que ese canto estaba roto y por lo tanto la parte inferior no la ves, pero no se nota en la foto. Te aseguro que la vigueta tenía armado superior e inferior.

  35. Ricardo Hoyos 22 agosto, 2011 en 2:54 #

    Muy interesante el post, sólo un detalle que ya es tarde, esa vigueta es de muy baja calidad sólo tiene un corrugado incrustado, que dice el CTE sobre este tipo de viguetas?
    Por cierto ahora te envío por mail fotos de un forjado que vi en la Manga y que han dejado restos de Molde de encofrado para la realización de cornisas decorativas en la edificación.

    Hay otras fotos que a lo mejor puedes aprovechar.

    Un abrazo

    • Enrique Alario Catalá 22 agosto, 2011 en 13:10 #

      La vigueta no es que sea de mala calidad, sino que se ha almacenado o transportado mal apoyada y por eso a agrietado. Tb puede ser que no hayan dejado pasar suficiente tiempo para endurecer hormigón. En cuanto a los armados, el acero que se ve es pretensado y si que tiene más en la parte inferior, solo que no se aprecian en la foto!!!
      No he visto mail con las fotos que comentas!!!
      Gracias por el comentario

Deja un comentario

Utilizamos cookies propias y ajenas para facilitar el uso y elaborar estadisticas. Si continúas navegando, consideramos que acepta su uso más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar