Aparejadores Valencia

Otras consecuencias de la crisis

 

A estas alturas de la crisis, creo que se ha hablado de la misma en todos los sentidos posibles, más aún en el caso del sector de la construcción donde los efectos han sido devastadores, no solo por las consecuencias actuales, sino también por las secuelas que dejará cuando se vuelva a la normalidad.

De las consecuencias actuales poco hay que hablar, quizá mucho, pero no en este foro.  De todos es conocido el efecto que está teniendo en los puestos de trabajo en el sector, los que vamos por libre tenemos que pelearnos a diario para conseguir encargos, la falta de crédito para acometer, o peor aun terminar proyectos ya iniciados.

Esta última consecuencia que he comentado, la imposibilidad de finalizar proyectos ya iniciados va a ser la responsable de una de las secuelas más importantes que nos encontraremos.  En muchas ocasiones se trata de edificios que se han quedado con la estructura terminada, pero sin ejecutar ningún otro elemento que cubra a dicha estructura.

Aparejadores Valencia

Edificio con obras paralizadas

Las estructuras de los edificios están pensadas, calculadas y diseñadas teniendo en cuenta la protección que le dará la envolvente del edificio, la cual la protege de la agresión del medio ambiente, que puede llegar a afectar gravemente la seguridad de la estructura.

Debido a la exposición a la agresión ambiental y a los agentes atmosféricos la estructura se degrada afectada por los mismos.  Una exposición permanente a la lluvia provocará elevada humedad sobre las superficies de hormigón, facilitando su absorción hasta alcanzar las armaduras.  También la exposición a gases atmosféricos puede provocar la carbonatación del hormigón y facilitar también la oxidación del acero.  En definitiva, gran cantidad de efectos negativos que tiene que soportar.

El problema será cuando éstos edificios se vayan a reanudar los trabajos.  ¿Estará la estructura en condiciones? ¿en que grado le habrá afectado la exposición ambiental?  ¿que inspeccionar y en que grado para garantizar la seguridad?

Ahí tendremos que estar los técnicos para tomar decisiones que en algún caso pueden llegar a ser difíciles, pues no seré yo el que firme una obra con una estructura de la cual no me fíe totalmente.  En mi opinión será necesario realizar un estudio exhaustivo de la estructura, con ensayos de laboratorio del tipo que comentaba en un post anterior, prácticamente como si de una rehabilitación se tratara, documentando y justificando perfectamente todas las actuaciones de inspección realizadas y, sobretodo, justificar las no realizadas.

Es más, considero que debería estar ésta circunstancia prevista, ya sea por parte de colegios profesionales, administración, asociaciones o nosotros mismos a través de las redes para poder redactar un documento donde se protocolicen las inspecciones necesarias a realizar en una estructura en función de los años de exposición, la agresividad ambiental de la ubicación, etcétera.

De éste modo, los técnicos responsables de la dirección y ejecución de la obra tendrán un guión a seguir, el cual les sirva también para justificar su labor de inspección en caso de que se presenten problemas posteriormente.

La degradación que sufre la estructura en estos casos la hemos estudiado todos, hemos visto ensayos de envejecimiento en laboratorio, pero os propongo ver los resultados de un ensayo de envejecimiento de una estructura pero no acelerado, sinó producido durante el tiempo real.

Aparejador Paterna, aparejador Valencia

Edificio sin terminar

Se trata de un edificio destinado en principio a ser un gran hotel en La Manga del Mar Menor, pero finalmente se ejecutó únicamente la estructura y algo de albañilería, pero se encuentra en las condiciones que veis desde hace aproximadamente 30 años, por lo que considero que me sirve para mostraros los resultados de este ensayo de envejecimiento “retardado” para mostraros los efectos de la agresividad ambiental sobre las estructuras.

aparejador Valencia, Aparejador Paterna, armaduras hormigón

Oxidación de armaduras

Esta imagen es de un pilar exterior de la estructura, se encuentra exento de carga, pero la zona donde se encuentra se ha convertido en un aparcamiento, por lo que el riesgo de que le caiga un cascote a alguien es evidente.  Al tratarse de un pilar exento, las armaduras están al descubierto en su longitud de anclaje, por lo que la oxidación a ido recorriendo desde ahí toda la longitud del pilar.

Arquitecto Tecnico Valencia, Arquitecto Técnico Paterna

Grietas en Pilar

En éste caso parece una rotura a compresión del pilar, aunque no podemos ver los armados interiores para comprobar el estado en el que se encuentran.  Este pilar se encuentra en la base de la estructura de once plantas, por lo que se me antoja insuficiente el puntal que le han colocado.

En el anterior caso, el edificio que sustenta el pilar se encuentra vallado, por lo que no hay peligro de derrumbe directo sobre personas, pero en el siguiente video se ve un pilar también roto por compresión, sujentando un forjado sobre una zona donde se almacenan cajas y bebidas.  Algún día habrá una desgracia.

¿Os habeis fijado en el perfil metálico apoyado sobre los pilares?  Está cubierto totalmente por una pátina de óxido, sin ningún tipo de imprimación antioxidante ni nada que la proteja.

También los forjados han acabado sufriendo las consecuencias de la exposición ambiental.  En algunos casos han llegado a producirse fallos completos de alguna zona, como ahora veremos.  Hay que tener en cuenta que los forjados de las últimas plantas se encuentran mucho más expuestos que el resto, ya que no se encuentran impermeabilizados y por tanto sufren las lluvias sin ningún tipo de protección.  Esta circunstancia también sucede en los frentes de forjado y en las zonas perimetrales del edificio donde no ha sido ejecutado todavía el cerramiento del mismo que lo proteja.

Aparejador Valencia, Aparejador Paterna

aparejador valencia, aparejador paterna, arquitecto técnico valencia, arquitecto técnico paterna

Forjados deteriorados

Por supuesto que las losas de escalera que se encuentran en zonas cercanas al perímetro del edificio también se ven afectadas, pues el agua también le alcanza directamente y en sus descansillos descansa en forma de charcos en su superficie.

aparejador valencia, aparejador paterna, arquitecto técnico valencia, arquitecto técnico paterna

Losa de escalera con armado oxidado.

Muchas de las vigas exteriores del edificio y muchas de las interiores han sufrido también la degradación tras haberse oxidado las armaduras, quedando en evidencia en muchas ocasiones los recubrimientos de las armaduras, que en caso de haber estado prevista su elevada exposición ambiental, seguro habría sido mucho mayor.

aparejador valencia, aparejador paterna, arquitecto técnico valencia, arquitecto técnico paterna

Oxidación en armado de vigas

aparejador valencia, aparejador paterna, arquitecto técnico valencia, arquitecto técnico paterna

Estructura dañada

En la siguiente foto vemos la falta de recubrimiento de los cercos de la viga.  Es lo que pasa cuando los calzos separadores se colocan en el armado principal y no en los cercos, por lo que se pierde el diámetro de los mismos en espesor de recubrimiento, aunque dudo mucho que en la época en la que se ejecutó esta estructura tuvieran en cuanta la colocación de separadores.

aparejador valencia, aparejador paterna, arquitecto técnico valencia, arquitecto técnico paterna

Falta de recubrimiento del armado en los cercos

Conclusión Los efectos de la crisis nos afectarán más allá de la misma, ya que hemos visto lo que sucederá a las estructuras y edificios que se encuentran sin terminar, así que habrá que tener en cuenta ésta circunstancia a la hora de reemprender los trabajos en las mismas.  Habrá que estar preparados!!! Puedes ver más imágenes del edificio en el siguiente video…

 

Si lo prefieres puedes ver las imágenes en Picasa:

Agresión medioambiente a Estructuras

 

Alario Arquitectura técnica en Valencia. Arquitecto Técnico en Valencia

,

20 Respuestas a Otras consecuencias de la crisis

  1. JuanN 1 noviembre, 2012 en 11:07 #

    Muy buena observación al escoger el comentario del articulo. Y ya que no soy nuevo aqui, te propongo otro tema, para que hagas tu análisis. No sin antes comentar la frase de este articulo que dices: sino también por las secuelas que dejará cuando se vuelva a la normalidad.

    Actualmente se han suspendido las partidas destinadas a la conservación, rehabilitación, etc, de los organismos oficiales a edificios; solo se atienden las urgencias, y no siempre de la manera mejor, una urgencia es una urgencia y el clorocaucho es barato. Los edificios públicos sin mantenimiento(facultades, museos, hospitales, colegios, edificios BIC, etc) Se degradan a una velocidad impresionante y van a generar nuevas oportunidades cuando esto vuelva a la normalidad. Pero………¿Serán las administraciones exigentes con los técnicos a la hora de rehabilitar o se verán impelidos por la urgencia de licitar obra? Y los técnicos ¿seremos capaces de no tirarnos en plancha a por un proyecto mas barato que el de otro compañero por la falta de trabajo?. ¿Estamos en un circulo vicioso de donde salir nos costará mucho? ¿Podemos considerar este blog como un punto real de reflexión a la hora de encarar nuestros proyectos, obras etc. y cambiar nuestra mentalidad a la hora de trabajar?. Yo soy optimista y pienso que el buen hacer como el amor triunfará (joder, que cursilada)pero nos va a costar mucho trabajo. Particularmente no me puedo considerar un buen técnico, eso lo tienen que decir mis clientes, pero se ha de trabajar como me enseñaron mis maestros: “una vez terminada una obra que no te tengan que llamar para nada que no sea cobrarla”. Fue un consejo sencillo pero en situaciones de duda es un buen consejo. Todos, todos sabemos cuando no lo estamos haciendo bien …….
    Saludos.

  2. Francisco Pedro Guzmán 6 septiembre, 2012 en 0:33 #

    Excelentes artículos!! Mis felicitaciones!
    Soy Argentino, dedicado en un 50% a la Patología de la Construcción. También trabajo como Perito Judicial y es en ésta actividad donde se pueden observar defectos constructivos como los que expones, que son el fiel reflejo de la crisis… pero no hablo de la crisis económica y global que nos puede dejar sin financiación para nuestros proyectos y sin trabajo por un tiempo… hablo de otra crisis mucho más profunda, bestial y que nos va a costar mucho más erradicarla: es la crisis moral que nos invade, creo que hoy antes de las regulaciones como las normas ISO, EHE o la antigua DIN 1045, lo que prima es el bolsillo… no importa más nada, incluso llegué a leer alguien que mencionaba como una “salida” a la responsabilidad que asumirá quien tendrá a su cargo la finalización de obras como la expuesta cuando finalice la crisis económica, el tomar un seguro… y la gente que podría estar involucrada en un accidente? quien responde? somos o no somos profesionales? lo que se ve en las fotografías no es ni más ni menos que la conclusión del: “a mi no me importa…” sigamos para adelante… que va… si ésto nunca se arruinará… entonces se ejecutan piezas estructurales sin el debido recubrimiento mínimo, sin los más mínimos resguardos, con una evidente mala calidad de hormigón… y no es porque no lo sepan hacer… ya que entiendo que hay muchos profesionales detrás del seguimiento de una obra como ésta. Se trata entonces de una crisis de valores, en donde quien está a cargo de la obra le importa un comino lo que le suceda a ésta, total… estará cubierto por un seguro… Realmente indigna. Hace poco, fuí a realizar una inspección en un edificio en similares condiciones al que expones. Era para resolver un conflicto judicial entre constructor y desarrollista. El conflicto se resolvió, yo elevé mi informe al Juez informando de la mala calidad y futuros problemas estructurales del edificio… crees que alguien se dignó hacer caso a las observaciones???? la respuesta es no, vamos para adelante!! que arreglar la viga con las armaduras corroidas es mucho trabajo y dinero y eso nadie lo paga… Como duermen tranquilos, no lo sé… Muchas veces yo no duermo tranquilo pensando si no habré errado en alguna parte del cálculo de una estructura y éstos duermen tranquilos luego de haber tapado con una mezcla de cal los hierros a la vista!!! esto si que es un seguro de corrosión en pocos años… pero para ese entonces, su empresa constructora ya no existirá más, con ésto se esfumarán las posibilidades de un resarcimiento económico, las víctimas morirán o perderán su vivienda, o pagarán un costo exorbitante de por vida para el mantenimiento del edificio. Simplemente lamentable…
    Gracias por compartirlo!

    • Enrique Alario Catalá 9 septiembre, 2012 en 19:01 #

      Gracias por participar Francisco, veo que no solo en España ocurren este tipo de cosas. Es indignante que algunos profesionales no tengan en cuenta la responsabilidad que implica este tipo de actuaciones.

      Un saludo y espero volver a verte por aquí, te invito a participar siempre que lo consideres oportuno.

  3. Gareth Jenkins 24 agosto, 2011 en 10:43 #

    Interesante artículo….

    Como muchas cosas del sector inmobiliario y entre otros sectores en España lo que he percibido en mi tiempo aquí es que existen muchas normas y controles para proteger el consumidor final sin embargo no aseguran que los constructores etc están haciendo bien las cosas.

    Eso ha creado un imagen muy malo fuera de España. El mercado Británico, Aleman critican constantemente ese tipo de cosas y la verdad es una frustración constante ya que no todas las constructoras trabajan mal. Pero la verdad me cuesta defender el imagen de España antes los críticos de fuera cuando no hay ninguna medida nueva para usar en mis argumentos.

    La solución sería que el gobierno de España tome medidas para asegurar que los edificios sin terminar y futuras obras se realicen siguiendo las normas a la letra sin bolsas de papel marron lleno de pasta para desviar la atención…..

    Durante el boom los mercados extranjeros no hicieron sus deberes y muchos son igual de culpables por no haber asegurado que las promotoras hicieran bien su trabajo…

    Ahora no es ningún secreto….. y si el sector inmobiliario español quiere volver a ganar la confianza fuera tanto aqui en España….pues en vez de hacer un “road Trip” o bajar el IVA, primero empezar mirandose el ombligo y buscando donde han equivocado para evitar que vuelva a pasar en el futuro.

    • Enrique Alario Catalá 24 agosto, 2011 en 12:39 #

      Hola Gareth, efectivamente existen innumerables normativas (muy restrictivas en algunos casos) para intentar garantizar que las cosas se hagan bien, pero creo que el problema es que muchos de los constructores no las conocen, por lo que cuando se les exigen hacen caso omiso. Es por tanto un problema de formación y de conocimiento por parte del trabajador último de la normativa que afecta a su trabajo. Es por desgracia habitual que un tabiquero no conozca las condiciones acústicas exigibles para la ejecución de una partición o, mucho más grave, muchos de los estructuristas con los que me he cruzado no han oído ni tan siquiera hablar de la EHE, que es la norma que rige la ejecución de cualquier elemento de hormigón, por lo que cuando los técnicos responsables de la obra exigen que se cumpla les resulta prácticamente imposible y es una fuente de eternas peleas. Es una pena, pues en muchos casos cuesta lo mismo hacerlo bien que mal, pero no hay manera de cambiar la forma de trabajar de muchos.
      Es una lástima la penosa imagen que damos fuera de nuestras fronteras, pero nos lo hemos ganado a pulso. Mucho más costará cambiar ésta imagen, si es que se consigue algún día. De momento yo no percibo cambios en la mentalidad de los trabajadores del sector, que es lo primero que debería cambiar.
      Muchas gracias por tu comentario, me alegra que el artículo te haya gustado. Te invito a visitar el resto del blog, seguro que habrán más artículos que te resultarán interesantes.
      Un saludo

  4. Xavier Pérez Díaz 22 agosto, 2011 en 10:19 #

    Muy buen artículo, antes de esta crisis existen estas obras paralizadas por incumplimientos de la normativa urbanística (en la mayoría de los casos), que el promotor debería derribarla y en cambio la deja allí que se degrade. La administración debería actuar subsidiariamente pero no lo hace.
    Esta crisis producirá los mismos efectos pero multiplicando los casos, ya que se han paralizado obras con licencia urbanística, cumpliendo todas las normativas técnicas, pero que cuando se quieren o quieran reanudar y finalizar la licencia de obras estará caducada y se deberá sacar otra. Aquí tendremos el problema, ya que se deberá presentar un nuevo proyecto que cumpla todas las normativas vigentes en ese momento, y ya muchas de las edificaciones paralizadas a dia de hoy no se pueden finalizar como estaban proyectadas por imcumplir la normativa vigente, sobretodo el CTE, ó en Cataluña en Decreto de habitailidad 55/2009 que modifica substancialmente los requisitos de las vivienda.
    Se debería hacer una reflexión sobre este problema y darle alguna solución legislativa transitoria, de lo contrario cuando se quieran finalizar estas construcciones no se podrá por no poder obtener la licencia de obras, y quedaran condenadas a degradarse.

    • Enrique Alario Catalá 22 agosto, 2011 en 13:14 #

      Desde luego que los incumplimientos de normativa llevan a paralizaciones y derribos, estoy de acuerdo en que la administración debería poner más medios para hacer cumplir los derribos pues al final estan creando focos insalubres y peligrosos. ¿Quien no se ha metido de niño a jugar en una obra abandonada? con lo peligroso que es!!!
      Yo tengo un caso de un edificio parado y que ahora tiene que renovar licencia adaptandose al CTE… no lo cumple ni de coña, tendrá que modificar lo ya ejecutado, proyecto nuevo… todo ello va a llevar al promotor a pasar del tema y no hacer nada!!!
      Gracias por el comentario, te invito a visitar el resto del blog.
      Un saludo

  5. alfonso 20 agosto, 2011 en 16:37 #

    Muy buen articulo Enrique, se que conoces casos de patologías estructurales causadas por inadecuados recubrimientos, elecciones inadecuadas en el ambiente de exposición del hormigón estructural,etc.

    El caso mas recurrente es comenzar una estructura con un hormigón destinado a no ser expuesto (por ejemplo tipo IIa) y y al acabarla parar la obra; el problema es que en ese momento estas cambiando el tipo de ambiente a I con el problema que ello conlleva. Esa patología es aun mas grave en zonas costeras con ambientes mas agresivos.

    Las fotos que mas me han preocupado son las de los pilares son fisuras a compresión, el problemas de esas fisuras (según comentan esos expertos) es que cuando aparecen (como las de cortante) la estructura esta cerca del colapso.

    Un saludo y felicidades por el blog.

    • Enrique Alario Catalá 21 agosto, 2011 en 16:04 #

      Has dado en el clavo, el grado de exposición previsto en una estructura debe ser adecuado para las circunstancias de exposición ambiental que va a tener que resistir el edificio. En las zonas costeras, que es donde he sacado las fotos, ya hemos podido ver todos las consecuencias!!!
      Las roturas a compresión que se ven son realmente preocupantes… menos mal que le han puesto un puntal, jajaja!!!!
      Gracias por el comentario

  6. Jorge Urbano 18 agosto, 2011 en 11:14 #

    ODA-CTA: http://www.oda-cta.com/

  7. Anónimo 18 agosto, 2011 en 11:13 #

    ODA-CTA: http://www.oda-cta.com/

  8. Jorge Urbano 18 agosto, 2011 en 11:12 #

    Si las cosas fueran como deben de ir, los técnicos mejor preparados para asumir la responsabilidad de la continuidad de las obras debieran ser los que se llevaran los trabajos. Evidentemente los honorarios, para ser justos, debieran estar en proporción con los ahorros proporcionados al promotor.

    Lo más triste de esta crisis es que los bancos tienen entre sus activos (no sé porqué tienen ese nombre, cuando más bien son pasivos) edificios a medio terminar o próximos a terminar y que por tanto no valen nada.

    Si los acabaran invirtiendo poco dinero podrían incluso venderlos, quizás para perder algo, pero se librarían de un lastre importante.

    En ODA-CTA, una filial de Oikosvia, estamos ofreciendo el servicio de gestión de activos con respuesta desigual de las entidades, que prefieren gestores con apellidos sajones y muy alejados del hecho constructivo autóctono.

    Esperemos que se vayan poniendo las pilas, porque a fuerza de posar de Don Tancredo, los que recibimos las cornadas somos el resto de españolitos, es decir los que hacemos los quites para que el morlaco no alcance al tal Don Tancredo.

    • Enrique Alario Catalá 21 agosto, 2011 en 16:00 #

      No se hasta que punto los bancos se han quedado “activos” de este tipo. Ls qe yo tengo conocimiento son edificios prácticamente terminados, aunque seguro que tendrán mucho que ver en la solución del problema!!!
      Gracias por la aportación

  9. José Manuel Eiriz. 17 agosto, 2011 en 13:16 #

    Creo que a este tipo de construcciones les podríamos bautizar como “MAMOTRETOS”, algo que está ahí , y no se sabe muy bien que hacer con él, y al final va a la basura.

    Otra vez felicidades por tu publicación.

    • Enrique Alario Catalá 17 agosto, 2011 en 14:09 #

      Efectivamente, lo malo es que SÍ se sabe lo que hacer con ellos… ¡¡Dejarlos ahí!!! ocupando espacio, creando nidos insalubres además de ser al fin y al cabo obras, con todos los peligros que ellas conllevan como por ejemplo a gente que pudiera colarse dentro de ellas…
      En fin, es lo que hay, pero debería cambiar!!!
      Un saludo y gracias por la aportación!!!

  10. Carlos Fernández 15 agosto, 2011 en 15:41 #

    Como bien dices, para este tipo de obras será complicado tomar una decisión el día de mañana. En cualquier caso, en muchos casos se optará por el refuerzo, y en otros ni siquiera esto, ya que los costes no harán rentables las obras.
    La crisis del 92, aunque menos agresiva, ya dejó obras sin terminar, por lo menos en la Costa del Sol que es donde resido. Pues bien, después de reactivarse la construcción años después, ninguna de estas obras se ha retomado, siempre se han tomado nuevos suelos y nuevos proyectos.

    • Enrique Alario Catalá 15 agosto, 2011 en 20:58 #

      Por eso decía que va a ser una responsabilidad de los técnicos decidir sobre lo que hay que hacer y por eso la importancia de que ese estudio esté regulado administrativamente, ya que de lo contrario los promotores tendrán mayor capacidad sobre los técnicos para condicionarles sus decisiones, al fin y al cabo es el que te va a pagar y el que te puede volver a contratar, o no!!! Así que el técnico se puede ver condicionado por parte del promotor si no tiene la “obligación” de realizar unos determinados estudios que se encuentren estipulados normativamente.
      El edificio de las fotos puede que sea de la época que comentas, se encuentra en La Manga del Mar Menor, por lo que a problemática era parecida a la de la costa del sol.
      Muchas gracias por el comentario, te animo a darle un vistazo al resto del blog.

      • Luis Felipe Rodríguez 29 agosto, 2011 en 11:52 #

        Ciertamente el problema que denuncias se va a producir en el futuro, a mi se me ocurre una opción para tratar de “cubrir” al técnico en caso de que el promotor, como bien dices, lo presione para asumir una estructura en estado dudoso; se trataría de aprovechar la obligatoriedad de contratar el seguro decenal que tienen los promotores para los edificios de viviendas. Estos seguros siempre tienen la opción de contratar abandonos de recurso contra los diferentes agentes, yo recomendaría a los técnicos que se vean en esta situación que negocien con el promotor la contratación de este suplemento de manera que en caso de producirse un problema sea siempre la aseguradora la que lo asuma sin posibilidad de repetir contra el técnico.

        Esto no significa, evidentemente, que podamos pasar de todo y asumir cualquier cosa sin hacer las comprobaciones necesarias, hay que tener en cuenta que los seguros solo cubren RC, las RP van por otro camino y no creo que se puedan evitar en caso de negligencia.

        Como he indicado esta obligatoriedad se da solo en edificios residenciales, no se muy bien que pasaría con otros usos pero supongo que todo puede asegurarse.

        Ante esta situación, y para edificios residenciales, creo que serán las aseguradoras a través de las OCT´s las que fijen los criterios de aceptación o rechazo, aún así sería muy bueno que se creara una guía como la que indicas que nos ayude en caso de encontrarnos con situaciones de este tipo, tal vez sea labor de los Colegios Profesionales.

        Por supuesto, nada de todo esto serviría para el edificio objeto de tú articulo, su única salida es la demolición y cuanto antes mejor.

        Un saludo a todos.

        • Enrique Alario Catalá 29 agosto, 2011 en 18:35 #

          Evidnetemente Luis, la contratación de una cláusula adicional en el seguro del promotor ayudaría a resolver el tema, pues no se la darían si no toma las medidas necesarias para proteger la obra, pero creo que es una medida que no nos protege a nosotros. A nosotros lo que nos protege es hacer bien nuestro trabajo y dejar constancia documental de ello. Evidentemente se producirán presiones por parte de los promotores, por lo que sería de gran ayuda para los “débiles” que estuviera reglamentada la actuación. Los técnicos tenemos que tener claro que, independientemente de las responsabilidades que tengamos y de si podemos o no cubrirlas con un seguro, al fin y al cabo tenemos que pensar en las personas que van a habitar nuestros edificios, así que yo no dormiría tranquilo si no estoy 100% seguro de la seguridad de un edificio por mi dirigido por mucho que tenga las posibles responsabilidades totalmente cubiertas. Mi propia responsabilidad como técnico no me la asegura nadie más que el trabajo bien hecho.
          Muchas gracias por la aportación, me parece muy interesante el enfoque.

Deja un comentario

Utilizamos cookies propias y ajenas para facilitar el uso y elaborar estadisticas. Si continúas navegando, consideramos que acepta su uso más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar