Inspección de edificios ITE y edificios caídos

Las Inspecciones técnicas ITE y derrumbes de edificios

 

Actualizado 26 de agosto de 2015

A pesar de estar de vacaciones intentando permanecer desconectado, ha sido inevitable que me llegaran las noticias de los edificios que recientemente han caído en Madrid, aunque no he podido/querido entrar a fondo en la noticia.  Por lo que he podido ver por twitter parece que la causa del derrumbe del último de ellos, en el barrio de Tetuán de Madrid, ha podido ser debido a la fatiga de materiales.

También parece ser que ambos edificios habían pasado la Inspección Técnica de Edificios ITE hace relativamente poco tiempo, por lo que también he podido ver en otro tweet.  

Parece que alguien tiene que pagar el pato, que están buscando un culpable de lo ocurrido y claro, no va a ser culpa de no mantener el edificio (obligación legal de los propietarios), ni de las posibles obras que al parecer se han podido realizar sin demasiado control técnico, sino que la culpa será del que ha hecho una inspección técnica VISUAL que, según está montada, no puede profundizar en el estado real del edificio o en el estado de fatiga de los materiales, que parece ser causa de al menos uno de los derrumbes.

La verdad es que me he animado a escribir sobre el tema después de leer el post “¿Cómo se puede vender ingeniería y no morir en el intento?” en el blog ingenierodelacrisis, en el que comenta precisamente este aspecto, la dificultad de “adivinar” problemas ocultos tras una inspección visual.

No pretendo en este post profundizar sobre el tema de inspecciones técnicas de edificios, pero sí aprovechar los acontecimientos para plantear un par de cuestiones que se me ocurren.

Por un lado debe quedar claro que, al menos hasta el momento y como ya he dicho, las ITEs son meras inspecciones visuales, nada más.  Esto tiene alguna ventaja (para algunos) y muchas desventajas (para otros).

Las ventajas, en mi opinión, son sin duda para los políticos, pues se ponen medallas haciendo ver que han puesto en marcha una medida económica que pretende garantizar la seguridad de los edificios, cosa que como estamos viendo no funciona, al menos para evitar el fallo estructural, que precisa una inspección más profunda.

Desde luego hay más ventajas, no deja de ser una fuente de trabajo para los técnicos.

Las desventajas son varias, pero entre todas destacaría al menos las siguientes.

Por un lado para los propietarios, puesto que tras una inspección que ellos piensan que pagan para quedarse tranquilos, resulta que no sirve para asegurar nada, puesto que no deja de ser “dar un vistazo por encima” para encontrar problemas que en muchas ocasiones no son tan evidentes.

Por otro lado es un clara desventaja para las profesiones que nos encargamos de realizarlas puesto que, a pesar de que en la mayoría de los casos (quiero pensar, aunque siempre habrán excepciones) las inspecciones se realizan como es debido, acaban ocurriendo estos desgraciados acontecimientos, lo que lleva a pensar a los ajenos a la profesión que:

-¿Cómo es posible que haya ocurrido si se había revisado?

-Seguro que el técnico que lo hizo cobró una pasta y no hizo bien su trabajo.

Claro, esto repercute muy negativamente en la imagen de los profesionales que, haciendo bien su trabajo, no son capaces de prever colapsos debido a que la herramienta no es la adecuada, pero lo que queda en la mente de la sociedad es lo contrario, más aún si de repente (como hemos visto en el tweet) los organismos se abalanzan contra los técnicos dando la impresión de que de ahí vienen las culpas.

En cuanto a lo de que “…el técnico cobró una pasta…” mejor ni lo comento, que me entra la risa 🙁

Aquí es donde pienso que los colegios deberían jugar un papel fundamental, principalmente de comunicación, aprovechando las circunstancias para, por un lado, concienciar de la importancia de las inspecciones técnicas y por otro lado para poner encima de la mesa de las administraciones la insuficiencia de las exigencias de las inspecciones técnicas ITE.

Eso sin contar con que deberían estar contrarrestando esa imagen negativa de incompetencia profesional que queda en la mente de los ciudadanos tras escuchar que los investigados son los técnicos que han firmado la ITE y no las circunstancias que hayan ido aconteciendo a lo largo de la vida útil de cada uno de los edificios, el mantenimiento que hayan recibido, las obras sin control que hayan sufrido, etcétera.

Por culpa de exigencias laxas estamos quedado mal los profesionales que nos limitamos a realizar lo que se exige en las inspecciones periódicas, es decir, inspección visual Y PUNTO.

No voy a entrar en el tema de si están bien pagadas o mal pagadas las inspecciones técnicas, es otro debate que no cabe en este post, pero al menos en mi caso, sea lo que sea lo que se cobre, el trabajo debe ser el mismo, pues la responsabilidad es la misma y esta no depende del precio, sino de la profesionalidad del trabajo que se realice.

Se tiene que inspeccionar lo mismo se cobren 100 o 10.  Abaratar no significa hacer menos, sino cobrar menos por lo mismo, así que no debería ser el precio una excusa para no hacerlo bien.  Que no me venga ahora nadie diciendo que esto pasa porque las inspecciones están mal pagadas, que lo están.

Bueno, no quiero alargar más el post, simplemente he querido aportar una opinión, abrir un debate que ahora espero se alargue en los comentarios y en las redes sociales, pues creo que es muy buen momento para poder cambiar algunas cosas que evidentemente se han estado haciendo mal, hacer ver que es un tema importante.

Te animo a aportar tu opinión en los comentarios del post, toda voz es importante.

¿Crees que las inspecciones técnicas ITE deberían ser más exigentes? ¿Están bien como están? ¿Debería crearse otro tipo de inspecciones?

Comparte tu experiencia y tu opinión.

Conclusiones

Por un lado creo que debería modificarse la exigencia de las ITEs, pasando a ser una herramienta que de verdad pueda inspeccionar un edificio en profundidad, anticiparse a desastres como los ocurridos, a pesar de que aumentaría el coste de los mismos.

¿Verdad que ahora, tras las desgracias ocurridas, cualquier coste que lo hubiera evitado parecería poco?

Por otro lado, Colegios Profesionales, aprovechad las circunstancias, comunicad, exigid, aprovechad para concienciar a la sociedad, a los usuarios.  Es el momento, el tema está caliente y hay que aprovecharlo, aunque os haya pillado de vacaciones (espero que alguno me lea).

Salid a aclarar que no es que el técnico lo haya hecho mal, sino que la herramienta no es suficiente.  Limpiad la impresión que están dejando de nosotros.

Por último, compañeros técnicos, aunque hayáis bajado vuestros honorarios hasta límites insoportables (cosa que no recomiendo para nada, más bien desapruebo), no dejéis de hacer bien vuestro trabajo.  Al final, si pasa algo, la responsabilidad será completa aunque los honorarios sean la mitad.

Por cierto, les deseo suerte a los compañeros que se encargaron de las ITEs de estos edificios.  Bueno, más que suerte deseo que de verdad hicieran bien su trabajo, aunque me temo que si fuera así no nos enteraríamos tanto como si finalmente resulta que no lo hicieron bien (a no ser que los colegios lo difundan)

Actualización del 26 de agosto de 2015

Parece que el tema de las ITES ha levantado mucho más revuelo del que me imaginaba, me alegro que se haga ruído cuando ocurren este tipo de cosas.  No me refiero a lo de los edificios derruidos, sino a que los compañeros, el colectivo no ha permanecido callado como en otras ocasiones, se puede “escuchar” el pataleo de la profesión, al menos a través de internet, las redes sociales y los blogs a través de algunos artículos como los siguientes:

Mención especial sobre el tema a los comentarios de Luis Jurado en entrevistas en Antena 3 y en Europa Press TV, que puedes encontrar en su blog “La casa de las casas” de las que transcribo tres perlas extraídas del post que por si solas, si se cumplieran, solucionarían gran parte de los problemas de los que estos días todos se lamentan:

  • La Inspección Técnica de Edificios actual es incompleta al carecer de pruebas complementarias de diagnóstico.

  • Es necesario concienciar a los ciudadanos sobre la importancia del Mantenimiento y la Conservación de los Edificios.

  • Los edificios estarían mejor conservados si contaran con un Técnico Conservador.

Todo esto está muy bien, los compañeros nos movemos, pero me estoy quedando alarmado de no estar escuchando a los Colegios decir nada al respecto, al menos a mi no me ha llegado nada todavía, ninguna noticia en la que se hable del tema, ninguna entrevista, ningún artículo ni mención.

Sí, lo sé ya lo he mencionado en el post, así que ¿por qué actualizar el post para decir lo mismo?

Pues sencillamente porque me han llegado unas declaraciones de un responsable del Ayuntamiento de Madrid que me han parecido realmente incendiarias con la profesión, bueno, más bien con los profesionales, lo que me ha alarmado todavía más sobre el silencio de los representantes de la profesión.

Comentarios ayutamiento de Madrid Inspección técnica de edificios ITE

O después de ver titulares como el que apareció en el periódico El Mundo hablando de las ITEs:


Informes Técnicos de edificios ITE

Espero que se pongan las pilas, en estos momentos es cuando tienen que hacer ver que están ahí para proteger la profesión.  Les ha pillado de vacaciones, pero el tema es suficientemente grave como para salir a la palestra.

 

 

Alario Arquitectura técnica en Valencia. Arquitecto Técnico en Valencia

36 Respuestas a Las Inspecciones técnicas ITE y derrumbes de edificios

  1. Liebre de marzo 23 febrero, 2017 en 21:17 #

    Dejando de lado por un momento la utilidad o no de una inspección visual está la vulneración de la intimidad en el espacio personal que se habita.

    Es la primera vez, en el tiempo que llevo de alquiler, que nos informan de la necesidad de una ITE. Desde la óptica de un habitante del inmueble, un completo desconocido presenta un papel en la entrada acreditando un número de licencia que es difícil de contrastar en los colegios de arquitectos, y nos exige acceso a nuestras viviendas. Todo esto sin mediación o algún tipo de seguro por parte de la administración; bajo la “amenaza” de no poder entregar el resultado del informe y por ello no poder pasar el trámite.

    Al ser un trámite más político que otra cosa, lo normal es que el ayuntamiento ofrezca garantías de que la persona que pide acceso a los inmuebles es quien dice ser; y que se avise de manera oficial y con suficiente tiempo. No un par de días antes con un papel en medio de una escalera.

  2. Danii 25 noviembre, 2015 en 15:51 #

    Buen artículo, y como siempre en temas de actualidad. Te leo a menudo y veo que más técnicos lo hacen… por lo que aprovecho, al hilo del tema a lanzar una pregunta por si alguna vez se os ha dado el caso.

    Que ocurre si se detecta alguna deficiencia en alguna edificación contigua a la que estamos inspeccionando. O más aún, si debido a una deficiencia de ese otro edificio provoca daños en el nuestro (ejemplo de un canalón que evacue directamente a nuestra cubierta, mala resolución del encuentro cubierta con muro vertical, desconches en fachada, cantos de balcón con armadura vista, etc.).

    ¿Deberíamos reflejarlo en el informe? ¿Hasta que punto podemos influir en que se deban acometer obras en ese edificio del que no es objeto la ITE?

    Un saludo,

    • Enrique Alario Catalá 25 noviembre, 2015 en 23:14 #

      Hola Dani,

      En mi opinión habría que comunicarlo por escrito a la comunidad vecina para que lo reparen. En caso de que la deficiencia afecte a nuestro edificio habría que exigir la reparación.

      En el primer caso no creo que hubiera que reflejarlo en el informe ITE, pero sí en el caso de que afecte.

      Gracias por participar, me alegra que te guste el artículo y el blog.

      Un saludo

  3. Anónimo 6 septiembre, 2015 en 11:38 #

    Me gustaría comentar algo,.
    Cuidado que no es lo mismo en una ITE no observar una deficiencia que observar una deficiencia que pueda ser consecuencia de otra deficiencia más grave…..y es ahí donde entra en juego uno de los párrafos del compañero “Arquitecto AP”……..y la experiencia de un Técnico………un ejemplo fácil, una fisura o grieta en un falso techo. Sin la existencia de ese párrafo, en nuestra ITE fotografiaríamos esa incidencia y diríamos que es LEVE.Poco más podríamos hacer si el Propietario se negara a realizar más pruebas…………Gracias a ese párrafo, podemos “cerrarnos en banda” y no continuar con el trámite hasta que no se proceda a abrir la correspondiente cata para valorar si la fisura es sencillamente porque se ha desprendido una “estopada” del falso techo o es, por el contrario una deficiencia del forjado……y ésto es es a lo máximo que podemos llegar en cuanto a ITE.
    Recordad que hoy por hoy en una ITE no estamos para averiguar “vicios ocultos” si no detectamos visualmente alguna deficiencia que nos pueda “llevar” a esos “vicios ocultos”.
    Un saludo,compañeros.

  4. Francisco Fernández 6 septiembre, 2015 en 9:38 #

    Bueno Enrique….¿preparando ya uno de tus interesantísimos Podcast “onsite” sobre este tema??

    • Enrique Alario Catalá 6 septiembre, 2015 en 20:10 #

      Pues en principio no pensaba tratarlo en el podcast, por no saturar, pero si hay interés puedo estrenar temporada con ese tema.

  5. Ángel Luis Gonzalez Alcazar 1 septiembre, 2015 en 22:01 #

    Te felicito Enrique, por haber concitado tanto interés ante un asunto de suma importancia para nuestra profesión.Aunque creo que resulta equivocado e interesado el enfoque que se ha dado a los derrumbes por parte de los grupos de opinión en general. Creo que se está vulnerando la presunción de inocencia de los técnicos que han realizado las ITES.

    ¿Que culpa tiene el técnico que realizo la ITE dos años antes, si después ha habido un insensato que ha eliminado un pilar, o un muro de carga en una reforma de su local, porque no le cabía la estantería?. ¿Y el Ayuntamiento?, si se le ha ocultado, si no se ha comunicado ni solicitado la licencia oportuna.

    ¿Seguro que ningún vecino ha visto que se hacían obras en el inmueble y lo ha puesto en conocimiento del Presidente de la Comunidad, para que a su vez le pidiera información al que realiza la reforma?. Vaya, “¿como vamos a pedirle los papeles a un vecino?”. esta situación también parece posible.

    Por otra parte, no perdamos de vista que lo que habitualmente y coloquialmente llamamos “ITE” que no es mas que una “Inspección técnica del edificio”. Si dedicamos un rato en analizar lo que significa esto, creo que una de las conclusiones podría ser: El técnico, que se ha formado en la lectura e identificación de patologías en la edificación es capaz de detectar síntomas que le hacen pensar que en ese edificio algo malo podría estar ocurriendo. Si se tiene esa sospecha, se tiene la oportunidad de ponerlo de manifiesto en el informe, que entrega en el registro del Ayuntamiento y si realmente el técnico ha manifestado que el edificio tiene un riesgo inminente, el Ayuntamiento ( al menos en Madrid) tarda horas, o a veces minutos en aparecer en el inmueble con una dotación de bomberos. Por tanto, herramientas existen. ¿Sabemos utilizarlas?, No todos los técnicos estamos capacitados para leer y entender el lenguaje de las grietas y las patologías.

    Estoy convencido que cuando una Comunidad de Propietarios contrata a un técnico sin conocer cuales son sus conocimientos, su historial, su forma de hacer las cosas, y lo hace por el simple motivo de creer que esta ahorrando un dinero, la Comunidad de propietarios es tan culpable como el técnico, que no siendo experto en Inspecciones técnicas o al menos en las que pueden acarrear mas complicaciones, acepta el encargo. Tanto la una (al no tomarse en serio el estado real de su edificio) como el otro (intentando dar un servicio para el que no esta preparado) están cometiendo un fraude. Generalmente no pasa de ahí. Pero en algunos casos. afortunadamente pocos, acaba con las ilusiones de los propietarios de las viviendas. Este riesgo existe y se debería crear mas opinión en este sentido para provocar la reflexión. Esto ya ocurre en otros ámbitos de la sociedad. Se me viene a la memoria casos de operaciones de cirugía estética donde desgraciadamente, por desconocimiento, incultura, falta de criterio y posiblemente ahorro de dinero, comprobamos que existe mucha gente que se somete a intervenciones sin ninguna garantía ni medios apropiados, en clínicas habilitadas en domicilios particulares. Y las consecuencias se ven después.

    Desgraciadamente, se aprende a base de golpes y se legisla de esta manera. Estoy convencido que si la misma Ordenanza se hubiera redactado con mas exigencias, la ciudadanía la habría criticado y reprochado hasta que la clase política la hubiera retirado o modificado para hacerla mas dulce. Afortunadamente en estos dos casos recientes, no ha habido perdidas irreparables, aunque las habidas son muy costosas para los propietarios de las viviendas.

    Las bravuconadas de los responsables políticos del Ayuntamiento de Madrid, cuando dicen que van a revisar todos los expedientes de ITE lo único que ponen de manifiesto es su gran desconocimiento y falta de preparación, y me recuerdan por un lado a los técnicos que, sin conocer el lenguaje de las patologías, se permiten realizar trabajos de Inspección Técnica de Edificios o aquellos Presidentes de Comunidades de Propietarios que eligen al técnico por ser el mas barato o ser “el hijo de mi primo que acaba de terminar la carrera y no tiene trabajo”.

  6. Arquitecto AP 1 septiembre, 2015 en 20:28 #

    Hola, se repite mucho que la ITE es VISUAL, y no sé cómo será la normativa en otras ciudades, pero al menos aquí en Sevilla se incide desde la ordenanza de ITE en que se tomen las medidas oportunas en caso de detectar riesgo de derrumbe inmediato, y se pide que se hagan las pruebas y catas y todo lo necesario para hacer el diagnóstico, porque de otro modo no tiene mucho sentido hacer un informe. Otra cosa es que, como técnicos, según la casuística de cada edificio, de la tacañería de la comunidad, de la imposibilidad de acceder a un local comercial en planta baja etc etc, no podamos cumplir con esas exigencias, en cuyo caso debemos reflejar muy claramente en nuestro informe hasta dónde hemos podido llegar y hasta dónde no, incidiendo también en el deber de los propietarios de conservar su edificio.

    Acerca del precio de risa que ofertan algunos “profesionales” por hacer un informe mirando un par de fotos, mejor ni hablamos, porque al final el bolsillo del cliente es el único que tiene voz y voto a la hora de elegir al técnico.

    Dejo un breve artículo que publiqué hace tiempo en mi blog acerca de todo esto:
    http://arquitectossevilla.blogspot.com.es/2011/02/la-realidad-de-las-ite.html

    Un saludo y enhorabuena por el blog.

    • Arquitecto AP 2 septiembre, 2015 en 14:02 #

      Con tu permiso voy a dejar el enlace de la ordenanza ITE en Sevilla y voy a copiar un par de párrafos que me parecen una buena declaración de intenciones sobre lo que debe ser un trabajo bien realizado:
      http://www.sevilla.org/urbanismo/documentos/pdf/normativa/11.Ordenanza-ITE.pdf

      “Con carácter previo a la redacción del informe deberán realizarse todos los estudios previos que a juicio del técnico
      redactor sean necesarios para obtener un conocimiento suficiente de la edificación y describir los trabajos efectuados para realizar la Inspección (apertura de calos, catas, desmontaje de falsos techos, etc.) en el caso de que hayan sido necesarios para determinar los daños de la edificación.”

      “Si a pesar de lo dispuesto en el artículo 3.2, el informe de Inspección Técnica de la Edificación justifica la existencia de un peligro inminente para las personas o bienes, sin haberse solventado conforme a lo establecido en dicho precepto, el propietario deberá acompañar compromiso de ejecución de medidas provisionales de seguridad ante el peligro inminente, bajo dirección técnica competente, recogidas en el informe de Inspección Técnica de la Edificación que de forma precautoria y preventiva eliminen la situación de riesgo inminente, tales como apeos, apuntalamientos, desmonte de elementos sueltos, etc., presentando, a su finalización, certificado técnico sobre la correcta ejecución de las mismas.”

      Un saludo.

      • Enrique Alario Catalá 2 septiembre, 2015 en 23:10 #

        Gracias por la información

  7. Jose M. Martínez Iranzo. 31 agosto, 2015 en 11:49 #

    Voy a intentar ser lo más breve posible en este mar de opiniones, en general bien fundadas y argumentadas pero creo que nunca vienen mal un conjunto de valoraciones a modo de “tormenta de ideas” que rodean esta cuestión desde el principio al menos polémica, desde la optica del que suscribe dedicado a realizar informes, certificados, periciales en todos los ámbitos judiciales, ITES, CEREN, IEE, tasaciones inmobilirias, etc…
    Es cierto que en determinados ámbitos que requieran por su carácter de seguridad, garantía o responsabilidad para la colectividad, y desde la propia administración redirigidas o no a otros colectivos como pudieran ser colegios profesionales, etc…debier existir una regulación propia de cuando menos unas mínimas acreditaciones de especializacoión en la materia de que se trate. De la misma manera que existe esa “homologación” de sociedades de tasación que en este momento tambien se está replanteando en cuanto a su estructuración, funcionamiento y eficacia, tambien debiera existir en este ámbito de la conservación , mantenimiento y seguridad del patrimonio edificado.
    Pero esa regulación no es suficiente , o mejor dicho , no sirve de nada , si exclusivamente se aborda desde la “Búsqueda de un chivo expiatorio” ( normalmente el profesional) y desde una óptica meramente estadística. Ha de complementarse con medidas extraordinarias desde el propio estado cuando el mercado es incapaz de absorver esa necesidad. Hablando más claro: A una comunidad con una edificación que pudiera tener serios problemas de estabilidad, seguridad y habitabilidad no puede tratarse de la misma forma que otro sin ellos. El primero necesita de algo que va mucho más allá de un mero análisis visual con ensayos y pruebas específicas con una dirección especializada en patologías edificatorias: pero eso significa unos honorarios que desde luego no están acordes con el mercado ni pueden estar en sintonía con los criterios de la CNMC de que –sintetizando– cualquier profesional titulado en la materia puede hacer cualquier trabajo; y mucho menos entrar en competencia con honorarios de 200 € por ITE en el mejor de los casos, o 30 € por CEREN.
    Y estoy de acuerdo que esas entidades de control de los profesionales con suficiente criterio, conocimiento y experiencia para abordar los trabajos que requieran especializacion en cada una de las materias bien porían ser los COLEGIOS PROFESIONALES. Pero es que las directrices de las nuevas legislaciones existentes y en preparación van justo en la dirección contraria: vaciar de contenido a estas corporaciones nunca olvidemos de carácter público y dejarlo en manos de la responsabilidad e de entidades privadas con suficiente respaldo económico en seguros por ejemplo para cubrir las responsabilidades que pudieran derivarse. Es un error manifiesto que ya se ha visto su resultado en los últimos años en el ámbito hipotecario con algunas sociedades de tasación al servicio de sus amos , el gran capital y entidades financiertas.
    Cuando al profesional no se le deja otra salida de “supervivencia” ( y con ello no justifico por ello a los que así lo realizan) de realizar ITES inservibles por su falta de rigor y profundidad dando a la teclita de “por defecto” en el programa normalmente por cierto bastante ineficaz y falto de contenido de la propia esencia de un análisis comprometido del edificio, o bien actuando en complicidad con la oportuna empresa especializada en reformas parciales o de rehabilitación para conducir a la comunidad a la realización de las obras correspondientes a las supuestas deficiencias para “rentabilizar conjuntamente” la actuación; estamos ante una encrucijada que jamás llevará a buen puerto, si esa meta está referida a la conservación , mantenimiento, seguridad y habitabilidad del patrimoini edificado existente.
    Y si esa política lleva consigo la necesidad de subvencionar ciertas áreas de mínimos recursos de su población por su interés de bien social previo un buen análisis de viabilidad como así recoge la nueva ley de Rehabilitación, Regeneración y Renovación urbana, pues que la legislación desde el apoyo institucional y político así lo recoja en lugar de gastar el dinero público en otro menesteres que en este foro no voy a descubrir pero que todo el mundo conoce.
    Saludos a todos.
    JOSE M. MARTÍNEZ IRANZO. Arquitecto- A.P.I. especialista en gestión del parimonio inmobiliario y periciales en todos los ámbitos.

    • Enrique Alario Catalá 31 agosto, 2015 en 13:45 #

      Muchas gracias por tu exposición

  8. Rafael Fernández Martínez 30 agosto, 2015 en 10:52 #

    Como ya dije en otro foro, las ITEs, IEEs, están bién como están; es responsabilidad del técnico que las realiza el solicitar, de la administración pública y de la comunidad de propietarios, un estudio patológico en profundidad dados los indicios detectados en el IEE. Es responsabilidad del técnico saber ver esos indicios. Lo que se debe evitar es que haya técnicos inexpertos dedicados a este menester.

    • Enrique Alario Catalá 31 agosto, 2015 en 13:39 #

      De acuerdo contigo Rafael. no es labor de la ITE hacer un estudio patológico completo, sino encontrar los síntomas que aconsejen la realización de ese estudio patológico. No todo el mundo sabe detectar esos síntomas, sería necesario exigir una formación específica para los técnicos. No es capaz el técnico por ser de determianda profesión, sino que es capaz por saber lo que hace, sea del gremio que sea.
      Un saludo

  9. Carlos 29 agosto, 2015 en 22:21 #

    Hola Enrique,

    Al leer el título de tu post me he animado al leerlo pensando que por fin iba a encontrar algo distinto, pues estoy harto de escuchar desde los acontecimientos de ambos derrumbes, que si las ITE esto que si las ITE aquello, que si los técnicos de la ITE… Pero al final siento decir que me he quedado un poco defraudado, pues al final el artículo, estando de acuerdo en todo lo que dices, viene a hablar de nuevo casi exclusivamente… sobre las ITE.

    Yo sí que me leí y me escuché todas las noticias de ambos sucesos. Hubo un denominador común: algún vecino comentaba que en los locales de los bajos se habían realizado recientemente, o se estaban realizando obras de reforma. Eso me parece un claro indicio para empezar a investigar y no una supuesta y repentina fatiga de un muro de ladrillo macizo por un levante realizado hace 50 años.

    A mí me gustaría que el debate, y por qué no, la caza de brujas, fuera por ahí, pero no, de eso no se ha vuelto a saber ni a oir nada. A mí si me interesaría hablar de la falta de control de la autoridad municipal en tantas y tantas obras que se realizan poniendo un papel kraft en los escaparates, y que tantas veces, no solo estas dos últimas, han acabado con derrumbes.

    Y por último, totalmente de acuerdo en el atronador silencio de los colegios. Vergonzoso.

    • Enrique Alario Catalá 31 agosto, 2015 en 13:36 #

      Siento que el debate no vaya por donde comentas, aunque estoy de acierdo contigo en que se debería profundizar en las circunstancias que comentas y no tanto en la ITE, que al fin y al cabo no es causa de derrumbe, la causa es otra y la ITE lo que no ha hecho ha sido detectarla.
      Lo de las obras sin control es de juzgado de guardia, pero en esta ocasión los medios han tenido más fácil ir a por los técnicos, así que el debate se ha centrado por ahí. Ya me gustaría escuchar que se está investigando a la empresa, incluso al técnico si lo hacía, que hicieron obras en el edificio, pero me temo que esa noticia no va a llegar.
      Gracias por tu comentario.

    • Ana 2 septiembre, 2015 en 11:49 #

      Creo que Carlos sí que va al meollo de lo ocurrido: las obras en las plantas bajas de los edificios. Suelen ser la causa de multitud de problemas que en los casos más extremos llevan a estas situaciones dramáticas para los propietarios.
      Es ahí donde debe incrementarse cualquier tipo de prevención y desde todos los ámbitos, en una situación ideal:
      las comunidades de propietarios deberían exigir que las obras en su inmueble cuenten con autorización administrativa por parte de los ayuntamientos
      los ayuntamientos deberían ampliar las exigencias y las inspecciones ante las solicitudes de obras en bajos comerciales, pocas veces son tan sencillas como las que se describen en una declaración responsable bajo el epígrafe de cambios de acabados u obras de conservación
      y también considero imprescindible que un técnico independiente proyecte y supervise cualquiera de estos tipos de actuación, con el convencimiento de que dicho técnico será todo un profesional y realizará correctamente su desempeño

  10. luiti33uis Martin 29 agosto, 2015 en 21:47 #

    CADA PROFESIONAL DEBE GARANTIZAR EL TRABAJO REALIZADO y asegurarse de que los medios necesarios para la correcta ejecucion del trabajo estan a su disposicion, y si no es asi, yo considero (y es solo mi opinion sin bases legales) que es responsabilidad del profesional que ejecuta el trabajo de requerir dichos medios, o en su defecto negarse a realizar tal trabajo ya que sin los medios necesarios NO PODRA GARANTIZAR UN TRABAJO CORRECTO
    Con lo cual si una inspeccion visual no basta ahora me parece tarde para que sirva de justificacion, sin dejar de lado la responsabilidad de quien o quienes decidieron que con una inspecion visual bastaba
    Inspeccionar un edificio no es algo que se pueda tomar a la ligera

    • Enrique Alario Catalá 31 agosto, 2015 en 13:33 #

      Efectivamente, una inspección visual no basta para determiandas circunstáncias, pero hacer una ITE es eso, una inspección visual. No se puede entrar con una ITE a hacer un estudio patológico completo. Lo que si que puede hacer la ITE es sugerir que es necesario dicho estudio patológico, pero no lo es en sí misma.
      Gracias por participar.

  11. Anónimo 29 agosto, 2015 en 13:17 #

    Hola Enrique! me ha parecido muy buena tu reflexión y la comparto contigo, me ha gustado sobre todo la parte en la que dices:

    “…No voy a entrar en el tema de si están bien pagadas o mal pagadas las inspecciones técnicas, es otro debate que no cabe en este post, pero al menos en mi caso, sea lo que sea lo que se cobre, el trabajo debe ser el mismo, pues la responsabilidad es la misma y esta no depende del precio, sino de la profesionalidad del trabajo que se realice.

    Se tiene que inspeccionar lo mismo se cobren 100 o 10. Abaratar no significa hacer menos, sino cobrar menos por lo mismo, así que no debería ser el precio una excusa para no hacerlo bien…”

    El problema viene cuando hablas con técnicos y te dicen: “Es que por el precio que me pagan, qué quieres que haga? pues llamo por teléfono y que me cuenten…” Es en ese momento cuando te cabreas y te vas de la conversación, y esto es verídico, pues me sucedió en un curso que hice, y la persona que lo dijo fue el profesor, evidentemente me fui de clase y puse una queja en la dirección del curso, pero por desgracia, esto se repite con mucha frecuencia.

    Saludos.

    • Enrique Alario Catalá 29 agosto, 2015 en 13:55 #

      Es una pena que los técnicos no sepamos vendernos, lo que nos lleva a pensar que para competir hay que bajar los precios. Qué equivocación tan grande. Luego pasan cosas como las que comentas, falta de profesionalidad que afea la imagen de todo el colectivo.
      Gracias por participar

  12. jrarquiJose Sixto Rubio Alborná 28 agosto, 2015 en 7:38 #

    Totalmente de acuerdo, y es más, en algunas poblaciones de Catalunya ( 40.000 habitantes), cuando un propietario va al Ayuntamiento a informarse de si son obligatorias las ITE, si habrá sanciones si no las hacen, etc, les dicen que no se preocupen, que de momento no pasa nada por no hacerlas, lo mismo para administradores de fincas, etc……Es de risa para llorar

    • Enrique Alario Catalá 29 agosto, 2015 en 13:45 #

      Así vamos

  13. Mikel 27 agosto, 2015 en 13:15 #

    Lo primero decir que no soy Técnico, me encanta la arquitectura y la construcción.

    Me pregunto:
    Que finalidad tienen las ITE?
    Si es una inspección “VISUAL” por que están sujetas a tanta responsabilidad? Por que se acepta dicha responsabilidad con tanta facilidad?
    La utilización que se hace de las ITE son las correctas? Es un control válido?
    Se ha denunciado con anterioridad, que no es válido para los casos sucedidos o que puedan suceder?

    En mi modesta opinión, creo que debemos ser mucho mas responsables con nuestros actos. Responsables cuando se “realiza” un determinado trabajo o acto y responsables cuando decidimos “no realizar” ese trabajo o acto por que sabemos que su finalidad no es la correcta.
    Creo que el problema no es el dinero, el problema es el servicio que se ofrece y cada uno debe poner precio a su servicio.
    Sinceramente creo que la solución la tienen o la tenéis los propios técnicos.

    Veo casi hasta normal la reacción mediática que hay en contra vuestra, de este modo, la administración tiene justificada la causa por la que se han derrumbado los edificios y todos tranquilos.

    Insisto que debemos hacer las cosas bien o no hacerlas. Para mi es un problema de raíz, creo que las ITE tienen una finalidad que no son acordes a la necesidad que se pretende o por lo menos no a todas.

    Un saludo,

    • Enrique Alario Catalá 31 agosto, 2015 en 13:31 #

      Hola Mikel, gracias por participar.
      Es nnormal que no siendo técnico tengas una confusión terrible, dadas las noticias y titulares poco afortunados que han ido apareciendo en los medios. Voy a intentar explicarte desde el punto de vista técnico.
      La finalidad de las ITE es comprobar el estado de conservación de un edificio mediente una inspección visual, es decir, a través de detectar síntomas visibles que hagan sospechar sobre una deficiencia, no solo a nivel estructural, sino a nivel de seguridad de cornisas, piezas en fachadas, instalaciones, impermeabilizaciones, etcétera, pero como te digo, siempre a nivel visual. Es lo que se exige y es lo que se pide cuando te solicitan una ITE, no más de lo estrictamente necesario. Ya sabes, esto es España.
      La responsabilidad que conllevan es la que es, no la que dicen los periódicos que es. Se es responsable en la medida que lo que veas lo reflejes, pero si no ves nada sospechoso (por estar oculto o porque no exista nada) y lo documentas, no tienes responsabilidad sobre lo que no se puede ver con la simple inspección visual.
      La utilización que se hace de las ITE no son las correctas, pues la mayoría de las veces se realizan solo para cubrir el expeiente, para pasar el trámite por parte de las comunidades. Es un control válido para lo que es, un chequeo por encima, pero no para garantizar al 100% que no ocurra lo que de hecho ha ocurrido, pues los síntomas pueden estar ocultos o bien se pueden producir modificaciones en el edificio una vez pasada la inspección que afecten a la estabilidad del edificio (como así parece que ha sucedido en uno de ellos, que se eliminó un machón para hacer más grande un escaparate)
      No es que se haya denunciado con anterioridad que sea válido o no (al menos que yo sepa) pero sí que se ha dicho que no es suficiente, pero claro, lo que es suficiente es más caro y no lo quieren.
      Lo de “no realizar un trabajo porque sabemos que la finalidad no es la correcta” es un error, porque sabiendo que la ITE es para lo que es, la finalidad es correcta, pero no suficiente. Haría falta otra herramienta, pero la ITE sirve para lo que sirve. Lo malo es que lo tenemos claro nosotros, pero no el que la pide.
      La solución no la podemos tener los propios técnicos más que en la medida que hagamos ver a los políticos que no es suficiente lo que se pide, que incrementen las exigencias metodologizando la actuación, objetivizando las pruebas igual que con la ITV de los coches, exigiendo determinadas pruebas con determinados resultados para decir objetivamente que la prueba pasa o no pasa, pero eso no lo podemos hacer los técnicos, pues no es obligatorio y por lo tanto no lo piden. Como te digo solo se pide lo justo para cumplir el expediente, así que son los legisladores los que tienen que hacer que el expediente sea más exigente.
      Lo de la reacción mediatica es de locos. Han hecho ver que tiene más culpa el técnico que hizo una inspección que el que quitó un machón estructural. Los medios necesitan sacar noticias cuando un tema esta candente, no les da tiempo a contrastar en estos casos, más en periodo de vacaciones. Lo que sí es cierto es que han dejado la imagen de los profesionales por los suelos.
      Espero haber respondido a tus dudas. Si no es así, por favor, insiste.
      Un saludo

  14. José Santos Torres 27 agosto, 2015 en 12:20 #

    Buenos días Enrique
    Estoy muy de acuerdo contigo en lo que comentas. Te invito a que leas mis opiniones al respecto en este artículo de mi blog: “¿Servirá el colapso de un edificio para replantear cómo cuidamos de nuestras viviendas?” http://inarqadia.jstarquitectura.es/?p=1838
    Un saludo

    • Enrique Alario Catalá 28 agosto, 2015 en 1:01 #

      Muy interesante, lo he comentado en tu artículo.
      Un saludo

  15. Borja Moriano 26 agosto, 2015 en 22:00 #

    En mi opinión pretender hacer ver a la sociedad que, por el hecho de que su edificio haya pasado satisfactoriamente una ITE o un IEE tiene garantías de que no posee ninguna patología o deficiencia a nivel estructural (entre otras cuestiones), es como pretender hacerle ver a un conductor que, porque su vehículo haya pasado sin problemas la última ITV no pueda sufrir una avería (mecánica, electrónica o desgaste de materiales) que propiciara un accidente potencialmente mortal.

    La gente tiene que entender que cada cosa es una cosa, y no es lo mismo una ITE/IEE que un Estudio Patológico (por poner un ejemplo), al igual que no es lo mismo una consulta médica rutinaria en el médico de cabecera (tosa, diga “aaahhh….”, expectore, inspire…suspire…) que un completo chequeo médico en un especialista con un seguro privado (resonancia magnética, radiografías, biopsias, etc.)

    Como ya se menciona en este post, una ITE/IEE es una inspección VISUAL, y como tal debe entenderse que tiene unas limitaciones en cuanto a la profundidad y certeza del diagnóstico, en especial en lo relativo al estado estructural de un edificio, pues muchos de esos elementos estructurales se encuentran fuera del alcance del “ojo del técnico” por motivos evidentes (cimientos y otros elementos que se encuentren enterrados u ocultos, y muchos otros se encuentran “vestidos” por revestimientos…).

    Aún así, se confía en la pericia del técnico y en la capacidad de dilucidar daños en esa estructura mediante el análisis de ciertos “indicadores” (grietas, fisuras, deformaciones…) que muchas veces no se producen ni si quiera en esos mismos elementos estructurales, sino en elementos no estructurales que se ven afectados en segundo o tercer orden por una reacción en cadena de los anteriores… Dicho esto, lo que quiero dar a entender es que una ITE/IEE en ningún momento es motivo de GARANTÍA (al 100%) de que el edificio de estudio no posee daños estructurales, y eso creo que la sociedad o no lo sabe o no quiere asumirlo. Si usted como propietario de una vivienda o edificio quiere poder dormir con la tranquilidad que le da tener esa garantía, contrate a un técnico competente que le haga un ESTUDIO PATOLÓGICO completo (con las pruebas diagnósticas y el coste que estas conllevan).

    En relación al tema de la “no defensa” de la profesionalidad de los Aparejadores/Arquitectos Técnicos/Ingenieros de Edificación y la falta de réplica por parte de los Colegios Profesionales y Consejo General a estos comentarios, titulares y tweets que surgen buscando el sensacionalismo y el populismo, es algo a lo que estamos acostumbrados y evidencia nuevamente que son instrumentos de representación que NO representan el sentir de una profesión, que están “oxidados” y que mas pronto que tarde están abocados a su desaparición.

    Un saludo y enhorabuena por el post.

    • Enrique Alario Catalá 27 agosto, 2015 en 8:57 #

      Muchas gracias Borja, me ha parecido muy acertada tu exposición. Ya es complicado que por iniciativa propia los propietarios de edificios encarguen una ITE, así que por desgracia me temo que lo de encargar un estudio patológico “preventivo” es más complicado todavía, a no ser que ya existan síntomas que los “acojonen” y entonces posiblemente ya sea tarde para poner solución.
      Gracias por participar

  16. Fátima Galarza 26 agosto, 2015 en 12:32 #

    ¿Algún médico que se atreva a diagnosticar una enfermedad mortal con una mera inspección visual? ¿Algún médico que se atreva a reflejar sus impresiones oculares por escrito y firmar? En caso afirmativo, ¿alguien le creería? ¿No quedaría cuestionada su profesionalidad? ¿Dónde queda la objetividad? Son preguntas que han surgido estos días hablando con gente profana en la materia.
    Totalmente de acuerdo con lo que expones, Enrique.

    • Enrique Alario Catalá 27 agosto, 2015 en 8:52 #

      Gracias Fátima, muy buena comparación

  17. Fran Castro 26 agosto, 2015 en 12:21 #

    Gracias por la mención Enrique. Suscribo 100% tus conclusiones. Tenemos que hacernos escuchar, y como dice Manolo Pizarro, que no paguemos justos por pecadores. La mayoría de los técnicos somos gente muy profesional, que incluso pierde dinero por hacer las cosas bien, y que no se merece estos ataques generalizados.

    Una reacción de los colegios (de los nuestros, y de los de los de los compañeros de otras profesiones) se hace mas que necesaria.

  18. Jose Angel Velasco 26 agosto, 2015 en 0:16 #

    Hola Enrique,

    Estoy de acuerdo contigo. Como bien dices, la herramienta los colegios profesionales deberían haber respondido en defensa de los técnicos y un trabajo visual no garantiza la seguridad de un edificio. De haber realizado una medición rápida del edificio, al menos en los puntos más singulares, habrían detectado la eliminación de un pilar en el local de la planta baja. Habría que ver por que se eliminó dicho pilar y de quien es la responsabilidad realmente

    Saludos

    José Ángel

    Fuente: http://ccaa.elpais.com/ccaa/2015/08/19/madrid/1439978139_668950.html

  19. araujoarquitectura 25 agosto, 2015 en 12:58 #

    Antes de poder opinar al respecto aqui y en otros medios, me gustaria saber el precio que pago la Comunidad de Propietarios por el informe de la ITE

    • Enrique Alario Catalá 26 agosto, 2015 en 8:42 #

      Desde luego es un tema que puede haber influido, pero creo que en este momento la batalla debe ser otra, pues está en juego la imagen profesional de la profesión. Sí, quizá se cobró poco y no se hizo bien, o quizá sí que se hizo bien y no se detectó fallo tras la inspección visual… eso no lo sabemos en este momento, pero sea cual sea el caso, lo que sí que está en entredicho es la profesionalidad del colectivo.
      Defendamos juntos eso ahora y ya entraremos a matarnos por los precios.
      Gracias por tu opinión.

      • Fran Linares 31 agosto, 2015 en 11:53 #

        El año pasado mi padre ingresó en el hospital, con vómitos y mucha debilidad. Los médicos que le diagnosticaron me lo dijeron claro, no había esperanza, cáncer de páncreas fulminante. En mes y medio lo estábamos enterrando.

        Sin embargo por muchas explicaciones que nos dieron a la familia,todo el equipo médico, siempre me quedó la duda de la profesionalidad de ellos y por muchas explicaciones, yo no soy médico, nunca creí que hicieran todo lo posible para salvarle la vida.

        En este caso no ha habido perdidas humanas pero cuando si las hubiera habido por mucho que el colectivo nos defienda, luchen para que las cosas se hagan mejor, el ser humano siempre dudará y pedirán explicaciones y quizás responsabilidades.

        suerte compañeros que estáis en cierto modo involucrados en esos derrumbes.

Deja un comentario

Utilizamos cookies propias y ajenas para facilitar el uso y elaborar estadisticas. Si continúas navegando, consideramos que acepta su uso más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar