Formación BIM con Miguel Morea, en Onsite Podcast de Construcción

Onsite #51 | Formación BIM, con Miguel Morea


Que el BIM es una forma de trabajar a la que debe tender el sector de la construcción es un hecho que tengo clarísimo, como ya he comentado en diversas ocasiones en algún podcast, posts del blog y allá donde me han querido escuchar, pero precisamente por eso, parece que muchos se lanzan a lo loco a todo lo que suene a BIM, sobretodo en tema de formación.

¿Realmente sabemos por dónde empezar? ¿Qué necesidades formativas tenemos para trabajar en BIM? ¿Todos los perfiles profesionales tienen que saber lo mismo o es necesario una formación especializada en según qué usos vayamos a darle al BIM?

De todo esto y mucho más es de lo que hablamos en este programa con Miguel Morea, pues no se me podía haber ocurrido otra persona más válida para hablar sobre formación BIM.

Miguel es Arquitecto Técnico, Arquitecto, project manager, experto en BIM, formador BIM en BIMLearning junto con José Manuel Zaragoza… seguro que me dejo alguna cosa que domina Miguel, pero para este programa será suficiente con su faceta de formador.

La entrevista la hemos grabado en el entorno de la feria BIMexpo, así que te tengo que pedir disculpas por la calidad del audio.  He hecho lo que he podido en edición, pero uno llega a donde llega.

Puedes encontrar a Miguel en BIM Learning, su plataforma de formación que, por cierto, acabo de estrenar yo mismo y que me está gustando muchísimo.  Además puedes contactar a través de Twitter, de Linkedin y no te puedes perder su canal de Youtube con interesantes tips sobre BIM.

En este episodio hablamos de:

  • ¿Debería estar la formación BIM diferenciada en función del perfil profesional?
  • ¿Qué necesidades formativas tiene cada uno de los perfiles?
  • ¿Hay aplicaciones más adecuadas para determinados perfiles profesionales?
  • ¿Qué especializaciones existen dentro del entorno BIM?
  • ¿Cómo deberían afrontar las universidades la formación BIM? ¿Qué deberían enseñar sobre BIM a los futuros profesionales?
  • ¿Por dónde debería empezar un profesional que ya tiene una experiencia a sus espaldas trabajando de forma “tradicional”?
  • ¿Cómo convencemos a las empresas que ejecutan los proyectos para que trabajen con BIM?
  • ¿Cómo hacemos para llegar a esos profesionales que todavía no conocen BIM o que simplemente les suena pero no saben bien de qué va?

Como ves una completa entrevista en la que, como de costumbre, Miguel no se muerde la lengua y nos aporta su opinión y experiencia sobre todos estos temas.

Libros recomendados:

De entre todos los libros BIM que se me ocurren, no puedo dejar de recomendar el que han escrito Miguel Morea y José Manuel Zaragoza, Guía práctica para la implantación de entornos BIM en despachos de arquitectura.  Dentro de poco estará disponible su segunda publicación.

Los libros que recomienda Miguel durante la entrevista son los siguientes:

Episodios anteriores de OnSite:

Aquí tienes los tres últimos programas publicados:

Si lo que quieres es encontrar todos los programa puedes hacerlo en www.enriquealario.com/podcast, o seguir mi perfil en Spreaker.  Pero lo más cómodo para ti seguro que es recibirlos directamente en tu móvil suscribiéndote en iVoox o en iTunes y así no perderte ninguno.

Puedes suscribirte AQUÍ:

Ah, si te gusta me harías un favor grandísimo si pones una valoración en iTunes para poder llegar a más compañeros. Te lo agradezco.

Sponsor:

¿Eres de los que adelanta las compras de navidad? ¿Las vas a comprar en Amazon?

Si crees que el contenido lo merece puedes ayudarme sin que te cueste ni un céntimo.

¿Cómo?

Muy fácil.

Si en alguna ocasión compras en Amazon, simplemente tienes que entrar pinchando en la imagen de arriba o bien entrando a través de www.enriquealario.com/amazon.  A ti tu compra te costará lo mismo, pero a mi me darán unos centimillos que me vendrán muy bien para pagar alguno de los gastos que te he comentado y poder ir mejorando poco a poco los medios para hacer cada día un podcast mejor.

Así de simple.

En ambos casos, te lo agradezco muchisimo.


Recuerda, puedes participar en los comentarios aportando tu opinión, tu experiencia o tus dudas, seguro que será interesante para el resto de los compañeros.

Nos escuchamos en la próxima semana.


 

Alario Arquitectura técnica en Valencia. Arquitecto Técnico en Valencia

5 Respuestas a Onsite #51 | Formación BIM, con Miguel Morea

  1. Jose Miguel Morea Nuñez 22 Noviembre, 2016 en 23:19 #

    Interesante, pero recordad que BIM no es 3D, sino acceder a un lugar donde “guardo la información” y me permite actualizarla de manera agil, sencilla y produce documentos coherentes. No se si Sketchup incluye las capas con los distintos materiales, puede medir, etiquetar, realizar montajes, cuadros de carpinterias, mediciones o cálculos, añadir parámetros con las necesidades (resultados de ensayos, equipos de instalación, etc,…), pero sobre que cuando uno de los datos se modifican, todos los documentos, incluido el presupuesto (fundamentalmente el presupuesto, diría yo) se actualiza, no solo los planos o los entregables.
    Es verdad que Revit es el más caro. Pero desde luego está a otro nivel.
    En todo caso creo que como dice el compañero hay que actualizarse y dimensionarse de acuerdo a lo que cda uno quiera conseguir.
    Un abrazo, camaradas.

    • Anónimo 23 Noviembre, 2016 en 1:01 #

      Gracias Miguel por tu respuesta.

      Evidentemente BIM no es dibujar en 3D, eso está claro, pero sí que es cierto que todo parte de una “maqueta” definida por elementos con una información básica al principio (dimensiones) y que se va desarrollando conforme avanza el proyecto (materiales, coste, residuos, vida útil, etc.). Esa maqueta se completará con otras “maquetas” interconectadas o diseños (estructura calculada, instalaciones, etc) y todas estarán en un lugar al que tendrán acceso todos los agentes que intervengan en el proceso con ciertas restricciones según se trate.

      Yo me estoy moviendo principalmente en ese primer nivel (LOD 100, creo). Es el arquitecto que colabora con nosotros, el que, en caso de ser necesario un proyecto, desarrollaría la “maqueta” hasta el nivel correspondiente. Podría usar REVIT o continuar con SKETCHUP. A nivel de costes, si no hay proyecto, dispongo de una información gráfica que ya me ha permitido detectar “partidas ocultas” y que mis proveedores cometan menos errores a su vez al calcular sus costes.

      Respecto a la gestión de capas o a la elaboración de una documentación referenciada a la maqueta, SKETCHUP utiliza extensiones. LAYOUT para composición del proyecto y, por supuesto, referenciada al modelo. Si yo acoto en LAYOUT la vista de mi maqueta y posteriormente cambio de posición una ventana, las cotas cambian automáticamente al actualizarse dicha vista. Hay extensiones (que sinceramente, todavía no he probado) que sirven para realizar presupuestos y para planificar una obra y que estoy investigando qué tipo de interconexión van a tener con la maqueta.

      Y sí, REVIT está a otro nivel como software de modelado BIM. Lo veo ideal para estudios de arquitectura con un volumen de trabajo medio-alto o para el desarrollo de grandes proyectos. Pero en mi caso y, estoy seguro que en el de muchos, es una opción que no encaja, o por lo menos yo no le veo el encaje a pequeña escala. Es como usar PRESTO sólo para hacer el presupuesto del proyecto o comprarte una bicicleta de 5000 € para simplemente ir y volver del trabajo.

      Al final el BIM es una metodología para que la industria de la construcción sea muchísimo más eficiente de lo que es (o no es) ahora.

      Yo estoy empezando a lograr eso a pequeña escala.

      Un saludo.

    • Pablo Ruiz Lantero 23 Noviembre, 2016 en 15:31 #

      Correcto, BIM no es dibujar en 3D, es un procedimiento de trabajo colaborativo entre los distintos agentes, siendo el núcleo de ese trabajo “la nube” donde se “cuelgan” los diseños (arquitectónico, estructura, instalaciones, modelo energético, etc) conforme se van definiendo y tras un proceso de revisión y prueba previa.

      Pero precisamente ese procedimiento de trabajo empieza por la construcción virtual (como bien habéis comentado en la entrevista) de una maqueta o diseño en 3D, siendo su definición inicial un conjunto de elementos o componentes cuyos parámetros iniciales son las dimensiones de los mismos y, ya sólo con ese primer nivel de definición, se van a detectar en esa primera fase de proyecto errores que antes aparecían en obra.

      Ese primer nivel de definición es con el que he empezado a trabajar. Es sólo un primer paso, pero es por lógica el primero que debemos dar: acostumbrarnos a consultar maquetas, no planos.

      La maqueta en SKETCHUP se puede crear a detalle constructivamente con materiales y cualquier tipo de información asociado a los mismos y la maqueta queda enlazada al programa de composición del proyecto LAYOUT. Sketchup dispone de pluggings o extensiones para la elaboración de tablas y cuadros, igualmente enlazados a la maqueta. Se llega al mismo sitio qUe con REVIT.

      La parte de gestión de obra la estoy empezando a estudiar. Sketchup sí tiene extensiones para enlazar un presupuesto a la maqueta o una planificación de obra. No obstante, este punto es el que estoy “investigando” ahora.

      Coincido contigo, REVIT es otro nivel, pero para mí y seguramente para otros compañeros y profesionales, comprarse una bicicleta de 5000 € para ir y volver al trabajo, puede estar muy bien pero ser innecesario. Es como usar PRESTO sólo para predimensionar el presupuesto de un proyecto.

      Un saludo.

  2. Pablo Ruiz Lantero 21 Noviembre, 2016 en 16:36 #

    Hola Enrique,

    Muy interesante el programa con Miguel Morea. Ya conocía la web de este gran equipo de profesionales con unos post muy interesantes sobre el sector. Muy con los pies en la tierra respecto a cómo se va a ir implantando BIM en el día a día de la profesión, no sólo en estudios de arquitectura, si no en el resto de agentes intervinientes. Coincido plenamente con él, aunque mi experiencia BIM hasta la fecha es muy pequeñita.

    De hecho te cuento un poco mis primeros pasos, porque creo que puede ser interesante para otros compañeros, ya sean profesionales liberales o estén en el seno de pequeñas, medianas o grandes empresas promotoras o constructoras.

    Yo trabajo en una pequeña empresa de obras y mantenimiento en un complejo residencial de lujo en la Región de Murcia y desde que escuché la palabra BIM sentí curiosidad por saber qué era eso. Lo primero era saber, como planteábais en la entrevista, qué cambio en la metodología debía realizar. Parece que el procedimiento BIM y los software a utilizar en estudios de arquitectura medianos y grandes está más o menos claro, aunque quedan aspectos por pulir. ¿Pero qué hace un aparejador como yo, que trabaja en una pequeña empresa gestionando obras de reforma y mantenimiento para sus clientes?

    Mi cometido pasa por la toma de datos (fotografías, mediciones, etc), el planteamiento de la idea al cliente y la gestión del trabajo. La toma de datos no cambia; hay que abordar, por tanto, cómo mostrar la idea y cómo gestionarla posteriormente.

    La metodología BIM gira en torno a una “maqueta virtual” cuyo nivel de definición dependerá del alcance del proyecto. En mi caso me basta con una definición arquitectónica, que luego podrá desarrollarse en proyecto o no, ya que en caso de ser necesario, nuestro arquitecto de cabecera se encargará de desarrollarlo. Lo primero era abandonar el desarrollo de planos con CAD. Estudié varios software de modelado. Descarté Revit, por coste, por capacidad de los equipos informáticos de los que dispongo y porque la definición de la maqueta no requeriría un programa más propio quizá de un estudio de arquitectura. Conocía AllPlan, pero por razones similares Revit lo descarté. Me interesó un software de ACCA llamado Edificius, cuyo coste de licencia es muy asequible, pero cuando empecé a manejarlo, noté que le faltaba plasticidad, es decir, poder modelar lo que me diese la gana, ya que mis trabajos parten siempre de un preexistente y las ideas no se reducen a cuatro objetos muro, 3 objetos ventana, etc. Tengo que hacer adaptaciones singulares y este software se queda corto si te sales mucho del “guión” obra nueva. Bueno, realmente, lo que hace es “mandarte” al software que estoy utilizando: SKETCHUP PRO + LAYOUT. Sí, sí, ese programita para hacer dibujitos en 3D con esa interface tan “infantil” e intuitiva.

    Con sketchup puedo estructurar la maqueta a nivel arquitectónico por componentes o elementos (muros, tabiques, cubiertas, forjados), pero con total libertad y definir otros elementos singulares como sistemas de protección colectiva para la elaboración de estudios y planes de seguridad y salud. La maqueta y sus componentes son exportables en formato IFC a cualquier software (cálculo de estructuras, instalaciones, mediciones, etc) y visores BIM. Además, posé una serie de extensiones con las que puedes hacer un “software al gusto”. Con LAYOUT, haces la composición de planos de tal forma que todas las vistas están referenciadas a la maqueta, con lo que, si cambias algo en la maqueta, sólo tienes que hacer un click con el botón derecho del ratón sobre cualquiera de ellas y se actualizan todas automaticamente. Recientemente he empezando a estudiar cómo realizar a partir de la maqueta el cálculo de costes y la planificación.

    De esta forma mi cliente ya no sólo tiene un par de plantas y alzados, si no, unas vistas en 3D con las que comprender cómo cambia su vivienda. Además puede tener acceso a la maqueta a través de visualizadores IFC o el propio visualizador de SKETCHUP.

    El acceso a la maqueta de mis proveedores (albañilería, instaladores, etc.), podría ser sencillo, en el sentido de que hay visualizadores gratuitos que podrían desterrar el uso de planos de papel. Sin embargo, desterrar los planos a pie de obra va a ser difícil, porque, en mi caso, esos planos los utilizan oficiales que no van a estar con una tablet o un teléfono de última generación visualizando la maqueta mientras levantan un tabique o realizan un aplacado.

    En resumen y terminando (que ya está bien), si hubiera que empezar por algún sitio para subirse al “carro” del BIM, yo empezaría por analizar cuál es mi realidad como profesional, seguramente comenzar buscando un software de modelado y aprender a usarlo hasta cierto punto, como bien habéis dicho en la entrevista. Al mismo tiempo conocer cual es la metodología BIM. Yo he empezado a estudiar las uBIM (Building SMART), que me han aclarado algunas cosas que desconocía sobre este mundo y que abordan lo que podría ser un código a nivel Nacional de cómo va a ser esta metodología desde la concepción de la idea hasta la deconstrucción de la misma.

    Enhorabuena por la difusión que le das a la profesión desde tu magnífico blog.

    Un saludo.

    • Enrique Alario Catalá 22 Noviembre, 2016 en 23:08 #

      Muchas gracias Pablo por tu extenso comentario, me ha resultado muy interesante la evolución que has ido haciendo hasta alcanzar las herramientas que te sirven para lo que haces. La verdad es que no me había planteado nunca esa posibilidad, aunque creo que se te queda un poco coja la parte de costes, peo seguro que encuentras la manera de hacerlo, jejeje…

      Espero que me lo cuentes cuando lo consigas.

      Gracias de nuevo y un abrazo.

Deja un comentario

Utilizamos cookies propias y ajenas para facilitar el uso y elaborar estadisticas. Si continúas navegando, consideramos que acepta su uso más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar