Tabiques ejecutados con ladrillo tradicional

Ladrillo o Pladur ¿Qué escoger?

En el momento de pensar en al ejecución de una vivienda nueva, una reforma de la existente o cambiar la distribución de alguna parte de la casa, suele surgir la duda entre la utilización de tabiquería llamada “seca” de cartón yeso o pladur, que es como suele llamarse, o la utilización de la tabiquería tradicional de ladrillo, la de toda la vida.  Pretendo en este post comparar con criterios técnicos objetivos ambas opciones, proporcionar los criterios necesarios para que cada uno elija en función de sus necesidades.

Transporte y acopio

Tabiques ejecutados con ladrillo tradicional

Tabiques ejecutados con ladrillo tradicional

En primer lugar habría que tener en cuenta el transporte del material, ya que puede ser definitivo para la elección de uno u otro.  Por ejemplo, si se va a realizar una reforma en una planta alta de un edificio antiguo, puede ser un grave problema subir las placas de pladur hasta la vivienda, ya que al ser de un tamaño muy grande es difícil introducirlo en ascensores antiguos, con cabinas pequeñas.

Existiría la posibilidad de subirlo por la escalera, pero éstas suelen ser estrechas también en este tipo de edificios.  Además, el tamaño de las placas obliga también a emplear dos operarios para su transporte.  En cambio, los ladrillos son más fáciles de transportar, aunque su peso es mucho mayor, pero su reducido tamaño permite que se puedan hacer tantos viajes como sean necesarios para llevarlos hasta el tajo, aunque también hay que tener en cuenta la gran cantidad de materiales y medios auxiliares necesarios para su colocación, como sacos de cemento, arenas, pasteras, regles, paletas…

En caso de que la obra se encuentre en zonas más abiertas, que permitan el acopio cómodo de materiales cerca del tajo, el pladur cobra ventaja por tener mayor superficie por unidad, lo que permite que en un solo viaje se transporten mayor número de metros cuadrados de tabique.

Ejecución

Una vez en la obra, hay que valorar la ejecución de los tabiques, que será muy diferente en función del material escogido.  En el caso de optar por elegir tabiques de ladrillo hay que tener en cuenta la gran cantidad de residuos que se generan como pueden ser restos de morteros, trozos de ladrillos, sacos y escombros en general que hay que retirar de la obra en algún momento.  De hecho, lo deseable es ir retirando los escombros a medida que se generan, sin llegar a acumularlos ya que puede darse el caso de ir pisándolos o que incluso hay que ir apartándolos para poder asentar bien alguna hilada, además del riesgo que provocan en cuanto a posibles cortes, tropiezos, caídas, etc….

Ejecución de Tabique de Ladrillo

Tabique de Ladrillo

En este aspecto, el sistema de tabiquería “seca” con cartón yeso, pladur, le lleva muchísima ventaja a la tabiquería tradicional de ladrillo, ya que los escombros generados son mucho menos voluminosos y pesados que los del otro sistema, ya que las placas se colocan enteras, salvo las partes superiores y los encuentros laterales.  Tampoco se generan acumulaciones de morteros que en ocasiones es necesario incluso picarlos para poder retirarlos.  En definitiva, se trabaja en un tajo más limpio.  Incluso la retirada de escombros es más cómoda, ya que la propia forma de los recortes de las placas permite que el transporte sea más cómodo y menos pesado, pudiendo retirar mayor cantidad de material desperdiciado en menos viajes.

Seguramente, el aspecto más ventajoso de la ejecución de tabiques de pladur es la velocidad de ejecución y la facilidad de la misma, aunque precisa de herramienta más especializada para realizar cortes a las placas, clavar perfiles y atornillar, que resulta un poco más cara de adquirir, pero es rápidamente amortizada por la rapidez de ejecución y el tiempo que se gana con éste sistema.  Una vez que se tiene replanteado el tabique y colocadas las canales o perfiles de soporte, las placas se colocan con suma rapidez, quedando una superficie ya prácticamente lista para la pintura a falta únicamente de masillar juntas y tornillos.

Ejecución de Tabique de Ladrillo

Ejecución de Tabique de Ladrillo

Evidentemente no es oro todo lo que reluce, ya que en el sistema de tabiquería seca puede ser extremadamente fácil ejecutar la zona general de la pared, pero puede llegar a complicarse un poco más en los puntos singulares, los cuales deben ser bien ejecutados para evitar posteriores lesiones en los tabiques.

Algunos aspectos a tener en cuenta en la ejecución del sistema pueden ser, por ejemplo, el tener en cuenta antes de ejecutar el tabique si va a ser necesario cargar peso en el mismo, como por ejemplo colgar estanterías, muebles o simplemente aparatos sanitarios, lavabos suspendidos, etc…  En este aspecto, la resistencia del ladrillo evita la necesidad de una planificación previa de estos aspectos, pero en el caso del pladur hay que reforzar las zonas donde se van a colocar cargas colgadas.  Además, una vez terminado el tabique será necesaria la utilización de tacos especiales para pladur, un poco más caros que los empleados para tabiquería de ladrillo tradicional.

Otro aspecto a tener en cuenta es el dejar las placas levantadas de la superficie del suelo, es decir, que no deben quedar apoyadas, sino suspendidas sobre el perfil inferior, de manera que no puedan ascender humedades que puedan producirse en el suelo debidas al uso, como charcos por derrames de líquidos o simplemente el hecho de fregar la superficie del suelo con agua.  Evidentemente, este es un problema que no se presenta en el caso de los tabiques de ladrillos, ya que el propio rodapié limita el enlucido de yeso, que nunca alcanza la superficie del suelo, evitando así que asciendan las humedades y se lleguen a ver manchas en las paredes.

Ejecución de Pladur

Paramentos Ejecutados con Cartón-Yeso

Otra de las consecuencias de que el material principal de las placas sea el yeso, es la necesidad de utilizar placas especiales en zonas que vayan a estar expuestas a la humedad, como puede ser un cuarto de baño, una cocina o una zona exterior, etcétera, pero no es ningún problema siempre que se tenga en cuenta.

Cuando vayamos a colgar elementos pesados del paramento, es más favorable ejecutar con ladrillo, evidentemente, ya que la resistencia es mucho mayor.  En caso de utilizar pladur, habría que saber de antemano la posición de lo que vamos a colgar para reforzar los montantes de las placas.  Esto es especialmente delicado en los baños, donde se cuelgan lavabos, muebles y otros muchos elementos.

Seguramente, la mayor ventaja del pladur es el acabado que conseguimos, ya que queda listo para pintar, completamente liso y plano, no como con el ladrillo, donde la buena mano del yesaire es fundamental para un correcto acabado.  Mucha gente es reacia al pladur alegando que aunque el acabado es muy bueno, tiene una apariencia frágil, que se puede romper con cualquier golpe, aunque no recuerdo yo ir por mi vivienda dando puñetazos a las paredes ¿no?

En cualquier caso, la reparación es extremadamente sencilla.

Por último, comentar las grandes ventajas que aporta el sistema de cartón-yeso en cuanto al aislamiento termoacústico.  No tanto en cuanto al aislamiento térmico, pero en cuanto al aislamiento acústico nos ofrece la grandísima ventaja de proporcionar aislamiento a bajas frecuencias, gracias a sus propiedades de “membrana”, lo que no es posible conseguir con el ladrillo.

En breve añadiré enlaces interesantes relacionados con el tema.

Espero que te haya resultado interesante, de ser así no dudes en comentarlo con tus amigos.

Servicios de arquitecto técnico en Valencia

,

19 Respuestas a Ladrillo o Pladur ¿Qué escoger?

  1. Daniel 16 noviembre, 2017 en 12:34 #

    Hola a todos,

    Gracias por toda la información que para un no versado como yo es muy interesante.

    He visto que hace tiempo que no se comenta este tema y pido disculpas de antemano si este comentario no va aquí.

    Estoy mirando calidades para comprar vivienda y esto es lo que dicen acerca de la tabiquería:

    TABIQUERÍA:
    · Divisiones interiores de vivienda formadas por tabiquería ligera
    autoportante.
    · La separación entre las viviendas será con tabiquería ligera, con
    doble estructura, chapa de acero de seguridad y aislamiento
    térmico-acústico intermedio.
    · La separación entre las viviendas con zonas comunes estará
    formada por fábrica de ladrillo de ½ pie de ladrillo, enyesado por
    ambas caras y trasdosado autoportante de tabiquería ligera con
    aislamiento térmico-acústico, por la cara de la vivienda.

    ¿Cómo lo valoras?
    ¿Qué debería preguntar a este respecto?
    ¿Puede ser que la definición de las divisiones interiores sea poco concreta y que pudiesen hacer lo que quisiesen?

    Gracias. Un saludo.

  2. Enrique Ibáñez 3 diciembre, 2016 en 9:28 #

    Hola a todos,
    os propongo una nueva solución al tema, y así ampliamos el debate.
    Es un producto patentado, diploma finalista 2015 en los premios construmat, y ganador de los premios femindustria 2016.
    Es una pared de madera, desmontable, y con un acabado decorativo. Tan fácil y rápido de montar que lo puede hacer cualquier usuario no experto, sin herramientas ni tornillos, sin ruido y sin polvo,
    Es http://www.wallinvent.com
    Ya me diréis que opináis,
    Saludos,

  3. kerlanic 9 octubre, 2016 en 16:55 #

    Siempre me ha fascinado este tema, pero creo que la batalla está ganada no crees?

    • Enrique Alario Catalá 9 octubre, 2016 en 18:09 #

      Bueno, depende, siguen habiendo gustos. Muchos clientes siguen prefiriendo su casa con ladrillo.

  4. Luis Alberto Calero 7 septiembre, 2016 en 20:19 #

    Lo que no está claro es el tema de costos.

  5. Amaia Romero 29 junio, 2016 en 11:55 #

    Me parece un post muy completo e interesante. Gracias por la información, los que no entendemos del tema tras leer el artículo lo tenemos más claro.

    • Enrique Alario Catalá 29 junio, 2016 en 23:44 #

      Gracias a ti, de eso se trata 😉

  6. Mª Luisa Lopez 3 diciembre, 2014 en 19:27 #

    acabo de comprar una casa y noto que se me secan las fosas nasales, el ambiente de la casa es super-seco, puede ser debido a los tabiques de pladur y al falso techo del mismo material?

  7. lucia 1 julio, 2014 en 22:49 #

    soy un particular que hará una reforma integral en un piso. Por ese motivo estoy leyendo webs sobre
    reformas, me pareció muy interesante el suyo Sin embargo me quedé con
    algunas dudas que serán relacionadas abajo:
    ¿Hay alguna diferencia si quiero poner puertas correderas en el piso y
    meter ladrillo perforado no vistos o con huecos?
    ¿Se puede poner ladrillo o yeso y suelo radiante?
    ¿Está mejor aislado acusticamente que la pared de yeso?
    Aguardo respuesta
    Saludos
    Lucia

  8. Javier 14 diciembre, 2011 en 5:36 #

    No entiendo como a estas alturas del siglo XXI se siga haciendo la mayoria de tabiquería con ladrillos en España, claro. En muchos otros países “desarrollados” ya se ejecuta prácticamente todo con cartón-yeso. Espero que la mano de obra se vaya especializando porque a pesar de que hay muchos intereses económicos detrás (la cerámica española) esta claro que el sistema laminado de cartón-yesto no solo es el futuro sino el ya inminente presente…

    Sinceramente no logro entender con la situación actual que se sigan haciendo tabiques de 30cm cuando realmente un entramado laminado puede conseguir aislamientos similares con apenas 10cm, ya os podeis imaginar como cambia la superficie útil. El problema de que son “frágiles/debiles” se soluciona fácilmente con 2 planchas). Otra clara ventaja seria a la hora de ejecutar trasdosados sobre el paramento de ladrillo, mejorando notablemente el aislamiento por un reducido espesor.

    Muy interesante tu análisis.

    Un saludo,
    Javier Ramos

    • Enrique Alario Catalá 14 diciembre, 2011 en 13:04 #

      Gracias Javier por tu comentario. La verdad es que algún día evolucionará la construcción en España y se desarrollará en mayor medida la colocación de éste tipo de materiales, aunque de momento es el propio consumidor el que no lo acepta, pensando que es de peor calidad y más débil, aunque como bien dices, esto se arregla haciéndolo bien, es decir, poniendo doble placa.
      Gracias de nuevo por el comentario y un saludo

    • Mario 4 septiembre, 2016 en 19:27 #

      Hola a todos, Con vuestros comentarios habéis comentado algunas de las ventajas e inconvenientes de ambos sistemas, pero se os ha olvidado comentar un aspecto fundamental. Yo nunca pondría una pared de CARTÓN-YESO (pladur como nombre comercial). Hemos olvidado que se compone de yeso y cartón, el cartón es un material orgánico y, es por ello que favorece la creación de microorganismos. Si sometemos a las paredes de pladur a un ensayo con microorganismos..estos se multiplicarán rápidamente y cada vez tendremos mayor número de bichos dentro de nuestra vivienda.
      Esto no ocurre con las paredes de ladrillo, puesto que es un material inerte los microorganismos desaperecerian solos. Comentar que mi casa está hecha con pladur y, no paro de ver bichos (los típicos cortapichas) por todos lados.
      Además se nos olvida otra cosa que va en contra del pladur, el cartón que envuelve la placa, impide que el yeso realice la función de regulador de humedad ambiental dentro de cada estancia de la vivienda.
      Para mí no hay ninguna duda, una casa se hace para toda la vida, las paredes de ladrillo son infinita mente mejores

  9. eva 6 agosto, 2011 en 20:51 #

    Hola, vistos tus interesantes comentarios, me surge una duda. Voy a reformar un piso en primera línea de playa y me han dicho que el pladur es sensible a las humedades, sobre todo en estas zonas, por lo que es más recomendable poner el tabicado de toda la vida, ¿qué consejos me podrías dar? Gracias!!

    • Enrique Alario Catalá 7 agosto, 2011 en 19:01 #

      Es verdad que el cartón-yeso, como su propio nombre indica, tiene una de las capas de yeso, el cual es propenso a absorber humedad, pero no más que el enlucido de yeso que te pondrían sobre el ladrillo tradicional. Además al pintar con pintura plástica el interior se crea una barrera de vapor que evitará que la humedad alcance de lleno la capa de yeso del tabique. En cualquier caso, si te quedas más tranquila hay unas placas de cartón-yeso que están preparadas para l ahumedad, se pueden colocar incluso en cuartos de baño. Son un poco más caras pero no creo que sean necesarias, con una correcta colocación separando las placas del suelo, paredes y techo creo que sería suficiente.
      De todos modos, si te vas a hacer una reforma de mucha envergadura, creo que lo mejor es que te asesore un técnico cualificado, externo a la contrata. Te aseguro que el dinero que te cueste te lo ahorrarás en disgustos, excesos de presupuestos, plazos etcetera. Si estas por la zona de Valencia estaré encantado de asesorarte sin compromiso, consúltame lo que precises.
      Gracias por participar y suerte con tu obra!!!

  10. Emilio J. Pérez 3 julio, 2011 en 20:46 #

    Un detalle.
    En reformas interiores de edificios antiguos los cerramientos realizados con placas de yeso laminado tiene la ventaja de que su carga lineal en muchísimo menor que la que produce la tabiquería de ladrillo, por lo que no castiga al forjado preexistente.
    Yo he visto usar las placas de yeso separando viviendas distintas, dentro del mismo edificio y ahí es donde veo, personalmente, un error y creo que lo correcto es emplear el ladrillo.
    Saludos

    • Enrique Alario Catalá 3 julio, 2011 en 21:08 #

      Estoy totalmente de acuerdo, la ejecución de tabiquería seca tiene muchísimas ventajas frente a la de ladrillo, no solo en rehabilitación, sino también en obra nueva.
      En cuanto a lo de la separación de viviendas, aunque los fabricantes venden sistemas ejecutados íntegramente con cartón-yeso, creo que la solución idonea es por medio de la combinación de ambos, es decir, una fábrica de ladrillo que le aporte masa a la separación entre viviendas y un trasdosado autoportante con aislamiento (o anclado directo) para aportar un mejor aislamiento acústico y un mejor acabado interior.
      Muchas gracis por tu aportación, como siempre muy enriquecedora.

      • Jonathan Fernández 24 febrero, 2012 en 19:33 #

        Totalmente deacuerdo. Me gustaría añadir que “el pico acustico” del ladrillo y el yeso (entendiendo por pico acústico la frecuencia a la que aisla menos) es diferente, asi que usándolos juntos se complementan bastante bien.

        • Enrique Alario Catalá 28 febrero, 2012 en 12:24 #

          Muy acertado tu comentario, la solución acústica ideal es una combinación de materiales, de manera que actuemos sobre un mayor número de frecuencias.
          Gracias por todos los comentarios y un saludo

  11. Susans 20 mayo, 2011 en 12:56 #

    Es muy interesante poder leer esta información procedente de un profesional y visto desde la practica.

Deja un comentario

Utilizamos cookies propias y ajenas para facilitar el uso y elaborar estadisticas. Si continúas navegando, consideramos que acepta su uso más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar