Jornada en el Colegio de Aparejadores de Murcia

Formación de Técnicos… ¿solo técnica?

Desde hace mucho tiempo he sido de la opinión que nunca hay que dejar de formarse, sobretodo en aquellos temas en los que queramos especializarnos, siempre hay algo que aprender. Esta filosofía de “siempre aprendiendo” no era posible llevarla a cabo durante la época de bonanza económica, pues la cantidad de trabajo era tal que nos cegaba y nos impedía ver las necesidades de formación que todo técnico precisa para estar actualizado en su profesión.

Pero el trabajo se acabó, así que llegó la época de formarse (no hay mal que por bien no venga) por lo que la formación se ha convertido en una actividad muy importante en los últimos tiempos, no solo para los técnicos, sino para mucha otra gente que busca encontrar un trabajo gracias a la mejora de conocimientos o a la búsqueda de algunos nuevos, lo que a su vez ha abierto un mercado laboral de formadores del que se pueden beneficiar aquellos que fueron previsores y se formaron en su momento… pero ese es otro tema.

El objeto del artículo de hoy quiero centrarlo en la formación que tenemos a nuestra disposición los técnicos, particularmente los aparejadores (como es lógico en este blog).

Creo que muchos compañeros se están centrando en una formación técnica, en mejorar sus conocimientos sobre unos aspectos sobre los que ya se le supone formado en mayor o menor medida, pero que pretende destacar mediante un papelito y una línea en el currículum que le sirva para diferenciarse entre otros muchos.

Eso está muy bien, por supuesto, yo mismo tengo la pared empapelada de títulos y un currículum que lo podría encuadernar por lo extenso, pero me he dado cuenta que los técnicos tenemos unas carencias formativas que no tienen nada que ver con el aspecto técnico, sino más bien con el aspecto de la gestión.

Supongo que lo primero que te ha venido a la cabeza es el tema de la gestión de obras, planificación de tiempos y todo eso, pero no, en absoluto, me refiero a una gestión personal y profesional.

Somos unos profesionales que conocemos perfectamente nuestro trabajo, pero no sabemos gestionarnos a nosotros mismos como profesionales, como micro empresas que pretenden vender sus servicios, por lo que creo que se debería potenciar ese aspecto de la formación.

Aspectos como la gestión del tiempo para poder optimizar nuestra forma de trabajar y por lo tanto poder hacer más cosas, habilidades sociales como hablar en público, asertividad, o técnicas de negociación para saber ponernos delante de un posible cliente y transformarlo en un cliente que compre, marketing, organización personal… en definitiva un sinfín de aspectos que deberíamos potenciar para poder vender aquello que tan bien sabemos hacer, que es la parte técnica.

¿Donde encontramos esta formación?

Evidentemente este tipo de formación está en el mercado y se puede encontrar fácilmente, pero en nuestro caso creo que los colegios profesionales deberían darse cuenta de estas necesidades y potenciar estos aspectos entre sus colegiados, sobretodo en una época en la que se prevé que la competencia va a ser feroz y no va a ser suficiente con saber mucho de lo tuyo (construcción en nuestro caso), sino que va a ser necesario tener una preparación adicional que nos ayude a vendernos mejor que otros colectivos que estarán capacitados para hacer las mismas funciones que nosotros.

Este es uno de los aspectos que cabría perfectamente en el artículo que escribí hace algún tiempo con el título “20 cosas que deberían mejorar los colegios profesionales” en el que daba mi opinión sobre algunos aspectos que considero que podrían tener en cuenta los colegios para mejorar no solo el servicio a los colegiados, sino para mejorar la propia profesión por medio de un incremento de la competitividad de sus miembros.

Puede que esté metiendo la pata, pues no conozco la mayoría de los colegios, pero desde luego en mi zona es una carencia clara que debería corregirse para adaptarse a los nuevos tiempos que se prevén tan cercanos.

Además, en estos “tiempos modernos” los colegios tienen la capacidad de llegar mucho mejor a sus colegiados gracias a las nuevas tecnologías, como puede comprobar gratamente la semana pasada en el colegio de Murcia (aprovecho para agradecer al colegio que contara conmigo), os cuento.

Estuve allí la pasada semana dando una jornada que forma parte de mi curso “Uso de las Herramientas 2.0 para la Promoción de Servicios Profesionales” y me quedé muy sorprendido al comprobar como, un colegio mucho más pequeño que el mío era capaz de generar iniciativas tan sencillas como la formación online, algo que en colegios mucho mayores (no quiero señalar a ninguno) son incapaces de implantar para dar servicio a tantísimos colegiados que viven a cierta distancia de la sede y no pueden desplazarse.

Al tiempo que estaba compartiendo de modo presencial mi jornada con los compañeros que asistieron (a los que agradezco que vinieran, me encantó estar con vosotros) otros muchos tuvieron la posibilidad de seguir la charla online desde sus casas, sus despachos, sus pueblos o donde tuvieran a bien hacerlo, sin desplazarse y sin mayor gasto que la conexión a internet.

Además, una vez terminada la jornada, ésta quedó grabada y los colegiados que no tuvieron oportunidad de verla en directo por cualquier causa, pueden verla en diferido simplemente conectándose a la página del colegio y pinchando sobre el enlace del vídeo (si quieres puedes ver la jornada pinchando aquí).

Es decir, que los colegios tienen la posibilidad de organizar actividades formativas para los colegiados sin la necesidad de obligarles a desplazarse. Esta circunstancia creo que favorecería que muchos más se apuntaran a los cursos que se organicen y por lo tanto, al haber más gente apuntada se podría economizar el precio para todo el colectivo, rompiendo la barrera de la viabilidad de los cursos a la hora de organizar aquellos que no son específicos de la profesión, como los que estaba comentando sobre la gestión del propio profesional.

El negocio de la formación

Otro de los aspectos por los que creo que los colegios deberían tener en cuenta éste tipo de actividades formativas referidas a la gestión profesional, es que el mercado no se limita a sus propios colegiados (quien va a hacer un curso de cimentaciones si no son los propios colegiados), sino que son temas que pueden interesar a muchos otros colectivos, lo que puede convertirse en una fuente de ingresos para el colegios.

Muchos se limitan a llorar por lo mal que está la situación económica de los colegios, pero no se ven iniciativas de este tipo para conseguir ingresos extra… ¿por que limitar la formación a los propios colegiados si se puede llegar a muchos otros a través del online? ¿Por que no compartir los cursos con otros colectivos para genera ingresos?

Evidentemente el colegiado debería tener ventajas en cuanto a precios, los cuales podrían ser incluso más económicos que en la actualidad, pues en muchos casos podrían los cursos quedar amortizados tras la comercialización de los mismos fuera del entorno del colegio, sin perder de vista que el principal destinatario de la formación sería siempre el colegiado.

Una red de formación intercolegial… ¿utopía?

Yo creo que no, siempre y cuando no se entre en política. Las barreras tecnológicas ya no existen para que un colegiado de Asturias pueda hacer un curso organizado por el colegio de Badajoz, pero por desgracia creo que todavía existen barreras políticas que impiden que esto se produzca.

Al fin y al cabo todos somos compañeros y los propios colegios se podrían beneficiar de que colegiados de otras zonas tuvieran la posibilidad de acceder a sus cursos, sobretodo aquellos colegios más pequeños a los que les cuesta mucho más cumplir con un mínimo de asistentes para hacer viable una actividad formativa.

Además, así como antes comentaba que ¿quien iba a querer hacer un curso de cimentaciones más que los propios técnicos?, pues en este caso los técnicos que pueden estar interesados en ese hipotético curso de cimentaciones son muchos más, abaratando la repercusión de costes y haciéndolo viable, e incluso rentable en algunos casos.

Bueno, podría estar hablando de este tema durante mucho más tiempo, pero no quiero alargar más el artículo, pues creo que ha quedado claro el planteamiento que como resumen sería… Mucha formación, pero no solo técnica, sino también de gestión y para ayudar a vendernos. Potenciar la formación online de los colegios, algo muy conveniente para facilitar el acceso a todos los colegiados y para aprovechar una posible fuente de ingresos.

Mi curso

No me quiero despedir sin hablar de mi libro (como diría aquel…)

Dentro del tema de la formación dirigida a la gestión del profesional que he mencionado, he preparado un curso para ayudar a los profesionales a venderse en internet.

El curso lleva el título que he comentado antes, “Utilización de las Herramientas 2.0 para la Promoción de Servicios Profesionales” y en él pretendo, como dice el título, mostrar cómo se puede llegar a los clientes a través de internet. Yo lo he hecho y estoy consiguiendo encargos por este medio, así que si quieres que te cuente cómo hacerlo, ponte en contacto con tu colegio para preguntar por el curso, a la mayoría de ellos ya les ha llegado la información sobre el mismo y si no la tienen se la puedo mandar, solo necesitaré un contacto.

Si perteneces al colegio de Cuenca, ya han mandado la circular a los colegiados para la inscripción, así que si te interesa ponte en contacto con ellos (la jornada es gratis). Otro colegio donde esta prevista la jornada es en Albacete y el curso está previsto hacerlo en Murcia (mitad de abril) y en Valencia (principio de junio) de momento.

Si quieres puedes ver la presentación de la última jornada en Murcia, aquí te la dejo:

¿Que opinas sobre lo que he comentado de la formación? ¿Crees que la formación de gestión de profesionales es adecuada para los técnicos? ¿crees que la deberían impartir los colegios o que cada uno se la debería buscar por su cuenta?

 

Me encantaría conocer tu opinión a través de los comentarios de este mismo artículo, anímate a participar

19 Respuestas a Formación de Técnicos… ¿solo técnica?

  1. José Antonio Rodríguez 5 marzo, 2013 en 16:53 #

    Me estreno en tu Blog Enrique. Soy Arquitecto Técnico de Cartagena y te he conocido a través del curso que se organizó en el Colegio de Murcia. Vi tu intervención hace un par de días tranquilamente en casa, cuando pude sacar tiempo para hacerlo. Tengo que decir que no esperaba gran cosa de la sesión, y quizás por eso me encantó aún más, y has hecho que me ponga las pilas.

    Llevo años pensando lo que tu has hecho y nunca he dado el paso. Participo en distintos foros, llevo el Blog de una asociación de patrimonio que fundamos unos amigos, un blog particular de fotografía de arquitectura (mi afición), pero nada relacionado directamente con la profesión.

    El día a día y la experiencia dan para escribir y compartir muchas cosas que no haces porque crees que no interesa a nadie. Evidentemente, no interesa a nadie de tu familia e incluso amigos, pero sí a otros compañeros de profesión, y este Blog y tu página de Facebook lo demuestran. Tantas cosas que he pensado en contar tantas veces y no pasaban de unas charlas con compañeros en cursos, o reuniones puntuales.

    Creo particularmente que es MUY importante lo que expones en este artículo. La sociedad avanza a gran velocidad y debemos avanzar con ella, tanto profesionalmente a nivel técnico como a nivel de gestión, como comentas. Mira yo, que has hecho que actualice mi perfil de Linkedin que lo tenía muerto de risa y que has recuperado en mí ese interés por crear ese blog y página profesional, enfocada más a contar experiencias que puedan interesar a otros compañeros y que puede servir tanto para que otros aprendan de lo que yo sé, como para que otros compañeros me enseñen a hacerlo bien.

    En fin, no me extiendo más, sólo quería hacer ver que sin tu jornada no estaría aquí escribiendo, sin el vídeo de la charla online colgada en el colegio que pude ver días después, no te hubiera conocido “virtualmente”. Sin ello tampoco sabría lo que es ticAT ni tantas cosas que he descubierto en estos días. Y esto es sólo el principio.

    Con todo esto tengo una conclusión muy clara, aprovechemos la tecnología para aprender a relacionarnos, para compartir conocimientos, experiencias y por qué no, clientes. Todo ello forma parte de una formación continua.

    • Enrique Alario Catalá 6 marzo, 2013 en 0:25 #

      Hola Jose Antonio, normalmente intento responder a todos los comentarios que entran en el blog, pero el tuyo me deja literalmente sin palabras, solo puedo darte las gracias…. Poco más puedo decir, gracias, comentarios como este me animan a seguir en este camino.

      Espero que podamos conocernos cuando de el curso en el colegio de Murcia, allá por abril… A la cervecita (o lo que sea) invito yo…;-)

      Un abrazo

  2. Jorge masip 4 marzo, 2013 en 20:09 #

    Enrique, seamos serios y pongamos los pies en el suelo. El problema del Arquitecto técnico como microempresa no es su formación en gestión empresarial. El problema es su rentabilidad.

    Somos muchísimos Arq. tecs y pocos encargos por lo que hace que el precio no sea rentable. Si eres capaz de cojer muchos por que tu gestión en el 2.0 por ejemplo es buena entonces sigue sin ser rentable pero a largo plazo.

    Es lo que hay. Ahora si encuentras un filón como el tuyo en poder formar a la gente en este sentido pues me parece correcto. Pero seamos claros y no engañemos a la gente. Saludos y suerte a quien la necesite. (sin ánimo de ofender)

    • Enrique Alario Catalá 5 marzo, 2013 en 2:19 #

      Gracias Jorge por tu comentario, la verdad es que me pones dificil la respuesta. Estoy de acuerdo en que uno de los problemas es la rentabilidad de la profesión, pero esto es un problema diferente. Desde luego lo que yo propongo no va a resolver este problema, ni lo pretendo, no es este el tipo de formación que va a salvar la profesión, pero entre dos técnicos que ofrezcan lo mismo, creo que se puede llevar el gato al agua el que lo presente mejor, el que mejor se venda y ese sí que creo que es un factor suficiente para tener en cuenta éste tipo de habilidades.

      Vamos a entrar en una época en la que para salir adelante va a tener tanto valor el conocimiento técnico como la habilidad para mostrarlo, pues hasta ahora no hemos tenido la necesidad de competir, pero a partir de que entre en vigor la LSP y se abra la competencia va a ser un factor importante, no solo venderse, sino gestionar adecuadamente el aspecto profesional.

      Te puedo asegurar que no he encontrado nigún filón, pero si que he visto una oportunidad de compartir algo que se me da bien, que me gusta y que además puede servir a algún compañero… ¿Tu no lo aprovecharías?

      En definitiva, los problemas de la profesión son muchos y no se pueden resolver de golpe, pero quizá afrontando uno a uno al final el problema será cada vez más pequeño, aunque no será fácil. Hay que mirar a largo plazo.

      Gracias por compartir tu opinión, todas cuentan.

      Un saludo

      • Jorge masip 5 marzo, 2013 en 10:19 #

        Enrique te recomendaría que siguieras con el tema de dar cursos y ofrecer conferencias a todos los técnicos Arqs + Arqs tecs. Se pagan muy bien y no tienes mucha competencia. (por eso lo del filón) Muchos Arqs +arqs tecs. por desgracia son engañados cada día por formadores crece pelos, sacándolas la perra. Sin ir más lejos el de certificación energética ó los ites u otros muchos 2.0 etc.. (hemos de ser realistas) Que sin tener demanda ya están haciendo caja. Cada cual que saque sus conclusiones.

        • Enrique Alario Catalá 5 marzo, 2013 en 11:27 #

          De todo hay Jorge, yo desde luego no pretendo ser de esos y lo que pretendo transmitir es la manera en la que yo he ido ganando presencia en esto de internet y me ha dado resultado, alguno pensará que es vender humo todo este tema y que solo sirve para sacar dinero y aprovechar la moda, pero a mi desde luego me funciona y es lo que quiero enseñar.

  3. Pepe Ancosmede 4 marzo, 2013 en 17:51 #

    Hola Enrique, ticateros y de más visitantes.

    En general, estoy de acuerdo contigo. De hecho, en más de una ocasión debo recordar que hay más formación que la técnica o técnico-informática, tan precisa y necesaria como el resto de capacitaciones.

    Dicho esto, permíteme añadir un serio matiz respecto del negocio de la formación: si bien cualquiera -y especialmente los Colegios- puede organizar un curso de lo que sea, no cualquiera puede impartirlo. Hay que ser profesional de la formación y exigir profesionalidad en la formación.

    Sí, la misma profesionalidad y formación que vemos evidente que necesitamos nosotros como técnicos en nuestro sector es necesaria y exigible a los formadores y no todos los que estamos en este mundillo de la formación la tenemos. Además de tener capacidad de expresarse con soltura, o don de gentes o conocimientos profundos en una materia, hay que tener criterios de pedagogía y cierta psicología de la que somos profanos, en un principio, salvo la evidente formación de formadores que, lamento repetir, no todos los que dan cursos tienen.

    Y, vaya, ciertamente es una obviedad, pero lo cierto es que no se aprehende esa profesionalidad y seriedad en unas “jornadas/curso/máster/lo-que-quieras-llamar” por más horas que tuvieran, sino que, en mi experiencia, y como todo, se aprehende de verdad precisamente con años de experiencia y puesta en práctica de, ahora sí, esos principios formativos que recibiste en su momento. Pero claro: antes de adquirir experiencia te has formado.

    En resumen, en la formación, como en cualquier otra cosa, no todo vale.

    Gracias por compartir tus ideas con nosotros y dejarnos exponer las nuestras por aquí. ¡Un saludo!

    • Enrique Alario Catalá 5 marzo, 2013 en 2:01 #

      Totalmente de acuerdo contigo Pepe, esto de dar formación no es preparar un powerpoint (prezi en mi caso) y listo, sino que como todo es necesario tener unos conocimientos sobre como dar las clases, como hablar, como prepara actividades, evaluar… En definitiva muchísimos aspectos que hay que conocer para enseñar de manera efectiva…

      Ahora mismo estoy “sufriendo” un curso en el que el profesor se nota experto en la materia, pero desde luego no tiene ni idea de transmitirlo, creo que es una situación que a todos nos suena.

      Yo por mi parte he hecho cursos de formador de formadores y la verdad es que aprendí muchísimo, la gente no sabe la dificultad que implica diseñar y programar cualquier curso.

      Como siempre te agradezco tus interesantes opiniones, me alegro de verte por aquí.

      Un abrazo

  4. Merlín Treviño Blázquez 4 marzo, 2013 en 17:48 #

    Yo soy estudiante de ingeniería de edificación por la ULL y en esta universidad no enseñan nada de esto que tu propones y la verdad es que estaría muy bien que el Colegio se encargará de hacer cursos de ese estilo. Personalmente yo algo de eso si sé, por motivos de trabajo, pero es algo que muchas personas no saben gestionar bien su tiempo, o explicarse con claridad, etc. etc.

    • Enrique Alario Catalá 5 marzo, 2013 en 1:53 #

      Ni en esa ni en ninguna que yo sepa Merlín, por desgracia no se tiene en cuenta en los planes de estudio, aunque si que se ofrecen cursos de este tipo en algunas universidades, pero como formación fuera de los estudios propios de la titulación.

      Como le decía antes al compañero Emilio, creo que este tipo de actitudes y conocimientos deberían tenerse en cuenta desde mucho antes, pero creo que de momento eso sí que es una utopía.

      Gracias por participar compañero, espero volver a verte por el blog.

      Un saludo

  5. Victor 4 marzo, 2013 en 13:31 #

    Quizás os suene a burrada, pero mientras que hemos estado entre carreras, cursos, grados y postgrados, los garrulos son los que hicieron las empresas que hoy están quebradas… Si se tiene talento antes que la formación el emprendimiento y de ahí al perfeccionamiento, sino lo que estaremos haciendo es dejar negocio en manos de gente sin escrupulos.

    • Enrique Alario Catalá 5 marzo, 2013 en 1:40 #

      Gracias Victor por tu opinión, desde luego el emprendimiento es importante, sin duda una actitud, pero en todos los casos creo que se puede tener en cuenta la mejora de cualquiera de las habilidades que puedan favorecer cualquier actividad que vayamos a acometer.

      Gracias de nuevo

  6. rafael de horna 4 marzo, 2013 en 13:20 #

    Enrique ,totalmente deacuerdo pero por que no incluir en esa falta de formacion la juridica ???? En la actualidad y tu lo sabes bien hay multitud de informes tecnicos desarrollados por Arquitectos y Arquitectos Trecnicos dentro de los Juzgados sin la capacitacion o formacion judicial suficiente ,Se actua como Perito Judicial en Arquitectura sin los conocimientos juridicos Es frecuente el que que un informe sobradamente preparado y documentado se valla al garete por falta de esos conocimientos,Cuantas causas se han perdido por que el Abogado de la parte contraria ha hecho preguntas inpertinentes y han agobiado al Arquitecto que no sabia por donde tirar ????
    Un saludo

    • Enrique Alario Catalá 5 marzo, 2013 en 1:35 #

      Gracias por el comentario Rafael, estoy de acuerdo contigo en que la formación jurídica es muy importante para los técnicos que intervienen como peritos, más bien diría imprescindible, pero esuna formación para la especialización en uno de tantos aspectos en los que los técnicos podemos actuar.

      El el artículo me refiero más bien a la formación que puede ser de utilidad a todos los técnicos, independientemente de la especialización que escojan, una formación que mejore sus habilidades no tanto técnicas, que sin duda son necesarias, sino las habilidades para hacer destacar los conocimientos por encima de la competencia.

      Gracias de nuevo por el comentario.

  7. emiliocallejon 4 marzo, 2013 en 11:40 #

    Desgraciadamente, no voy a sorprender, porque no puedo estar más de acuerdo con tu argumentación, Enrique.

    Puede que no sea el papel de la universidad, pero allí no se ha incidido demasiado en la formación de gestión profesional. Estoy convencido que el <>, que comentas, también ha sido culpable de que no se le diera importancia. Pero, por parte de los colegios profesionales, este tipo de formación si debiera tenerse en cuenta. Si bien pueden quedar libres de culpa de la ausencia de esta formación durante la época dorada, ahora, en mi opinión, no tienen excusa.

    Leer este post me ha alegrado especialmente, porque hace tiempo que pienso así. Es importante que un profesional experimentado y con influencia como tú, puedas a través de foros tan visitados como este blog o como los programas ticAT, apremiar a los colegios a que inviertan en este tipo de formación. Creo que haces un favor a la profesión y eso es de agradecer.

    Por último, sobre la red de formación intercolegial…¡nada de utopía! A mi me encanta la idea. Las tecnologías avanzan para ser usadas y aprovechadas. Espero que los colegios sean conscientes de que todavía pueden ser más útiles para sus colegiados.

    Un saludo!

    • Enrique Alario Catalá 5 marzo, 2013 en 1:29 #

      Gracias Emilio, no se si estoy del todo de acuerdo contigo con el tema de la universidad, pues en mi opinión la formación en desarrollo de habilidades personales y profesionales debería iniciarse incluso antes y aprovechar la época universitaria para potenciar este aspecto.

      En lo que si que estoy completamente de acuerdo es en que los colegios deberían tener en cuenta esta formación para los colegiados, pues es un aspecto más de cualquier profesión liberal, que es venderse.

      No se hasta que punto puedo desde este blog “apremiar” como tu dices a los colegios, pero no voy a dejar de dar mi opinión en temas que considero importantes para los compañeros, así que si los colegios quieren escuchar, por mi encantado.

      Espero que de verdad no sea una utopía la formación online, la tecnología está ahí y es asequible, solo tienen que cogerla y utilizarla.

      Un placer tenerte por el blog, espero volver a verte, un abrazo!!!

  8. Rafael Ochando Fons 4 marzo, 2013 en 11:02 #

    Buen artículo. Los técnicos no deberíamos dejar de formarnos nunca, ni siquiera en tiempos de bonanza, y tampoco deberíamos descuidar la formación “no-técnica”, ya que es igualmente importante… Un saludo!

    • Enrique Alario Catalá 5 marzo, 2013 en 1:17 #

      Totalmente de acuerdo, gracias por el comentario

Deja un comentario

Utilizamos cookies propias y ajenas para facilitar el uso y elaborar estadisticas. Si continúas navegando, consideramos que acepta su uso más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar