Construcción de Vivienda Unifamiliar en Valencia

Construcción de vivienda unifamiliar (I). Excavación, cimentación y estructura

construcción vivienda unifamiliar

Hace poco que he arrancado la construcción de una vivienda unifamiliar cerca de Valencia, así que, como hace ya tiempo que no comparto la evolución de mis obras, he decidido que vas a ser testigo de la evolución de esta vivienda, desde la primera cucharada de la excavadora hasta la entrega de la vivienda a la propiedad.

Ya he compartido en otras ocasiones la evolución de obras en las que he participado, pero hasta ahora han sido reformas de viviendas.  En esta ocasión se trata de una vivienda de obra nueva en la que, partiendo del solar, vamos a construir una casa con sótano para garaje y dos plantas, con cubierta plana, aunque el proyecto arrancó siendo cubierta a dos aguas (si que empezamos bien, cambiando la cubierta nada más arrancar la obra).

Mi intervención en la construcción es como Director de Ejecución y Coordinador en materia de Seguridad y Salud, además de ser el responsable del Control de Calidad.  Osea, las funciones habituales de un Arquitecto Técnico en una obra nueva.

Además de estas funciones habituales, en esta ocasión voy a tratar de poner en práctica lo aprendido en los talleres sobre Last Planner System a los que he asistido hace poco, por lo que en un par de semanas tendremos la primera reunión con las subcontratas para planificar la obra de manera colaborativa.  Pero eso ya será parte de los siguientes posts.

Como imagino que lo que quieres es empezar a ver obra, me voy a meter ya de lleno a mostrarte cómo está evolucionando la construcción de esta vivienda unifamiliar.

Excavación

Como te comentaba al inicio, mi intención es mostrarte la evolución de la construcción de esta vivienda unifamiliar desde el principio, desde la primera cucharada de la excavadora, así que este es el aspecto del primer día de la obra.

Vivienda unifamiliar. Excavación

Como ves se trata de un pequeño solar entre medianeras, lo que nos ha traído algunos problemillas desde el primer momento, ya que de las dos viviendas vecinas, la de la izquierda se está ejecutando al mismo tiempo, un poco más avanzada, pero en obras.  Sin embargo, la de la derecha ya lleva ejecutada bastante tiempo, por lo visto unos 10 años y se encuentra en uso.

Al bajar la excavación resultó que la cimentación de la vivienda de la derecha invadió en su momento parte de nuestro solar.  No mucho, pero lo suficiente como para crearnos problemas durante nuestra ejecución.

Bueno, en realidad no fue exactamente la cimentación, sino el exceso de hormigón que al verterlo presionó la tierra invadiendo nuestro linde.  El caso es que había que eliminarlo de alguna manera para poder ejecutar nuestra cimentación y el arranque de los pilares, que coincidía justo en la zona en que sobrepasó el hormigón vecino.

Vivienda unifamiliar.

Al tratarse de una vivienda en uso y, además, observar que el armado de su muro se encontraba muy superficial, no me pareció conveniente picar el hormigón sobrante, ya que eso provocaría gran cantidad de vibraciones que podrían incluso afectar al hormigón provocando fisuraciones, por lo que se optó por fresar ese hormigón sobrante, una operación un poco más cara, pero mucho menos agresiva y que nos daba mayor garantía de no provocar daños en la edificación vecina.

Cimentación de vivienda unifamiliar

Una vez superado este primer contratiempo ya pudimos continuar con la excavación de las zapatas de cimentación.

Vivienda unifamiliar. Zapatas de cimentación

La verdad es que hemos tenido suerte con el terreno, pues al ser arcilloso mantiene perfectamente las paredes de la excavación sin tener que tomar acciones adicionales y, además, se puede respetar perfectamente el tamaño de las zapatas previstas sin tener que recurrir a encofrados ni a apeos.

A pesar de tratarse de un terreno muy estable se decidió ejecutar por bataches la zapata corrida de la medianera izquierda, ya que la cimentación vecina no alcanzaba la misma cota de nuestra excavación y no queríamos descalzar sus zapatas.

A lo que sí que tuve que prestar atención, además de por supuesto la colocación correcta del acero prescrito en proyecto y al tamaño de los elementos de la cimentación (entre otras cosas), fue a los recubrimientos del armado.

Suele ser este un tema bastante delicado en las cimentaciones, al menos yo siempre he tenido que controlarlo de manera especial, ya que no es extraño encontrarse alguna barra tocando la tierra, lo que acabaría siendo un punto de corrosión asegurado a corto plazo.

En esta ocasión no me he encontrado en este caso, pero sí que he tenido que corregir la posición de alguna riostra por no cumplir con las distancias de recubrimiento, que en este proyecto se estableció en 7 cm pero que, como ves en la foto, en algunos puntos alcanzaba apenas los 3 centímetros.

Vivienda unifamiliar. Recubrimiento en excavación

Bien es cierto que la contrata trató de evitarlo y pusieron algunos medios para cumplir con la exigencia, como la colocación de calzos separadores apoyados en el lateral del armado de la riostra.  Lo malo de esta solución es que, si el calzo no está atado, lo normal es que acabe perdiendo su posición durante el hormigonado, por lo que de poco sirve.

En este caso sería mucho mejor utilizar calzos separadores de plástico con la medida establecida en proyecto.

Vivienda unifamiliar. Separadores en Excavación

Un tema con el que siempre hay que tener especial cuidado en las cimentaciones es el de evitar que caiga tierra al fondo de la cimentación antes del vertido del hormigón debido a las pisadas que presionan el borde y hacen que se desprenda.

Esto lo evitamos colocando tablones en los que apoyarse, de manera que esta solución, unido a la calidad del terreno hizo que apenas hubiera que retirar alguna piedra del fondo.  Además, desde el punto de vista de la prevención de riesgos, conseguimos evitar ir saltando zanjas con los consiguientes riesgos que eso implica.

Ejecución del muro de sótano

Se trata de un muro de sótano de 25 centímetros de hormigón, visto en la zona del frente, pues queda por encima de la cota de rasante y el Arquitecto ha decidido que el acabado sea el propio hormigón.

Precisamente en esa zona, para mejorar el acabado por la cara exterior, se quería evitar la junta que se produce con el forjado, por lo que se ejecutó el muro hasta la cara superior del este, dejando previstas las esperas de armado del mismo.

Pero vamos con cuestiones más técnicas que han sucedido durante la ejecución.

Antes de ejecutar el muro es conveniente planificar el orden de hormigonado, no solo porque en este caso se ejecutó por bataches en la zona de medianera izquierda, sino también porque va a ser complicado en obras de estas características ejecutar todo el muro de una sola vez, por lo que habrá que tener previstas las juntas de hormigonado.

Hay que tener la precaución de no dejar juntas de hormigonado en las esquinas, sino que es mejor colocar dichas juntas al menos a un metro de la esquina para evitar que esté precisamente en una zona donde se pueden producir esfuerzos debidos al cambio d dirección del muro.

Vivienda unifamiliar. Armado de muro

Revisando el armado ya encofrado, poco tiempo antes de ejecutar el hormigonado,  pude comprobar la poca importancia que algunos profesionales le dan al acero de armado.

¿Que tiene más importancia para ti? ¿El espadín para sujetar el encofrado o las barras de diámetro 16mm que forman el armado del muro?

Supongo que tu respuesta es la misma que la mía, pero por lo visto no es lo que opinaba alguno de los estructuristas que montó el encofrado.

Vivienda unifamiliar. Armado muro cortado

Evidentemente hubo que revisar el resto de espadines y colocar un refuerzo en la zona donde se habían cortado las barras.  Afortunadamente solamente fue en un punto por pura coincidencia.

Al menos pude comprobar que se habían colocado los separadores para garantizar el recubrimiento del muro.

Vivienda unifamiliar. separadores muro

Solera de hormigón

Las cuestiones técnicas de ejecución de soleras de hormigón las comenté en un post hace un tiempo y, por supuesto, las he puesto en práctica para esta obra, como por ejemplo la colocación de refuerzo a 45º en todas las zonas que forman esquina, como en los pilares, de manera que se evite en gran parte la fisuración que suele producirse en estas zonas una vez endurecido el hormigón.

Vivienda unifamiliar. Refuerzos en solera

En realidad no es necesario colocar el diámetro de 12 mm que ves en la imagen, incluso pueden ser más cortas, pero como se suele decir, más vale que sobre 😉

Hay más cosas que se pueden observar en la imagen, como el poliestireno colocado alrededor del pilar y que se eliminará una vez endurecida la solera para permitir los movimientos de dilatación de ésta y evitar fisuración.

Una de las cosas que, al menos a mi, más me cuesta que se haga (sin protestar 27 veces antes de aceptarlo) es la colocación de separadores que garanticen la ubicación del armado en el tercio superior del espesor de la solera, pero mi insistencia es mayor que su paciencia, así que se acaba colocando para evitar tener que ir con un gancho levantando el mallazo al tiempo que se vierte el hormigón.  Algo que no cumple la función que debería.

Vivienda unifamiliar. Refuerzos en solera

Los forjados de la vivienda

Por último, de momento, te contaré cómo ha ido la ejecución de los forjados de la vivienda unifamiliar.

Es la primera vez que ejecuto un forjado de viguetas in situ y tengo que decir que me gusta más el forjado de viguetas pretensadas, creo que aporta mejores características gracias a la prefabricación, sin embargo en esta ocasión se ha escogido este sistema constructivo.

También tengo un post de hace tiempo en el que te cuento cuestiones técnicas sobre la ejecución de forjados unidireccionales, por si quieres darle un vistazo.

Vivienda unifamiliar. Forjado preparado

Al igual que con la solera, he trasladado esas exigencias técnicas al forjado de esta vivienda, como la ejecución de los pilares 5 centímetros por debajo de la cara inferior del forjado.  De esa manera, además de mejorar la transmisión y verticalización de cargas, se evita que al hormigonarlos se sobrepase la altura del pilar y se meta en el espesor del forjado, lo que suele llevar a picar las cabezas de esos pilares que han quedado altos.

Nada peor para un hormigón recién ejecutado que picarlo por medios mecánicos.  Hay que evitarlo a toda costa.

Otra precaución técnica que hay que tomar es la eliminación de restos de hormigón en el armado de espera de pilares y cabezas de muros.  Es inevitable manchar esas barras de acero al hormigonar el elemento inferior, pero ese hormigón endurecido sobre la barra dificulta el correcto anclaje con el hormigón nuevo.

En realidad solamente se trata de lechada, por lo que es muy fácil de eliminar, aunque no todo el mundo lo hace sin que se le exija, así que te recomiendo que lo hagas.

Una consecuencia de la eliminación de esa lechada endurecida es que acaba cayendo encima de la cabeza del pilar o del muro sobre el que se va a hormigonar, por lo que también habrá que tener la precaución de eliminar esos restos para garantizar la correcta unión entre el hormigón nuevo y el endurecido del elemento inferior.

Vivienda unifamiliar. Limpieza hormigón endurecido

Hay que poner cuidado en las juntas entre piezas de encofrado o entre éste y los elementos de hormigón ya endurecidos, ya que en caso de quedar algún hueco se correo el riesgo de pérdida de lechada en ese punto.

En el caso de esta vivienda se tuvo que corregir este aspecto en diferentes puntos.

Por supuesto que uno de los puntos importantes es la colocación de separadores que garanticen el recubrimiento de los armados, sobretodo tratándose de un forjado de viguetas in situ como es el caso.

Pero no solo hay que tenerlo en cuenta en la separación con el fondo del encofrado, sino también para evitar que las patillas de armado o las barras de las vigas y zunchos estén en contacto con los bordes del encofrado.

Vivienda unifamiliar. Separadores forjado

Al igual que ocurre con los mallazos en la solera, me resulta complicado que se coloquen separadores que garanticen la posición del mallazo en el tercio superior del espesor de la capa de compresión.  No sé si a ti también te pasa, pero yo me lo encuentro en todas las obras que dirijo.

En este caso se acabó resolviendo con la colocación de calzos de hormigón, aunque es mejor colocar separadores específicos para esta función en mallazos de forjados.

Vivienda unifamiliar. Separadores mallazo forjado

Seguimos avanzando

De momento hasta aquí te puedo mostrar, vamos a terminar el último forjado durante esta semana, pero si te parece bien te iré informando de la evolución de la construcción de esta vivienda unifamiliar, la ejecución de las diferentes fases y trataré de aprovechar para compartir contigo todo lo que vaya aprendiendo o cualquier cuestión que considere que pueda servirte.

Espero que te resulte interesante esta serie que abro con este post.

Hasta el próximo post.

ACTUALIZACIÓN:

Puedes ver cómo ha evolucionado la construcción de la vivienda en los siguientes artículos:


construcción vivienda unifamiliar

 

Alario Arquitectura técnica en Valencia. Arquitecto Técnico en Valencia

26 Respuestas a Construcción de vivienda unifamiliar (I). Excavación, cimentación y estructura

  1. Reni 19 diciembre, 2016 en 9:17 #

    Trabajazo en obra y en tu blog. Gracias por compartirlo compañero.
    No has hablado de impermeabilizacion de muros… Algo que comentar? Cómo lo solucionarias en ejecución por bataches contra el terreno?
    Un abrazo

    • Enrique Alario Catalá 19 diciembre, 2016 en 13:05 #

      Hola Reni,

      En este caso no era un problema muy importante por las características de la zona, pero se colocaron láminas de polietileno en el trasdós del muro antes de hormigonar, contra el encofrado. En los bataches se ejecutaron las juntas en boca de lobo y se solaparon las láminas de polietileno que te comentaba.

      En casos en los que sí que hay más riesgo de humedades por temas de nivel freático o lo que sea habría que estudiarlo, pero se pueden colocar láminas bituminosas o EPDM en el extrados y ejecutar las juntas de los muros, tanto horizontales como verticales, con cordones de bentonita de sodio, que evita el paso de humedad.

      Desde luego no son soluciones universales, habría que estudiar cada caso, pero es una opción.

      Un saludo y gracias por participar.

  2. Marta López 26 septiembre, 2016 en 12:58 #

    Gran explicación paso a paso de las etapas de la construcción de la vivienda. Sobretodo me gusta que añadas los contratiempos y las soluciones a ello, como cuando comentas que no te pareció buena idea picar el hormigón sobrante. Estos detalles pueden ayudar a profesionales del sector cuando se encuentren con problemas similares.

    Un saludo y gracias por el post

  3. Marta L. 6 julio, 2016 en 17:43 #

    Muy interesante tu post. Para alguien como yo, que acabo de titularme y llevo apenas 6 meses como arquitecto técnico, me resulta de gran ayuda.
    Muchas gracias Enrique! Estaré atenta a mas post!!
    Saludos

    • Enrique Alario Catalá 6 julio, 2016 en 22:58 #

      Gracias Marta, me alegro que te resulte interesante, pronto publicaré el avance de los trabajos, así que atenta al blog 😉

  4. Enrique Senovilla Gonzalez 7 junio, 2016 en 10:38 #

    Hola Enrique,
    No sabes cuanto me agrada ver, que un profesional liberal, dedica tanto esfuerzo y transmite tanta ilusión por la buena ejecución de la obra.
    Podrás cometer errores, como todos, pero seguro que serán muy pocos y de escasa importancia.
    Enhorabuena por todo ello.
    Y gracias por tu tiempo para dejar ese magnífico seguimiento de tu obra.
    Un saludo

    • Enrique Alario Catalá 7 junio, 2016 en 11:25 #

      Por supuesto que cometo errores, muchísimos. Pero lo importante no es no comenter errores, lo importante es darse cuenta, corregirlos y aprender de ellos.

      Gracias a tí y un abrazo

  5. marta laconcha guinea 7 junio, 2016 en 8:33 #

    Pues la verdad es que resulta entretenido leerte. Me da un puntito de empuje para empezar la jornada laboral, sobre todo después de las noticias horripilantes de todas las mañanas y en especial de nuestro sector.
    Se agradece tu esfuerzo.

    • Enrique Alario Catalá 7 junio, 2016 en 11:23 #

      Gracias Marta, a mi sí que me da empuje leer comentarios como el tuyo 😉

      Un abrazo

  6. Fernando Bardavío Antoñanzas 6 junio, 2016 en 17:42 #

    Me sorprende ver todavía bovedillas de hormigón habiendo de poliestireno, que pesan mucho menos y aislan mucho más aunque sean de la misma vivienda.

    • Enrique Alario Catalá 6 junio, 2016 en 23:36 #

      Ya, la verdad es que yo tampoco acabo de entender que se sigan utilizando, pero el proyecto es el proyecto.

      Un saludo

  7. Wladimir Pulgar 5 junio, 2016 en 22:14 #

    Hola, me sirvió mucho este post, estoy comenzando una vivienda entre medianeras, de la misma forma, con zapatas y separación entre fundaciones. Vamos en excavaciones. Voy a estar atento a esto. Saludos

    • Enrique Alario Catalá 6 junio, 2016 en 23:40 #

      Espero que vaya bien la vivienda que estás comenzando, no dudes en comentar cualquier aspecto que surja.

      Un saludo

  8. Victor JimBay (@Wannagetaround) 1 junio, 2016 en 15:03 #

    Esta clase de artículos nos ayuda a los que estamos terminando la carrera en la transición de ”lo teórico” hasta ”lo que realmente te encuentras fuera”.

    Muchas gracias y espero el siguiente!

    • Enrique Alario Catalá 2 junio, 2016 en 10:17 #

      Me alegro que te sirva, iré compartiendo la evolución de la obra, así que… atento 😉

      • Anónimo 5 junio, 2016 en 20:25 #

        Muchas gracias Enrique

  9. Raúl C. 31 mayo, 2016 en 17:09 #

    Enhorabuena por el articulo y por la obra Enrique! Estoy seguro que tus truquillos van a ayudar a otros constructores a realizar obras más resistentes y a probar cosas nuevas.
    Saludos.

    • Enrique Alario Catalá 2 junio, 2016 en 10:17 #

      Muchas gracias por la felicitación. En realidad no son truquillos, es como me han enseñado a hacer las cosas, jejeje…

      Un abrazo

  10. Raúl García 30 mayo, 2016 en 19:13 #

    Muy buenas Enrique!!!. Buen post. y buenas idea para los que nos gusta la obra. Parece que has tenido suerte con el constructor, la obra se ve limpia y ordenada. saludos!!

    • Enrique Alario Catalá 31 mayo, 2016 en 0:37 #

      Gracias Raúl, me alegra que te guste. Atento a los que vendrán, pues mi intención es contar todas las fases que se vayan ejecutando.

      Desde luego no me puedo quejar del constructor (de momento, jejeje), aunque hace no mucho leí una frase que me gustó mucho que decía “No me desees suerte, no pienso dejar que el azar enmascaré mis méritos”…

      Pues eso 😉

      Un abrazo

  11. Manuel Caro 30 mayo, 2016 en 10:52 #

    Genial !!! qué como D.F te impliques en el día a día de tu obra, y señal de ello es tu apuesta por planificar con la metodología Last Planner System. No me lo pienso perder….Suerte amigo.

    • Enrique Alario Catalá 30 mayo, 2016 en 18:03 #

      Muchas gracias Manuel. Ten a mano el teléfono, que no descarto llamar pidiendo auxilio para Last Planner, jajaja… 😉

      Un abrazo

Deja un comentario

Utilizamos cookies propias y ajenas para facilitar el uso y elaborar estadisticas. Si continúas navegando, consideramos que acepta su uso más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar