Consejos Contratación de Obra

10 Puntos a tener en cuenta para contratar la reforma de tu casa I

 

En demasiadas ocasiones contactan conmigo amigos, o amigos de mis amigos preocupados por los problemas que les está produciendo las obras que están realizando en casa, grandes o pequeñas, pero el caso es que siempre me entero de que están haciendo obras cuando les surgen los problemas.

Por desgracia, en este país las constructoras salieron como setas en la época de bonanza y cualquier albañil se hacía llamar constructor, sin saber que no es lo mismo hacer un tabique que hacer una reforma entera pero claro, el color del dinero lo puede todo y muchos no pudieron resistir la tentación de ganar dinero con el inacabable mercado de las reformas, las obras, la edificación… en definitiva con la construcción.

Como he dicho, no es lo mismo ser albañil que ser constructor, ya que éste último debe encargarse de muchas otras cosas además de la propia ejecución de unos trabajos.  Es en estas labores paralelas donde muchos albañiles/constructores han ido fallando sistemáticamente por desconocimiento de normativas, de seguros, de organización, de papeleos administrativos y, sobretodo, por desconocimiento de otros trabajos que no han sido los propios hasta que no se ha autodenominado constructor y que ahora forman parte de aquellas obras a las que opta.

En vista de que ya eran muchos los conocidos o clientes que me llamaban a toro pasado, cuando el lío ya era prácticamente irreparable, decidí elaborar esta pequeña lista de cosas importantes a tener en cuenta para la contratación de trabajos de construcción, con la esperanza de que al menos mis lectores puedan anticiparse a los problemas.

Se trata de cuestiones muy sencillitas, de sentido común para todo aquel que esté mínimamente relacionado con éste mundillo.  Los cinco primeros consejos te los comento a continuación, el resto en el siguiente post.

1. Déjate asesorar

Y debería añadir al titulo “…antes de que sea tarde”  Si tienes algún conocido que entienda de construcción, de obras, sea técnico o no, pídele consejo antes de empezar, de manera que puedas tener en cuenta todo lo que tenga relación con tu obra y no aparezcan sorpresas a mitad de la misma.

Si no tienes ningún conocido, pide consejo a algún profesional, te asesorará perfectamente por muy poco dinero que seguro acabarás ahorrándote gracias a sus consejos.  Yo por mi parte me ofrezco a asesorarte sin compromiso en lo que necesites, solo tienes que contactar conmigo, verás como vale la pena.

Proyectos de reforma de vivienda

2. Las prisas no son buenas

Llevas un montón de tiempo ahorrando para tu obra, negociando con bancos para conseguir el dinero, haciéndote dibujitos y midiendo tu casa o un montón de circunstancias que han hecho que el tiempo vaya pasando y tus ganas por tener tu obra realizada van aumentando, pero no te dejes llevar por las prisas para contratar a la empresa que te va a hacer la reforma.  Es posiblemente la decisión más importante de toda la obra, por lo que tómate tu tiempo, define bien lo que quieres, pide referencias, estudia bien a la empresa y sobretodo no te centres en una sola, pide varios presupuestos.

Es muy importante que tengas muy claro lo que quieres hacer y se lo transmitas a todas las empresas a las que vayas a pedir presupuesto por igual, para que te valoren exactamente lo mismo, déjales tiempo para que puedan estudiar bien tu obra, ya que si dejas que cada una de ellas vaya a tu casa y hagan su propia propuesta, posiblemente no estarán ofertando lo mismo y por lo tanto no podrás comparar sus precios en igualdad de condiciones.

3. Asegúrate de que las empresas estudian bien el trabajo antes de presupuestar

Este punto va en relación a lo comentado en el anterior.  Que las empresas estudien perfectamente lo que quieres hacer, que lo vean in situ, que comprueben si existen canalizaciones, tomas de corriente a modificar o cualquier otra cosa que pueda interferir para realizar la obra que tu quieres.  Déjales que lo estudien perfectamente y sobretodo déjales muy claro que no aceptarás extras que no procedan directamente de peticiones tuyas fuera de presupuesto.  Debes poder exigir que no surjan trabajos no previstos, así que se lo miren todo bien antes de valorar nada.

4. Pide varios presupuestos

Como mínimo pide tres, pero no para buscar el más barato, sino para ver por donde andan los precios.  Si te valoran los mismos trabajos y uno es mucho más barato que los otros entonces sospecha.  En  mi experiencia como perito, te puedo decir que en el 90% de las ocasiones que he ido a peritar algún trabajo mal ejecutado, el cliente había elegido el presupuesto más barato.

Tampoco estoy diciendo que no cojas nunca el más barato, sino que vayas con ojo y compruebes que la empresa ha valorado lo mismo que las demás y que además es una empresa solvente, con profesionales experimentados, ya que hay empresas que juegan a pasar un precio inicial muy bajo para llevarse la obra y luego van apareciendo extras durante la obra que acaban por incrementar el precio.

En caso de que alguna de las empresas propongan trabajos adicionales en su presupuesto inicial, haz una segunda ronda de presupuestos con las mismas empresas para que valoren también las propuestas nuevas, ya que si estas propuestas aparecen en mitad de la obra te las cobrarán a mayor precio que si hubieran estado presupuestadas desde un principio.

5. Comprueba la profesionalidad de las empresas contactadas

Las empresas que saben hacerlo todo y que todo lo hacen superbien son sospechosas.  No te dejes llevar por lo bien que se venda una empresa y comprueba su profesionalidad.  Hay muchos indicios que te ayudan a ver la profesionalidad de una empresa.

Por ejemplo,una empresa que valora unos trabajos sin ni siquiera tomar unas medidas o estudiar la obra in situ no merece mucha confianza ni parece muy profesional, ya que está realizando una valoración “a ojo”, lo cual no parece muy fiable, ¿no te parece?

También los contratos que te ofrezcan, las formas de pago anticipadas o la propia imagen que dan sus trabajadores, vehículos, oficinas o instalaciones pueden servirte para hacerte una valoración de la profesionalidad.  Si una empresa no pone cuidado en sus cosas, dificilmente lo va a hacer con las tuyas.

Pide referencias con teléfonos de clientes a los que les hayan realizado trabajos y si puedes consulta a antiguos clientes su grado de satisfacción con la empresa.  Ver si tienen técnicos en la empresa.  Ver si tienen en cuenta la seguridad de los trabajadores, es un claro indicador de la profesionalidad, aunque seguramente las empresas con mayor profesionalidad resultarán un pelín más caras… pero seguro que a la larga te saldrá rentable, creeme.

Hasta aquí los primeros 5 consejos para contratar obras en tu casa, espero que si estás pensando en hacerte una obra, una reforma, una casa o cualquier tipo de trabajo de construcción te haya servido este artículo, que completaré en el siguiente post de mi blog.  Estaré encantado de que me cuentes tus impresiones y tus sugerencias.  Si quieres

Además, invito a los compañeros técnicos o a todo aquel que lo considere a que hagais vuestras aportaciones o comenteis vuestras experiencias, de manera que entre todos podamos complementar mis recomendaciones.

Por supuesto que si quieres hacerme cualquier tipo de consulta, no dudes en ponerte en contacto conmigo, estaré encantado de poder ayudarte.

Puedes ver la siguiente parte del artículo pinchando aquí.

 

Alario Arquitectura técnica en Valencia. Arquitecto Técnico en Valencia

,

5 Respuestas a 10 Puntos a tener en cuenta para contratar la reforma de tu casa I

  1. Andana 18 Febrero, 2017 en 8:36 #

    Estoy asombrada con algunas de las cosas que se comentan aquí. me parece increíble que un profesional sea capaz de tratar así a un cliente. Como bien dices, hay que informarse bien, ya que por ejemplo enel caso de una reforma integral se va a invertir mucho dinero.

  2. Pedro 8 Septiembre, 2015 en 12:47 #

    Hola, quería saber tu opinión acerca de una situación que estoy viviendo y que me está afectando a la salud. He iniciado la reforma de un piso. Después de pedir varios presupuestos me decidí por un albañil “de los de toda la vida” porque había visto algún trabajo que había hecho a conocidos. Hace ya casi tres meses se inició la reforma del baño, en todo este tiempo he sufrido la impotencia de ver como no me servían el material solicitado a una empresa pequeña que tiene que pedirlo a su vez a fábrica, la demora en recibirlo era de más de una semana. Eso por un lado, por otro descubrí que esta empresa lo que en realidad hacía era retener el material con la intención de presionarme para que le comprara más material e incluso les diera el trabajo de la reforma. Mientras, el albañil aparecía y desparecía cuando le daba la gana para hacer otras reformas y lo más irónico utilizaba mi piso para guardar el material y desplazarse a otros sitios. Confié en él y puesto que es un piso vacío le dejé una llave para que entrara y saliera dentro de lo que yo pensaba sería un horario laboral normal, hasta que descubrí lo que hacía en realidad. Después de muchos disgustos he conseguido que casi termine el baño, digo casi porque desde hace más de una semana no ha vuelto a aparecer por el piso y me ha dejado todo empantanado. Dice que está arreglando un tejado y que tiene prioridad por las fechas en las que estamos antes de que lleguen las lluvias, pero tuve yo que llamarlo para enterarme. No he vuelto a saber nada de él, sé que a los conocidos por los que lo contraté les dice que no tiene material para trabajar, algo completamente falso puesto que lo que le queda es rematar ciertas cosas y quitar el rodapiés. Se escuda en lo que pasó al principio pero que ya no tiene sentido. Aparte de haber sido un poco chapuzas, comentar también que me ha estropeado (entre otras cosas) la puerta del baño que ahora no encaja como debiera y le tiene que meter una madera en el marco, todo por no picar debidamente los azulejos antiguos y poner los nuevos sobre el cemento antiguo, esa es la explicación que me ha dado alegando que así se fijaban mejor los azulejos nuevos y que es normal, en estos casos, lo que ha pasado con la puerta. Hay más cosas que ha dejado a medias. A su favor que todavía no ha visto ni un solo euro. Estoy pensando llamar a otra persona para que haga lo que ha dejado inacabado, llamar antes al otro y decírselo y, lógicamente, de la factura que me haga descontar los gastos que se ocasionen con el albañil nuevo. La obra está parada y no se puede seguir adelante sin el tema del rodapiés, por ejemplo. No sé qué hacer porque, aunque el albañil me parece un poco sinvergüenza, tampoco es que sea mala gente pero todo tiene un límite. Gracias y un saludo. Pedro.

  3. luis molinero 17 Julio, 2012 en 17:15 #

    Al hilo de lo comentado hasta ahora sobre la necesidad de conocer al personal que vaya a realizar las obras, os comento que ello sería algo ideal de ser posible, pero evidentemente, habríamos de plantearnos los límites de ese “conocer”. Para ello deberíamos primero definir los valores objetivos que deberíamos evaluar. ¿Estamos en disposición de obtener esa información, salvo por referencias de terceros? ¿Qué terceros? En definitiva, creo que , aunque sería interesante, es bastante improbable llegar a ese conocimiento personal, sobre todo de gente de una empresa de la que probablemente no conozcamos más que al representante y de oídas. No se tata solo de que sea “buena gente”, que hay mucha, sin de que sea “·profesional”. En caso de no ser posible pero aún así resultar interesante la oferta de dicha empresa (no solo por precio) cabe otra medida de garantía, como sugiere Enrique Alario: invertir un poco en el asesoramiento de un técnico cualificado que se ocupe de tratar con la constructora y vele por nuestros intereses. De él sí será más fácil conocer sobre su persona, forma de actuar y profesionalidad y, si es bien elegido, sus honorarios serán no más que una parte del ahorro (económico y de salud mental) que nos proporcionará.
    Saludos.

  4. SXentinel 23 Junio, 2011 en 16:40 #

    Tal vez sea pronto para añadir mas recomendaciones… pero me parece que esta es aun mas interesante. Conocer al personal que va a realizar la obra, porque si bien es cierto que es importante conocer y saber como funciona la empresa que se va a hacer cargo es aun mas importante saber quien va a llevar la reforma. Una empresa puede tener renombre internacional, pero si a la hora de ofertar y por hacerla mas rentable van a usar al personal menos cualificado que tengan… de nada sirve todas las comprobaciones previas. asique mucho cuidado de conocer quien va a entar en tu “casa”

    • Enrique Alario Catalá 23 Junio, 2011 en 23:47 #

      Totalmente de acuerdo, además de comprobar que la empresa es seria y profesional en general, hay que asegurarse de que las personas que se van a encargar de tu obra en particular seán tan profesionales como la empresa que los aporta.
      Gracias por el comentario.

Deja un comentario

Utilizamos cookies propias y ajenas para facilitar el uso y elaborar estadisticas. Si continúas navegando, consideramos que acepta su uso más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar