Vierteaguas de Ventana

Con la Cámara a Cuestas… Vierteaguas de ventanas

Ya tenía ganas de volver a escribir un artículo en la sección de “Con la Cámara a Cuestas…” ya que desde que escribí el de “Encuentro con impermeabilización” allá por diciembre del pasado año no había sobre esta sección.

La verdad es que últimamente, entre el encargo de Reforma de Vivienda en Valencia y encargos y temas que por suerte y por desgracia me han ido surgiendo no he podido escribir con la periodicidad que me gustaría, a ver si me centro y puedo volver a coger el ritmo y escribir con un poco más de frecuencia.

Éste tema que te traigo hoy lo tengo en la lista desde hace algún tiempo, pero como os decía no había podido ponerme a escribir sobre él, por lo que me ha dado tiempo para ir recopilando más imágenes de situaciones que no son del todo deseables para la colocación de vierteaguas.

En primer lugar cabe comentar que el vierteaguas es un elemento que se coloca en la parte inferior de los huecos de fachada, en la parte del alfeizar, de manera que protege la parte superior de la hoja de fachada que queda cortada por el hueco, impidiendo que entre agua desde esa zona hacia el interior de la cámara y por lo tanto pueda llegar a acceder al interior de la vivienda.  Bueno, eso es la teoría, pues como vamos a ver, en algunos casos la colocación del vierteaguas es tan deficiente que incluso creo que puede favorecer esta entrada de agua que comento.

Las fotos que voy a compartir y comentar evidencian la falta de profesionalidad que hemos sufrido en el sector de la construcción en la época de bonanza inmobiliaria, además de la permisividad y falta de control sobre la calidad de lo edificado, permitiendo que se dieran situaciones como las que vamos a ver y, lo que es peor, que algunos incluso llegaran a autoconvencerse de que era lo normal y que la ejecución de manera correcta era un capricho del técnico. En fin…

Las situaciones que me he ido encontrando son muy diversas, vamos a verlas.

Remate con las jambas del hueco

Para evitar que el agua que escurre por las jambas de los huecos, es decir, la cara interior de los laterales del hueco, se termine colando hacia la cámara de la fachada es necesario que el vierteaguas quede metido unos centímetros en el lateral, de manera que ese agua que escurre, en vez de tener la posibilidad de colarse en la junta entre el vierteaguas y la jamba, se choca literalmente con la pieza de vierteaguas evitando el acceso a la parte inferior.

Vierteaguas metido en jamba del hueco

Vierteaguas metido en la jamba del hueco

Esta sería la colocación deseable ya que garantiza que no entre agua en ese punto, pero para eso es necesario que el vierteaguas tenga mayor longitud que la de la anchura del hueco, por lo que al recibirlo en obra algunos energúmenos de la construcción parecen pensar que el “tontolhaba” del aparejador ha medido mal el hueco y han traído las piezas demasiado largas, así que en un alarde de incapacidad profesional tiene la brillante idea de solucionarlo cortando la pieza… ¡¡¡Que cracks!!!

Vierteaguas cortado

Vierteaguas cortado

 

vierteaguas cortado

Vierteaguas cortado

Solo le encuentro dos razones para que el que lo hizo no pensara en la que estaba liando.  O bien no tenía ni puñetera idea, lo cual es malo, o bien lo hizo para no retrasar el ritmo, ya que tenía contratado el trabajo por medio de destajo y cualquier retraso implica pérdida de dinero.  Ambos casos son posibles, pero creo que el segundo caso se ha dado con demasiada frecuencia en la construcción ¡¡Malditos destajos!!!

En algún otro punto del mismo edificio se hizo lo mismo, pero el operario intentó disimularlo ajustándolo a la jamba y rejuntando el encuentro para que no se notara.  Quizá le ordenó el técnico hacerlo bien pero no estaba dispuesto a cumplir con las órdenes, total, si pasa algo a mi no me van a buscar (pensaría él).

Vierteaguas cortado

Vierteaguas cortado pero disimulado

Otro caso que se puede encontrar de remate deficiente contra la jamba es precisamente el contrario, que el vierteaguas sea corto y por lo tanto no se meta dentro de la fábrica para evitar el paso del agua.  En este caso el fallo es en primer lugar del que pide el material, pues debe tener en cuenta unos centímetros de más para embutir el vierteaguas, pero también el que coloca la pieza debe ser conocedor de la correcta colocación (se le supone conocimiento de lo que hace) y avisar del fallo antes de colocar.  Por desgracia no estamos acostumbrados a remar todos a una en esto de la construcción, si hay un fallo que se fastidie otro (no sea que tenga que parar el tajo hasta que me traigan las piezas correctas)

vierteaguas corto

Vierteaguas corto

Evidentemente, en ambos casos el agua que pueda escurrir por la jamba del hueco va a ir directamente al interior de la fábrica, donde solamente podrá aparecer por el exterior manchando el ladrillo (se evaporará y seguramente ni se notará) o bien hacia el interior de la vivienda, provocando manchas de humedad de difícil solución, pero muy fáciles de evitar haciendo bien las cosas desde el principio.

Mala unión entre piezas

Otro caso que me he encontrado es el de una mala unión entre las piezas que forman el vierteaguas.  En ocasiones, los huecos pueden ser muy anchos, por lo que la colocación de una sola pieza de lado a lado puede ser inviable, así que se hace necesario colocar varias piezas, lo que provoca las correspondientes juntas entre ellas.

Esto no sería mayor problema si se resolviera adecuadamente, es decir, poniendo especial cuidado en el encuentro entre las piezas, sellando la junta o incluso, como proponía algún compañero en el artículo de Remates Contra el Agua, colocando piezas que se machihembren entre ellas para que el agua no se pueda colar hacia abajo.

Unión entre piezas de vierteaguas

Unión entre piezas de vierteaguas

Como siempre ocurre, tan malo es el exceso como el defecto, pues si dejar las piezas cortas conlleva que quede un hueco entre ellas, si las piezas están demasiado ajustadas pueden impedirse el movimiento la una a la otra, lo que provoca que una de ellas acabe levantando por la tensión que recibe al encontrase coartada su deformación.  Este caso es parecido a lo que explica Sergio Pena en el artículo de su blog sobre fijación de piedras en petos, pues la solución que propone podría ser también válida para evitar que las piezas se suelten, siempre que le dejemos libertad de movimientos.

vierteaguas de ventana

Piezas levantadas

Inclinación del vierteaguas

Los que hemos tenido la suerte de trabajar con encargados y oficiales de obra de los de toda la vida, de esos que tenían el gusto de dejar bien las cosas, hemos escuchado en multitud de ocasiones aquello de que “en los vierteaguas no deben aguantarse los maceteros” (¿verdad Jose Ramón?)

¡¡¡Cuanta razón!!! ¿por que decían esto? Bien, pues recordando que una de las funciones del vierteaguas es alejar el agua que recibe lo más lejos posible de la fachada, es deseable que el agua coja velocidad para salir despedida hacia afuera en cuanto llega al borde de la pieza.  Evidentemente, no tiene otra forma de coger velocidad que por la inclinación de la pieza de vierteaguas, lo que hará que el agua no duerma ni le de tiempo a salirse por los laterales.  Es por ello que en el Código Técnico de la Edificación se prescribe una inclinación de 10º como mínimo.

¿Cuál es la consecuencia de no inclinar la pieza? Si el agua no coge velocidad, lo que ocurre es que no se aleja lo suficiente del borde de la misma, por lo que puede escurrir por debajo y salvar el goterón (no vayas a pensar que está bien ejecutado), llegando al plano de la fachada y provocando manchas difíciles de eliminar bajo la ventana.  También ocurre que el agua escurre por los laterales y deja esos mismos chorritones alargados colgando de los lados del hueco.

Chorritones bajo las ventanas

Chorritones bajo las ventanas

vierteaguas de ventanas

Chorritones en lateral de ventanas

Si el vierteaguas tiene una inclinación adecuada, el agua coge velocidad hacia el exterior y no le da tiempo a salirse por los lados.  Además, gracias a la velocidad que toma, sale despedida con fuerza y por lo tanto no tiene posibilidad de volver hacia atrás y alcanzar el plano de la fachada bajo la ventana, aunque el goterón esté mal colocado o el vierteaguas sea corto.

He conocido proyectistas que no les gusta en absoluto colocar los vierteaguas con la inclinación prescrita por el Código Tecnico, ya que según ellos rompe cierta estética.  Deberían pensar estos técnicos si prefieren romper la estética por la colocaicón de la pieza o por las manchas que se provocan a corto plazo por no inclinar ¿no crees?

Otro inconveniente de la colocación inclinada de las piezas es que hay que tener cierta previsión durante la ejecución de las hojas de fachada, pues la parte inferior del hueco debe quedar a menor altura en la hoja exterior que en la interior para permitir la inclinación.  También dificulta la ejecución en caso de fachadas cara vista, pues obliga a cortar piezas y por lo tanto a retrasar el destajo (otras vez los destajos)

vierteaguas de ventanas

Piezas cortadas para permitir inclinación

He encontrado casos en los que, para evitar tener que cortar las piezas de caravista han preferido dejar más abajo el hueco exterior y rellenar hasta alcanzar la parte inferior del vierteaguas.  A mi no me gusta esta solución ¿y a ti?

relleno bajo vierteaguas de ventana

Relleno bajo vierteaguas

En realidad, en el caso de esta última imagen que he puesto no sé para que narices lo han hecho, pues ni tiene inclinación, ni han empotrado en las jambas ni nada de nada… ¡¡¡Un desastre de vierteaguas!!!

Conclusión

En definitiva, tenemos con los vierteaguas otro caso más de elementos constructivos que no cuesta nada hacerlos bien y permitir que cumplan su función, pero que en caso de ejecutarlos mal puede traer problemas en el hueco de la ventana.  Lo único que es necesario para hacerlo bien no es más dinero, sino conocimientos, actitud y ganas de hacer bien el trabajo.

Espero que en el futuro se preste más atención a estos pequeños detalles en los edificios.

¿Conoces otros casos de mala ejecución de vierteaguas de ventanas? Si es así no dudes en compartirlos a través de los comentarios, así como tu opinión sobre los casos que he comentado.

 

LibrosDeConstruccion.com

Entra y encuentra, comenta, recomienda

Enrique Alario · Arquitecto Técnico Valencia · Máster en Tecnología de la Edificación · Perito Judicial

17 Respuestas a Con la Cámara a Cuestas… Vierteaguas de ventanas

  1. Martín 11 septiembre, 2015 en 18:57 #

    Estoy seguro de que te encantará esto:
    vierteaguas prefabricados, top quality:
    http://www.prefabricadoslinares.com/vierteaguas/

    • Enrique Alario Catalá 15 septiembre, 2015 en 17:17 #

      Son perfectos para atraer el agua hacia la fachada ;P

  2. antonio Borau 9 septiembre, 2015 en 17:31 #

    Hola,
    Hicimos una vivienda nueva con gran terraza en el tejado. Tuvimos mucho cuidado con la colocación de los vierteaguas de hormigón polímero. 5 años después, y alguien lo tenia que haber detectado, estan deshechos, ennegredecidos i sin posible solución. Un verdadero fraude de una empresa vasca, que se vanaglorian de architectural solutions….Vaya desastre de material. Así que por favor, además de la ilustrativa lección, también sería interesante avisar de lo que pasa con estos nuevos inventos….
    Saludos

  3. José Luis Robledo 31 marzo, 2015 en 18:43 #

    Hola. Mi caso, respecto a los vierteaguas tiene narices: no tienen inclinación alguna, están mal sellados… Cuando llueve el agua se filtra por la pared, entrando en la cámara del tabique… me sale humedad por el interior… incluso hay manchas humedad en el piso de abajo pues poco a poco va descendiendo. Los sellé, pero nada de nada, al no tener inclinación el agua se estanca y tarde o temprano acaba filtrándose por algún poro. Bajo las persianas para que el agua se frene, pero tampoco. ¿Solución? Esta semana voy a comprar unos nuevos y que me los coloque un albañil profesional. Todos nos podemos equivocar, pero creo que al constructor no le di ningún billete roto: se limitó a coger la pasta y si te he visto no me acuerdo. Y respecto a la compañía aseguradora, un cuento: que si un burofax, que si la garantía decenal no lo cubre, que si un perito… ¡¡Timadores!! Aconsejo a que quien compre una vivienda, ande con lupa, pues algo tan aparentemente insignificante como un vierteaguas te la acaba liando: ahora a picar, a enlucir y a pintar una casa de nueva construcción. Saludos.

  4. jose luis 21 septiembre, 2014 en 14:45 #

    Repescando el tema de los vierteaguas, planteo una duda en este caso sobre el recibido:

    Tengo pensado colocar vierteaguas de hormigón polímero en mi futura vivienda, pero me surge la duda de su correcta colocación, ya que la fachada es de dos hojas, con ladrillo cara vista y tabicón del 7 en el interior.

    El problema que le veo es que al colocar el vierteaguas de unos 2 cm de espesor apoyado en ambas hojas, atestado contra el precerco de la ventana, cualquier movimiento diferencial entre ambas hojas no se si podría llegar a partirlo.

    Una solución podría ser colocar un ladrillo bajo el vierteaguas apoyado en ambas hojas y recibir sobre este el vierteaguas, pero el problema que le veo es el puente térmico que se produce.

    Por ello os consulto a ver que soluciones soléis adoptar y, a ser posible, sin crear un puente térmico.

    Gracias.

  5. José Morellá 5 julio, 2013 en 7:01 #

    Hola Enrique, en primer lugar Enhorabuena por tu blog y por el artículo. Un par de cositas al respecto de este artículo:

    – Importante que cuando se tenga en cuenta la inclinación de los alfeizares cuando se piden las carpinterías, puesto que si llevan bastidor lateral, como en todas los monoblock con persiana incorporada, la jamba por la zona inferior debe cortarse con dicha inclinación. De no hacerse así, habrá que añadir piezas supletorias para cubrir este hueco a posteriori lo cual no dejan de ser chapuzas, pero si además el técnico no está muy encima en la ejecución, es muy posible que el albañil de turno coloque el alfeizar de acuerdo a la inclinación de dicho bastidor.

    – En cuanto a la instalación de vierteaguas en dos o más piezas me parece recordar que el Código Técnico obligaba, además de al sellado de la junta, a una impermeabilización bajo el vierteaguas. A mi particularmente me parece matar moscas a cañonazos y curiosamente antes de hacer este comentario, he intentado consultar este punto en el CTE para comprobarlo, pero curiosamente no lo he encontrado. ¿Sabe alguien si han eliminado este punto o es que lo soñé?

    Un abrazo y te deseo suerte en tus nuevos proyectos.

  6. Juan 29 mayo, 2013 en 12:45 #

    Genial!!! enhorabuena por el artículo.
    Yo apuntaría también a la cara inferior, a la que tenemos que agacharnos para descubrir falta de mortero, juntas, goterones colmatados por la pasta, errores de colocación (no vayan a ser cortos de ancho y se “coma” la fábrica el goterón)
    Como insinuabas en alguna foto, hay que revisar todo por todos los lados

    • Enrique Alario Catalá 7 julio, 2013 en 20:27 #

      Cierto Juan, hay que darle la vuelta a todo para evitar que se nos cuelen sorpresas como las que comentas, aunque es una pena que se tenga que llegar a ese nivel de inspección cuando lo deseable sería poder confiar ciegamente en la profesionalidad de los colocadores, pues esos fallos que comentas no son fallos técnicos, sino que son fruto de la dejadez.

      Gracias por participar y mis disculpas por no haber respondido antes.

  7. Alfonso 28 mayo, 2013 en 23:11 #

    Buen articulo y buena coleccion de fotografias de lo que no se debe hacer con los vierteaguas.

    Buen trabajo. Un saludo.

    • Enrique Alario Catalá 7 julio, 2013 en 20:26 #

      Muchas gracias Alfonso. Aprovecho para felicitarte también por tu blog y recomendar a todos que lo visiten, me parece muy bueno.

      Disculpa por haber tardado más de la cuenta en responder, me ha sido imposible hacerlo antes.

      Un abrazo.

  8. José Manuel 27 mayo, 2013 en 14:32 #

    Hola Enrique. Si me lo permites, hoy tengo el corazón partido, estoy de acuerdo con la propuesta, pero veo complicada la puesta en obra de tu propuesta .
    Hay algo que me pregunto, en el caso de ventanas de ladrillo visto, para colocar el vierteaguas imagino que se hace una muesca en ambas jambas, y desde fuera se mete el vierteaguas. Si es así, veo complicado el hacer la muesca para que quede bien rematada, y por otro lado como se asienta correctamente el vierteaguas sobre el material de agarre. Supongo que hay un truco que desconozco de ahí mi corazón partío.
    Por mi zona, se suele colocar la piedra enrrasada con el ladrillo visto, y rejuntando las juntas de unión con una borada elástica. Se suele hacer también un antepecho rústico entre la cámara y la pared de fachada para tener mayor superficie de apoyo de los vierteaguas sobre la pared.
    En el caso de fachadas para revestir, colocamos el vierteaguas enrrasado con las jambas y el revestimiento , monocapa ,aplacado…..monta sobre el vierteaguas previamente colocado consiguiendo así algo semejante a tu solución.

    Si puedes explicame la puesta en obra de tu solución para ladrillo visto por que no la veo.

    Gracias

    • Enrique Alario Catalá 7 julio, 2013 en 20:19 #

      Gracias Jose Manuel por participar y disculpa por haber tardado tanto en responder, he ido bastante liado últimamente. Por supuesto que te lo permito, faltaría más.

      En cuanto a lo que me comentas de la colocación del vierteaguas en fachadas de caravista, efectivamente hay que hacerle una muesca a la pieza del caravista, tal como puedes ver en la foto 10 del artículo. Evidentemente hay que hacer esa muesca con mimo, pero no es más complicado que un corte a “pistola” de toda la vida.

      Lo que comentas de atestar el vierteaguas contra la jamba y luego sellarlo a mi no me acaba de gustar, pues el agua siempre acabará encontrando camino a tras el sellado, o a través de los poros, o por la junta… o bien con el tiempo se acabará degradando el sellado y perderá efectividad. Lo que si que veo perfecto es la colocación con fachadas para revestir, pues al montar el revestimiento sobre el vierteaguas ya estás favoreciendo que el agua no se cuele por la junta entre ambas piezas.

      Gracias de nuevo y reitero mis disculpas, no me gusta dejar tanto tiempo comentarios sin respuesta, pero no ha podido ser.

      Un abrazo compañero.

  9. Carol 27 mayo, 2013 en 11:25 #

    Excelente artículo Enrique, ojalá siempre tengas el tiempo suficiente para escribir.

    • Enrique Alario Catalá 27 mayo, 2013 en 11:57 #

      Eso espero Carol, pero tengo la costumbre de meterme en mil historias, así que a veces voy desbordado y algo hay que sacrificar. Gracias por la felicitación, un abrazo

  10. Vicente J. Valero (@vicentevaleroAT) 27 mayo, 2013 en 10:52 #

    Contundente comienzo de artículo Enrique, no tenía ni idea de cómo se escribía “tontolhaba” je je
    Muy instructivo, felicidades.

    • Enrique Alario Catalá 27 mayo, 2013 en 11:55 #

      Jajaja… yo tampoco tenía ni idea, me lo he inventado… 😮
      Gracias Vicente, un abrazo

Deja un comentario

Utilizamos cookies propias y ajenas para facilitar el uso y elaborar estadisticas. Si continúas navegando, consideramos que acepta su uso más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar