Arquitecto Técnico Paterna, Impermeabilización

Con la Cámara a Cuestas. Chorritones en el Jardín (detalles)

En el anterior post mostraba un problema que me encontré en un edificio con zona común ajardinada, así que saqué mi cámara y le hice unas fotos para poder compartirlas con todos vosotros.

Muchos de vosotros me habeis estado preguntando cual sería una solución adecuada para resolver el encuentro, así que creo que lo mejor es hacer un par de detalles constructivos con las opciones que considero pueden funcionar.

Como recordareis, el problema que encontré se trataba de unas filtraciones que se producían por la rotura o mala colocación de la lámina impermeabilizante en una zona ajardinada, lo que provocaba que el agua de riego se filtrara a través de la junta de apoyo del ladrillo con el muro y apareciera en el otro lado en forma de feísima mancha horizontal, como podeis ver en la imagen.

Arquitecto Técnico Paterna, humedades
Chorritones en muro

Quiero que quede claro que he obviado los requerimientos debidos a que en realidad nos encontramos en una cubierta vegetal, por lo que necesitaríamos tener láminas de drenaje, antirraices y otros materiales para proteger el sistema de impermeabilización, pero que no los he reflejado en los dibujos por no ser el tema del que estamos hablando… ya lo comentaremos en alguna otra ocasión.

Me vais a permitir que los dibujos sean a mano alzada, pues podría haber encontrado librerias con detalles de marcas comerciales en CAD, pero me ha parecido más personal colgar un dibujo propio.  He intentado utilizar varios colores para cada material para que quede totalmente claro el detalle, ya que no soy ningún virtuoso del dibujo… hago lo que puedo!!!

Seguramente el encuentro se podrá solucionar de otras muchas maneras, pero éstas dos que os voy a proponer son las que se me han ocurrido a mi, así que si se os ocurre alguna otra solución o conoceis de algún sistema constructivo específico para este encuentro no lo dudeis…!!! Hacédmelo llegar y lo compartiremos con todos los que siguen el blog, seguro que el resto de compañeros os lo agradecerá.

Las dos soluciones son en realidad la misma, aunque con un pequeño cambio en la forma de proteger la lámina que sube por el paramento para proteger el frente.  La primera de las opciones es la siguiente.

Arquitecto Técnico Paterna, Impermeabilización

Detalle encuentro impermeabilización

Voy a intentar describiros la solución que propongo.  En primer lugar es importante colocar una “escocia” o media caña para “matar” la esquina, de manera que la lámina no forme un ángulo recto ya que, además de convertirse en un punto débil  por donde puede romper por tener un radio de doblado muy pequeño, es prácticamnte imposible que quede la totalidad de la lámina en contacto con el soporte, quedando parte en el aire, separada del soporte,  aumentando el riesgo de que se rompa en ese punto.

Según tengo entendido, las láminas de betún modificado (LBM) no precisan la colocación de la escocia por las características del material, pero no lo voy a decir muy alto ya que no lo tengo del todo claro.  Yo en cualquier caso creo que no cuesta nada hacerla y sus ventajas son evidentes.  Si alguno de vosotros puede dar datos concretos sobre si es necesaria o no, le animo a que lo comparta!!!

A continuación habría que colocar una franja, tanto en horizontal como en vertical, de lámina de sacrificio, que es la que soportará los pequeños movimientos que sin duda se van a producir en la esquina (dibujada en azul).  Esta lámina conviene no soldarla en la zona de la escocia, sino en los tramos vertical y horizontal, de manera que permita un mayor movimiento y ganemos en elasticidad y resistencia ante pequeños desplazamientos.

Para poder proteger a las láminas de impermeabilización que suben por el paramento en vertical, yo suelo arrancar el muro con una medida menor de ladrillo que la de la parte superior, de manera que no sea necesairo ejecutar una roza para introducir la lámina, sino que toda ella queda en el espacio entre ambos espesores de ladrillo.  En este, como veis, he supuesto que el murete es de ladríllo cerámico hueco de 11 cm (LCH11) por lo que las hiladas inferiores las he colocado de 9 cm de espesor para tener 2cm de margen donde poder meter la lámina dentro de la fábrica.

Sobre la lámina de sacrificio colocada en la esquina se soldaría la lámina principal (verde) en su zona horizontal, es decir, la lámina que impermeabiliza la superficie del forjado.  Es habitual doblar ésta lámina en vertical y obviar la lámina de refuerzo, pero no es un práctica aconsejable, ya que se pierde protección y cualquier fallo repercute directamente en la fiabilidad de la solución.

A continuación se colocaría la lámina de refuerzo (grafiada de rojo) que quedaría soldada el la parte vertical de la fabrica y doblaría en horizontal hasta cubrir la lámina principal, de manera que quedara protegida la junta entre la principal y la de sacrificio, ademas de permitir que toda el agua que escurra por la de refuerzo, vierta directamente sobre la principal, alejándola de la junta y de la esquina.

Al igual que la lámina de sacrificio, la lámina de refuerzo no es conveniente soldarla en su totalidad, sino que es preferible soldar la parte vertical y la parte horizontal pero dejando la zona de la esquina sin soldar, de manera que no se pierda la flexibilidad en esa zona, que es precisamente donde se pueden producir movimientos entre forjado y fábrica vertical.  Al no estar soldado ese punto se permite mayor grado de movimiento para que resista los desplazamientos que se puedan producir entre ambos elementos constructivos.

Todo el sistema quedará protegido rellenando el espacio hasta el plano exterior con mortero de cemento, enrasándolo con la cara exterior del ladrillo de 11cm, dejando un plano uniforme que permita el revestimiento de acabado.  En algunos casos, dependiendo del revestimiento puede ser interesante rezorzar el mismo con una malla de polietileno en la zona de la junta horizontal que se produce entre el ladrillo y el mortero.

Como se puede ver, una vez ejecutado el revestimiento, toda el agua que pueda escurrir sobre el mismo irá directamente a la lámina principal de impermeabilización, sin posibilidad alguna de alcanzar la esquina, que es el punto debil.

Desde luego, que el sistema debe ser protegido contra el punzonamiento con geotextil, contra raices y contra otras circunstancias que lo pueden degradar, pero como he comentado antes eso es tema para otro artículo.

La segunda de las soluciones es una variante de ésta primera.

 

Arquitecto Técnico Paterna, Humedades

Detalle Encuentro Impermeabilización

Como vereis, la disposición de las láminas es la misma, solo que no se ha colocado un espesor de ladrillo menor el la parte inferior de la fábrica, por lo que hay que encontrar una solución para proteger la parte superior de la impermeabilización, susceptible de despegarse y permitir el acceso de agua.

En mucha bibliografía recomiendan meter la lámina en una roza horizontal, de manera que no se pueda despegar del plano del muro, pero a mi no acaba de gustarme dicha solución ya que por mi experiencia, al ejecutar la roza es casi inevitable que se queden muchísimas aristas y picos cerámicos del ladrillo, lo que puede pinchar la lámina y romperla.  Bien es cierto que se debe regularizar la roza con mortero antes de introducir la lámina, pero en la mayoría de ocasiones no te puedes fiar de que se haga correctamente, así que mi solución alternativa cuando el espesor del muro es uniforme es la que expongo en el detalle.

Se ejecuta una roza, pero para albergar una pequeña albardilla que proteja la zona superior de la lámina y se separe del plano vertical, de manera que el agua no pueda acceder a la zona de la soldadura por ningún medio, ni siquiera en caso de que llegara a despegarse.

Debe colocarse la albardilla antes que el revestimiento, de manera que el mismo acompañe al ángulo que se forma para facilitar la separación del agua que escurre del paramento vertical.

En este caso, como la lámina de refuerzo no queda protegida por el mortero de relleno, es necesario que sea una lámina autoprotegida, de manera que resista la exposición ambiental y las eventuales agresiones físicas que pueda sufrir, aunque evidentemente sigue siendo necesario alejar la zona de cesped para evitar que se le acerque la máquina cortacesped.

Estas son mis propuestas para solucionar el encuentro, pero seguro que cada uno de vosotros puede tener sus propias soluciones, todas válidas, por lo que os animo a que las comenteis con todos nosotros.  Os animo también a comentar directamente mis propuestas, tanto si estais de acuerdo como en desacuerdo con la solución, pues de esa manera podremos aprender todos a solucionar un punto que, normalmente no se ejecuta correctamente.

Espero que con estos detalles haya podido aclarar todas las dudas que me han ido llegando sobre la resolución del encuentro, por lo que os agradezco a todos vuestras consultas, especialmente a @ricardohoyos1, que fué el que me incitó directamente a aportar la solución en el blog.

 

Enrique Alario Catalá · Arquitecto Técnico Paterna · Perito Judicial

, , , , , , , , ,

20 Respuestas a Con la Cámara a Cuestas. Chorritones en el Jardín (detalles)

  1. Rosa M. Pellerey 16 octubre, 2017 en 1:25 #

    Muchas gracias por el artículo. Es muy importante para los que no somos técnicos, estar informados. Eso nos permite controlar los trabajos que contratamos. Desgraciadamente, en más de una oportunidad, el equipo contratado ha hecho cualquier cosa menos “lo contratado” y el resultado, por supuesto, ha sido un desastre. Muchas gracias y esperamos nuevos aportes.

  2. Anónimo 6 septiembre, 2013 en 7:32 #

    Buenos días

    Acabo de descubrir este blog y me estoy quedando impresionado. Muy interesante. OS FELICITO

    • Enrique Alario Catalá 6 septiembre, 2013 en 9:07 #

      Muchas gracias compañero, me alegra mucho que te guste tanto. Te invito a participar con tus opiniones y comentarios para enriquecer más el contenido.

      Un saludo

    • Enrique Alario Catalá 7 septiembre, 2013 en 12:01 #

      Muchas gracias compañero, me alegro que te esté gustando tanto y te agradezco muchísimo las felicitaciones. Te animo a participar en los comentarios aportando tu opinión y también te animo a suscribirte para poder recibir actualizaciones en tu buzón de mail.

      Un abrazo

  3. Moises Bentata 8 mayo, 2012 en 7:09 #

    Hola.

    Prefiero la primera opción,pero me queda una duda,de quematerial sería la escocia? Corcho? Madera? prefabricado de hormigon?

    Gracias

    • Enrique Alario Catalá 9 mayo, 2012 en 0:24 #

      Hola Moises, existen escocias prefabricadas de varios materiales que se pueden pegar o simplemente dejar caer en la esquina para evitar que la lámina se doble a 90 grados, sin embargo lo más habitual es hacerlas con mortero. Para darle la forma se puede utilizar un tubo con el radio que queremos (lo he visto hacer con una botella y también sirve) de manera que quede la curva lo más uniforme posible.
      Espero haber aclarado tu duda. Muchas gracias por tu participación.

  4. luis 6 mayo, 2012 en 10:57 #

    Para mi entender la mejor solucion es el primer esquema, porque en el segundo la instalacion de esa alita (regata )en la practica no debe de ser facil de instalar………y no se que resultado dara con el paso de los años, para esos casos yo he observado que se suele hacer un escalon perimetral de unos 6 u 8 cm de expesor x 8 ó 10 de tabica, que suele dar mejor consistencia a la esquina( escocia) y la preserva de cualquier inclemencia atmosferica y lo mejor de todo ( si se utilizan los materiales de agarre correctos) es una solucion de por vida.

    • Enrique Alario Catalá 8 mayo, 2012 en 0:21 #

      Gracias Luis por tu comentario. A mi también me gusta mas la primera solución, pero es mas difícil ejecutar como reparación. Esa solución es la ideal para ejecutarla durante la construcción del elemento, pero mas difícil emplearla para reparar.
      La segunda es mas apropiada para reparar, pues es mas fácil ejecutar una refgata, aunque com bien dices hay que tomar ciertas precauciones para que se ejecute adecuadamente. Si se ejecuta bien no tiene por que fallar, a mi me da bastante confianza.
      Gracias de nuevo por tu aportación y por tu propuesta de solución.

  5. Cm Aparejadores 5 julio, 2011 en 14:25 #

    Detalles super claros,,,,,,,,,,,muy perfeccionista Enrique.Saludos estimado amig@s.

    • Enrique Alario Catalá 5 julio, 2011 en 14:49 #

      Muchas gracias, como siempre u placer escuchar estas cosas viniendo de parte de compañeros.

      Un saludo

  6. José Manuel Eiriz. 4 julio, 2011 en 15:54 #

    Buen post.

    Si me permites quisiera hacerte unos comentarios a tus soluciones.
    El primero es sobre los gruesos de paredes que dejas 11 y 9 . Hemos de pensar que dos gruesos de lámina te van casi a ocupar esos dos cm de diferencia, y hay que añadir que se ha de colocar minimo 1 cm de mortero para proteger la lámina y enrrasarla por el exterior.
    Por otro lado , yo normalmente coloco la tela verde que remonte por el paramento vertical sin soldar ni al suelo ni al paramento vertical . Y despues coloco la de refuerzo unos cm por encima de la teminación vertical de la principal, y soldada al paramento vertical . Evito una discontinuidad en la tela principal.
    Otro punto para mi preocupante , es el geotextil, personalmente recomendaría que remonte en vertical al menos el grueso de la capa de grava.

    Respecto a la solución de a albardilla , yo soy de los que prefieren que la tela quede introducida en la regata , aunque se tenga que “tratar” la regata. Me aseguro de que la tela de refuerzo quede cogida al paramento fisicamente y no solo adheridad por calor.

    Me encanta volver a comentar soluciones constructivas .
    Felicidades por el blog , y por favor sigue poniendo post como este.

    • Enrique Alario Catalá 4 julio, 2011 en 17:57 #

      Estimado José Manuel, por supuesto que te permito tus comentarios, es más, los agradezco. Comentas que con las dos láminas pegadas en el espacio entre los dos espesores de ladrillo ocuparíamos prácticamnte los 2 cm que tenemos (entre el 11 y el 9), pero en realidad cada una de las láminas tiene un espesor entre 2’5-3’5 mm (comprobado en catálogos comerciales) por lo que lo máximo que vamos a ocupar van a ser unos 7 mm, quedando por tanto 1’3cm para aplicar el mortero, espesor que considero suficiente.
      En cualquier caso, ten en cuenta que sobre este relleno de mortero vamos a ejecutar otro enfoscado exterior, por lo que creo que la estabilidad de la masa de mortero de relleno queda asegurada.
      No me queda claro en lo que comentas si prescindes de la lámina de sacrificio. Considero muy importante la colocación de dicha lámina, pues la que resistirá los movimientos directos del soporte. Es muy habitual prescidir de ella subiendo la lámina principal por el paramento, pero no creo que sea una solución adecuada. ¿Como sujetas la lámian principal al paramento vertical si no la sueldas?
      En cuanto a la discontinuidad creo que queda bien resuelta por llevar la lámina de refuerzo hasta la zona horizontal, alejada de la junta entre la de sacrificio y la principal. Además, gracias a que contamos con la pendiente propia de la cubierta, dificilmente el agua remontará hacia el paramento y por lo tanto es muy improbable que llegue a introducirse por debajo de la lámina principal.
      Estoy completamente de acuerdo contigo en la colocación del geotextil, debe remontar al menos hasta sobrepasar la zona de la grava, de manera que la misma no pueda punzonar la lámina.
      También estoy de acuerdo en que si está introducida en el paramento es mejor, pero la experiencia me ha demostrado que esa roza raramente es tratada adecuadamente, por lo que decidí en esos casos resolverlo con la albardilla. Bien es cierto que hay que cuidar perfectamente el soldado de la lámina al paramento vertical bajo la albardilla, peor en caso de presentar algún defecto de adherencia, siempre estará la albardilla protegiendo ese punto, aunque se haya soltado ligeramente la tela.
      A mi también me encanta comentar este tipo de soluciones con compañeros tan cualificados como tu demuestras, por lo que te animo a seguir participando en el blog, muchas gracias por las felicitaciones y no, no te preocupes, que pretendo seguir escribiendo artículos de este tipo (acepto sugerencias)
      Gracias de nuevo y un saludo

      • José Manuel Eiriz. 4 julio, 2011 en 18:59 #

        Bien , veo que entramos en materia. Te contesto por partes . Aquí cuando hacemos las “medias cañas”o escocias , revocamos el resto del paramento vertical hasta la pared más ancha, para evitar rebabas del mortero de agarre del material cerámico que pueden perforar la lámina, con lo que ya te comes 1 de los 2 cm, que unido a los 7 mm teóricos , nos quedamos con 3 mm teóricos lo que para mi no es suficiente.
        Por otro lado , prefiero subir la lámina principal para evitar la discontinuidad. En caso de que se inunde la cubierta , tenemos un vaso estanco, con una tela sin discontinuidades. Te acepto la de sacrificio , solo y solo si la principal tambien sube . ¿Como pego esta al paramento ?, no la pego , queda en su sitio por que la de refuerzo la mantiene en su sitio , y esta si que va pegada por la parte más elevada. En caso de movimientos la tela principal no está pegada a nada , ni al pavimento ni al paramento , es una tela que está suelta por completo, solo en las zonas de los desagües que se adhiere a la pieza de EPDM especial para tal efecto.
        De esta manera , los movimientos de forjado o perimetrales de paramentos verticales , no afectan a la tela por que no está adherido a ellos. Esto lo he contrastado con todas las OCT’S con las que he tenido obras y todas argumentaron lo que te planteo.

        En tu propuesta , por fuerza una de las dos telas , o la de refuerzo o la de sacrificio han de unirse a la principal , para mantener la continuidad de la tela. Si no ¿como consigues la contiuidad de la tela ?. Si no están aheridas , en el momento que inundes la cubierta para comprobar la estanqueidad de la cubierta , por fuerza te calará el agua , tienes una discontinuidad.

        En cuanto a la segunda solución que propones , reconozco que no me gusta ni siquiera mi solución por lo mismo que tu dices.
        Quizás a tu solución inicial solo le añadiria el colocar un mimbel cerámico por debajo de la albardilla, la tela estará mucho mejor protegida.

        • Enrique Alario Catalá 4 julio, 2011 en 20:34 #

          Me encanta comentar temas técnicos con compañeros que han sufrido en sus propias carnes los desmanes de las contratas, eso se nota. Además, me parece fantástico que podamos comentar las formas de trabajar de cada uno, ¿no te parece muy enriquecedor? Desde luego yo considero que de tu comentario puedo extraer varias conclusiones.
          Creo que como dices es muy conveniente revocar el paramento vertical en la zona donde se va a pegar la lámina, pero no necesitas comerte un centímetro, ¿no? solo es para regularizar el soporte.
          Aceptamos barco en cuanto a lo de subir la lámina, ni para ti ni para mi, por lo que me aferro a mi querida lámina de sacrificio. De todos modos, pensemos que estamos hablando de un sistema que ya nace discontinuo por mucho que queramos evitarlo, ya que tenemos los solapes laterales entre láminas que por obligación van a ser discontinuidades, peor nunca está de más poner más medios contra los fallos de impermeabilización, así que lámina principal arriba!!!
          Por supuesto, me parece muy buena opción la de no pegar la lámina principal al soporte más que en las zonas de los desagües, a los faldones de EPDM (por cierto, buena puntualización, estoy harto de los faldones de PVC que no sirven con láminas bituminosas). Yo también prefiero colocarla suelta del soporte, aunque sí que la pego en el perímetro, pues no me acaba de gustar confiar en que la lámina de refuerzo soporte a la principal.
          Por cierto, en mi propuesta no lo especifico expresamente, pero es evidente que la lámina principal se pega a la de sacrificio y la de refuerzo a la principal, con juntas solapadas y soldadas. En el caso de subir la principal, no será necesario pegarla a la de sacrificio, pero sí que soldaría la de refuerzo, eso sí, prolongándola hasta la zona horizontal.
          Completamente de acuerdo con el mimbel, sería una solución a prueba de bombas, aunque siempre es preferible tener la lámina protegida, ya sea en el interior del tabique (como digo yo) o en una roza (como dices tu).
          En cualquier caso muchas gracias de nuevo por tu aportación, este es el objetivo principal del blog, que compartamos experiencias y opiniones.
          Un saludo compañero

          • José Manuel Eiriz. 5 julio, 2011 en 10:29 #

            Otro apunte , por estos lares, normalmente colocamos , no una , sinó dos telas asfálticas como lámina principal.

            Ante esto siempre he preguntado a las DF o a la propiedad :¿Has utilizado alguna vez láminas de caucho butilo ?, menor espesor, no se punzonan facilmente, al se como una goma , mejor comportamiento ante dilataciones .

          • Enrique Alario Catalá 5 julio, 2011 en 14:48 #

            Evidnetemente dá mucha más seguridad la utilización de doble lámina, pero creo haber leido en algún sitio (corregidme si me equivoco) que en caso de doble lámina es obligatorio que se suelde totalmente al soporte ¿? En cualquier caso, al menos en mi caso, no está en mi mano prescribir la solución de impermeabilización, ya que es cosa del arquitecto proyectista. En caso de que estuviera en mi mano, desde luego no lo dudaría y pondría doble lámina, o seguramente otro tipo de material como el que comentas (hay muchas alternativas)
            Por cierto, cuando dices caucho butilo te refieres a EPDM??
            Gracias por la participación tan activa. Un saludo

  7. Alfonso 4 julio, 2011 en 13:06 #

    Hola a todos. Comparto totalmente la solución de Enrique y a mi por lo menos, me gusta poner encima del geotextil y debajo de la tierra vegetal una “huevera” de polietileno que cumple tres funciones: la primera permite cierta retención de agua por su parte superior cosa que el jardín agradece si la comunidad no se prodiga en el riego. La segunda es que aporta más seguridad a la tela impermeable frente a las raices y tercero, permite que el agua que discurre por encima de la tela salga rápido hacia los sumideros y no quede retenida. La única precaución a tomar es que la lámina de geotextil tenga un gramaje alto para que la huevera no se “clave” en la lámina impermeable por el peso de la tierra vegetal. Saludos

    • Enrique Alario Catalá 4 julio, 2011 en 17:34 #

      Gracias por la aportación Alfonso, es muy acertada. No he comentado nada al respecto en el artículo por no liarlo, por lo que sí que digo que no entro en solucionar los requisitos que exige el ajardinamiento de la cubierta. Me viene por tanto muy bien tu comentario para recordar a los lectores la necesidad de tener en cuenta éstas medidas que comentas.
      Te animo a seguir participando, ha sido muy interesante tu aportación.
      Gracias de nuevo y un saludo

  8. Emilio J. Pérez 3 julio, 2011 en 20:34 #

    Muy interesante el post de hoy, con unos detalles muy claros.
    Sigue así!!

    • Enrique Alario Catalá 3 julio, 2011 en 21:02 #

      Muchas gracisa, es un placer recibir felicitaciones por parte de compañeros arquitectos. Un saludo

Deja un comentario

Utilizamos cookies propias y ajenas para facilitar el uso y elaborar estadisticas. Si continúas navegando, consideramos que acepta su uso más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar